Todo sobre las estrellas del baloncesto

Archivo de marzo, 2009

Ricky Rubio, hombre anuncio

Ricky ha entusiasmado a una todopoderosa marca deportiva, especialista en fichar talentos y estrellas. En estas imágenes lo vemos mostrando una de sus joyas: avance superando al rival pasándose el balón por la espalda. Un regate como el que le hizo a Jason Kidd en la final olímpica. ¿La NBA está más cerca?

Cuando se trata de magia, la tiene y mucha. Aquí anima a la ACB. Como no, robando un balón.

value=”true”>

Si se trata de encestar por un buen bocado las mete todas ¿Con truco?

En esta presentación de su candidatura para el prestigioso premio NEXT, que ganó en su día Kobe Bryant -él no-, nos revela que es tímido, que le encanta la música y ama el básket.

Aquí con su Mercedes, su coche oficial esta temporada.

Y hasta ha emulado ya a un grande la pantalla como Dustin Hoffman en la mítica película El graduado.

Ricky Rubio, el deseado

Ricky Rubio es una perla muy deseada en la NBA. No es ningún secreto. Pero a medida que se acercan los draft, en Nueva York a finales de junio, y el propio Ricky decide si se presenta o no a la elección, crecen los rumores y los deseos por conseguir al base del DKV. En cada partido que juega hay algún observador venido de América. Contra el Real Madrid en Vistalegre el sábado vinieron de los Lakers y de los Cavaliers.

Según revela en exclusiva tubasket.com anotaron lo siguiente de Ricky: “Asistencias increíbles, gran visión de juego…”. También siguieron al base blanco Sergio Llull y al joven del DKV Pau Ribas.

Sondeos de expertos avalan desde hace meses que Ricky Rubio estará en las primeras posiciones del draft. Del 1 al 3 le dan los vaticinios más optimistas. Si eso fuera así, probablemente apostará por intentar el sueño americano.

De acuerdo con la mecánica de los draft, los peores equipos son los que tienen mayores opciones de ficharlo. El portal tubasket.com se hace eco de los últimos rumores. Y asegura que tanto los Wizards como los Kings suspiran por tenerlo en sus filas.

Los Washington Wizards son ahora el segundo peor equipo de la NBA. Llevan 14 victorias y 49 derrotas, y de seguir así podrán elegir muy bien en el draft. El blog Truth About It hace referencia a que con Ricky Rubio ganarían dos aspectos fundamentales: visión de juego y defensa. Se considera al joven de El Masnou como un excelente director de orquesta y se le ve como un complemento perfecto de Gilbert Arenas y Javaris Crittenton.

También en Sacramento están muy pendientes de lo que haga Ricky. Los Kings tienen actualmente el peor balance de la liga con 49 partidos perdidos y sólo 13 victorias. Si Rubio está en los draft, los Kings lo elegirán como primera opción porque quieren a un base de altas prestaciones, según escribe Scott Howard-Cooper en el Sacramento Bee.

En esa quiniela, Ricky Rubio estaría en el top de los elegidos, concretamente en segundo lugar, tras Blake Griffin, ala-pívot de Oklahoma.

Ricky Rubio, un Tocapelotas con premio

Ricky Rubio tiene muchos méritos. Magia, sabia dirección, imaginación, intensidad defensiva… Este último valor se traduce básicamente en intangibles como la presión al rival, pérdidas de balón del oponente…Y en números: los rebotes defensivos y los robos de balón. Tal cualidad ya le valió el sobrenombre de Tocapelotas, con el que le bautizó Marc Gasol durante los pasados Juegos Olímpicos de Pekín.

“Es un tocapelotas”, dijo el hoy jugador de los Grizzlies como metáfora para destacar que casi todos los balones pasaban por las manos de Ricky, tanto en su faceta de conductor de juego y, muy especialmente, como recuperador.

Ésa entrega tiene premio. Ricky Rubio ha recibido el galardón al ‘Mejor Defensa ACB’ del 2008, que da Actimel en su primera edición y con el que quiere reconocer al mejor jugador de la liga en tareas defensivas y de la selección en los JJOO.

Los números avalan a Ricky en este capítulo. La temporada pasada recuperó 74 balones en 34 encuentros de la fase regular. A ellos sumó uno más en cada uno de los cinco partidos de los play off. Este año, en sólo 12 partidos suma 22 recuperaciones. La estadística dice que en los 108 partidos de la ACB que ha jugado ha recuperado 198 balones. Esto es, una media de casi dos por partido.

En la faceta de rebotes defensivos tampoco anda mal a pesar de que se enfrenta con jugadores mucho más altos y fuertes. En la campaña 2007-08 sumó 87 en 39 partidos.

¿Opinas como Marc Gasol que Ricky es un Tocapelotas?

Festival de un jugón Ricky Rubio

Bajo la atentísima mirada de un enviado especial de los Timberwolves en el Olímpic de Badalona, Ricky Rubio firmó su mejor partido de la temporada contra el Bruesa (106-70 para el DKV).

Ricky Rubio estuvo en plan jugón total. Metió 17 puntos, incluidos los dos triples que cerraron el marcador, y estuvo infalible desde la línea de libres (cinco de cinco). Parece que se ha tomado muy en serio lo de mejorar el tiro, una de sus asignaturas pendientes. Firmó seis asistencias y tres robos de balón marca de la casa, además de cuatro rebotes. Especialmente bueno fue un campo a campo en el segundo cuarto con una magistral conducción de balón culminada con un pase por detrás del cuerpo en forma de asistencia a Sonseca. Ricky ejerció, otra vez, de mago del balón. Derrochó imaginación y lideró con acierto el torrente ofensivo de la Penya.

Lo miran con lupa

Ricky Rubio está en una fase determinante de la temporada. Con el adiós a la Euroliga y el prematuro KO en la Copa del Rey ya en el olvido, está muy concentrado en hacer lo mejor para el DKV y para él mismo. En todos los encuentros, más que hasta ahora, va a tener ojeadores de la NBA para evaluar su estado de forma y sus opciones de dar ya el salto a América.

Ricky Rubio tiene un mes y pico para decidir si es elegido o no para el draft de la temporada 2009-1010. El plazo se acaba el 25 de abril, aunque podría revocar su decisión hasta el 15 de junio, 10 días antes del draft, que se celebrará en Nueva York. Ricky sabe que lo están mirando con lupa. Superada la lesión de la muñeca derecha y estando cada vez mejor de forma va a lucir mucho hasta final de temporada.