La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Corazón, corazón; corazón pinturero.

Sale a la luz la sentencia sobre las agresiones de Rocío Flores a su madre, Rocío Carrasco

Así lo recoge la Sentencia 44/2013 del Juzgado de Menores número 4 de Madrid que hoy publica en exclusiva Vanitatis.
Por fin, y después de años de especulaciones y falsas verdades, alguien ha conseguido las pruebas que demuestran la veracidad de la historia que muchos en el medio ya conocíamos.
Toda la verdad sobre la polémica relación entre Rocío Carrasco y Rocío Flores ha salido a la luz. Según los “hechos probados” que se recogen en la mencionada sentencia:

“Sobre las 8:00 h del día 27 de julio de 2012, encontrándose la menor en el domicilio familiar junto a su madre, la pareja de esta y su hermano, inició una disputa con aquella en el transcurso de la cual le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas. Como consecuencia de los hechos, Rocío Carrasco sufrió policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el segundo dedo del pie derecho, para cuya curación únicamente precisó de una primera asistencia facultativa y de las que tardó en sanar ocho días, uno de los cuales estuvo impedida para el ejercicio de sus ocupaciones habituales”.

Era un 27 de julio del año 2012 cuando madre e hija se disponían a desayunar en el domicilio familiar antes de que Rocío Flores fuese a un curso de verano después de no haber obtenido muy buenas calificaciones en el curso escolar… La pelea comenzó por una nectarina y la conclusión parece que fue que Rocío Carrasco acabó en el suelo aturdida tras haber sido golpeada en repetidas ocasiones por su hija de 15 años.

Puedes ver parte de la sentencia aquí.

Rocío Flores se escapó de casa y quiso que el chófer le llevase al cuartel de la Guardia Civil para denunciar a su madre. Él no accedió, pero más tarde, el padre de la aparente maltratadora, Antonio David Flores, sí que permitió que su hija fuese a un cuartel de la benemérita para denunciar a Rocío Carrasco. Efectivamente, pese a que fue Flores quien agredió a Carrasco, fue la hija la que denunció a la madre.

Con el tiempo, y después de que los jueces pudiesen probar los hechos, Rocío Carrasco fue absuelta y la malograda fue Rocío Flores.

Tal y como hoy informan los compañeros de Vanitatis, mañana publicarán el Capítulo 2 de esta historia que separó a la hija y la nieta de Rocío Jurado para siempre. Han podido acceder a más de 2.000 folios en los que figuran todos los hechos probados relacionados con este, y otros hechos vinculados a la familia.

15 comentarios

  1. Dice ser eugenia

    Me parece tan asqueroso lo que estais haciendo! Los de Vanity, son peores, sacar esto de una chica que cometio un error grave en su vida. Y que estoy segura que ella está arrepentida. Era una niña. Con tal de tener audiencia y vosotros lectores, sois capaces de sacar toda la mierda del armario, pero nunca la vuestra! Espero que el padre, esta vez se ponga los panalones, y se denuncie estos hechos. No todo puede valer! Espero también se abra un debate sobre los límites a los que debe llegar cierto periodismo de pacotilla. Espero que se tomen medidas serias. Ahora, en Salvame, a La Patiño se le hinchará la vena gritando que ella lo sabia y que todo el mundo lo sabia. El tal Kiko Hernández (el gran misógino) analizará psaicológicamente, el matamoros desde el punto de vista legal (cada un o es especialista en diferentes mierdas) y terminarán destrozando a una niña que cometió un error. Error que no debe pagar toda su vida… bastante ya tiene con haber perdido a su madre, y su madre a ella, por su incapacidad de amar y perdonar.

    20 febrero 2020 | 12:33

  2. Dice ser yomismo

    eugenia , no olvides que esta chica esta haciendo lo mismo que hace su madre, vender su vida sus penas para vivir como una rica sin dar palo al agua.

    20 febrero 2020 | 12:41

  3. Dice ser rebeca

    Me parece bastante ruin(e incluso creo que debería ser ilegal) hacer pública una sentencia que afecta a un menor,aunque ya no lo sea.No veo que sea necesario para dar la noticia,nada objetiva por otra parte,al tratarse de tu amiga.Pero dejando ese detalle al margen.Qué se quiere demostrar?que todo el conflicto que aparentemente existe entre madre e hijos es porque en un momento dado la menor agredió a la madre?Es que no lo entiendo.
    Lo que si se demuestra es que los medios en general,carecen de ética,moralidad y sentido común.Lo único por lo que os movéis es por el “todo vale”.Y no,señores,no todo vale.

    20 febrero 2020 | 13:11

  4. Dice ser Grise

    Los que somos mayores de 40 años,sabiamos que Rocio Carrasco era la victima del odio de su ex David Flores,este señor sembro el odio en sus hijos contra su madre,el nunca favorecio un divorcio amistoso,habria que mirar las entrevistas de este hombre en esa epoca derramando bilis contra su ex.Ahora padre e hija se lucran una vez más a costa de Rocio Carrasco.

    20 febrero 2020 | 13:20

  5. Dice ser Wamba

    A UNA MADRE NO SE LA PEGA
    LUEGO LA HIJA VA DE VICTIMA PARA SACAR DINERO EN TV
    ¿ESTARÁ BIEN ASESORADA?

    20 febrero 2020 | 13:21

  6. Dice ser Teresa

    Dice ser yo mismo, Rocío Carrasco tiene dinero, no necesita vender nada y cuando vendió, hace años luz, era cuando estaba con Antonio David. Y si la hija quiere ir a la tv, me parece fenomenal y supongo que a su madre también, lo que no está bien y no ayuda es sacar nuevamente las miserias por las que acabaron mal y ninguna de ellas quieren recordar, sino olvidar, por ver si se encuentran nuevamente como madre e hija. Esto es alimentar a los buitres.

    20 febrero 2020 | 13:58

  7. Dice ser Solo

    solo falta un detalle, porqué hizo eso, que la llevo a estallar así, desde luego lo de la nectarina es ridiculo, algo más habria y no de ese día

    20 febrero 2020 | 15:02

  8. Dice ser Ana

    Ya es hora que se conozcan los hechos. Hechos que hablan por si solos. Superviviente, la madre. Menuda pieza la hija. Eso no se puede olvidar. Perdonar si, pero lejos.

    21 febrero 2020 | 01:13

  9. Poco la a dado para lo que se merece.

    21 febrero 2020 | 13:10

  10. Ningún adolescente comete un error grave.

    21 febrero 2020 | 13:13

  11. Dice ser sorprendido

    A quien deja en evidencia, ante todo, es al padre, Antonio David. Este señor iba de “bueno” por la vida, hasta de víctima, y ahora descubrimos que manipula y ha manipulado a su hija para hacerle todo el daño del mundo a Rocío Carrasco, su madre. La madre no ha hablado prácticamente nada del marido ni de su hija, mientras que el marido no hace más que meter mierda para hacer lo único que sabe: vivir del cuento. Por cierto, una niña/mujer de 15 años ya tiene la cabeza bastante amueblada y distingue pertectamente entre lo que está bien y lo que está mal, y desde luego pegar a una madre es lo último!

    21 febrero 2020 | 13:53

  12. Rocío Flores tiene las domingas como la abuela.

    21 febrero 2020 | 20:55

  13. Dice ser Roberto

    Yo pienso igual que el comentario de Eugenia que estos temas no deberían de salir publicados en internet eso lo primero, lo segundo pienso que una niña menor de edad con 15 años ante un situación tensa o difícil no supo actuar de la mejor manera, esta actuación no le podemos echar la culpa a la niña porque los padres son los responsables, ambos tuvieron una difícil situación y pienso que hija y madre deberían de darse una oportunidad para darse cuenta que estuvieron equivocadas en su día.

    22 febrero 2020 | 08:51

  14. sorprendido

    Stas aviao esta tiene mas tablas en programas de chismorreo que la pantoja en un escenario.

    23 febrero 2020 | 14:49

  15. Dice ser Lulu

    Y ese también es el motivo por el que no quiere saber nada de su hijo, no creo que un hijo con discapacidad haga nada a una madre tan grave como para no querer saber nada de él,asi que, si no le habla a su hijo tampoco habría que saber que haría que una menor de 15 años haga eso a su madre

    26 febrero 2020 | 02:17

Los comentarios están cerrados.