BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Microcréditos y macromiserias

Como uno tiene más tiempo para cosas, ahora que vamos aflojando nuestros entrenamientos para ese maratón de San Sebastián que nos mira (y amenaza) desde su atalaya del próximo dia 26, me entretenia hoy un momento con la prensa y me he topado con un miembro de la familia real española (joder, luego decís que si tengo fijación) que asistía a una cumbre en Canadá donde se hablaba de microcréditos y de solidaridad.

Ese miembro animaba a unos y otros a apoyar esta loable iniciativa de los últimos 90 y comienzos de siglo. Tan efectiva como, por ejemplo (aquí empezó mi labor de buceo) el programa de pequeñas donaciones que adjudica anualmente a grupos de artesanos aproximadamente 50 donaciones, por un valor de entre US$500 y US$1.500 cada una, para la compra de equipo, materiales y capacitación, que tiene Aid to Artisans. No es una utopía, leo. En el año fiscal 2005, ATA generó beneficios para más de 21.000 artesanos, de los cuales las dos terceras partes eran mujeres. Generaron ventas al por menor en los USA equivalentes a más de US$31.000.000.

Ese miembro lucía, según la inquietante crónica periodística “lució un pañuelo bangladeshi adquirido en un establecimiento de comercio justo “. ¿Cuánto habrá costado la organización de esa conferencia de Halifax?. Con el 1% del presupuesto de desplazamientos sólo de altos mandatarios se podían haber concedido quizá 1000 microcréditos más. Con una ínfima parte del presupuesto asignado a esa familia real se solucionarían otros miles de microcréditos. Familia cuyos miembros participan, trabajan y apoyan grupos empresariales. De hecho, como denuncia Unidad Cívica por la República en la web www.nodo50.org, “A Jaime de Marichalar, esposo de la infanta Elena de Borbón, le acaban de nombrar miembro de la comisión ejecutiva de Portland Valderrivas. E Iñaki Urdangarín, marido de la infanta Cristina, asalariada de la Fundación La Caixa, ha sido fichado por la multinacional Interpublic. El vacío legal permite a los miembros de la familia real española trabajar en empresas privadas o montar negocios con ánimo de lucro. No les afecta el régimen de incompatibilidades”. De flipar.

1 comentario

  1. Dice ser Bulderban

    …lo que se dice una familia “completina”…¿a cuanto le saldran los miles a Marichalar? Seguro que me gana…

    13 Noviembre 2006 | 15:04

Los comentarios están cerrados.