BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Videojuegos contra el crimen

Se trata de machacar a la policía para reducir el gamberrismo, virtualmente, por supuesto. Un programa piloto en Edimburgo está sacando a los chavales en situación de riesgo de la calle con incentivos, que consisten en jugar a videojuegos con policías locales, y por supuesto machacarlos. La chavalería parece obtener un placer morboso en vencer a sus ‘bobbies’, los mismos agentes con los que más de una vez se han encontrado en situaciones embarazosas. El programa está reduciendo las tasas de gamberrismo y pequeña criminalidad; nadie quiere perderse las sesiones de juego con los ‘polis’.

Agentes que, todo hay que decirlo, tienen una moral a prueba de bombas, porque un adulto en juegos de consola tiene poco que hacer frente a un jovenzuelo de la era digital. Entre este tipo de historias y los éxitos de ‘Food Force‘, el videojuego de la ONU cuyas misiones consisten en llevar ayuda alimenticia a regiones devastadas, los videojuegos van a acabar canonizados.

Gracias, BoingBoing. Corregido el 19-1-2006.

5 comentarios

  1. Dice ser stygyan

    Que conste que esta idea no es nueva. Aunque parezca raro, no lo es. En ‘Jingo’, de Terry Pratchett, se ve como el capitán Carrot monta un partido de fútbol entre dos bandas rivales de chavales que prefieren meter navajazos que goles.Lo dicho. Terry es la solución.

    18 Enero 2006 | 17:26

  2. Dice ser Manuel

    Seguro que esta noticia les resbala a los de amnistía internacional, cruzados anti-videojuegos.

    18 Enero 2006 | 21:02

  3. Dice ser gorki

    La idea no es mala, ¿por qué no proponemos una partido de banqueros contra hipotecados?

    19 Enero 2006 | 12:29

  4. Dice ser Dubitador

    ¡Ojala sea cieto!.Pero mucho me temo que la violencia virtual, de ordinario, tan solo propende a aumentar el umbral de tolerancia hacia la violencia real.Al contrario de como se dice que creian los griegos, que el arte dramatico, la dramatizacion de situaciones y personajes, suponia una suerte de catarsis, de purificacion para el expectador, en la medida que permitia verse y juzgarse como desde fuera, la mera accion, la mera actividad competitiva, la trivializacion de la violencia como recurso y respuesta, solo puede que propiciarla.El caso del adolescente es una situacion especial.Está en una fase de transito, ya no es el niño al que cabe tanto exculpar como castigar casi sin siquiera justificacion.El adolescente, en cambio, es impelido a ser el adulto que aun no puede ser.Excluido pues de la inocencia de la infancia y a la vez de la experiencia de la adultez, debe sin embargo apostar, actuar, decidir y arrostrar la responsabilidad del error, y no puede, es el asno de buridan reclamado por dos sacos de heno en lados opuestos, asi que de ordinario opta por la via de menor resistencia, esto es la accion infantil con fuerza y efectos de adulto, recurriendo luego a racionalizadiones simplificadas de la sabiduria de la mala leche, o bien a, idealizaciones del tipo fiat iustitia et pereat mundus.La competicion virtual entre bobbies y gamberretes callejeros, puede sin embargo ser fructifera si sirve como via de comunicacion y nacimiento de una camaraderia en donde la accion es el caracter, o sea que incluso en el puro lanzarse tiros y fraguar emboscadas cabe hacerlo con una u otra filosofia, uno u otro talante, propiciando por parte del adolescente un algo mas que una mera admiracion hacia la potencia y la fuerza del poder, de la agilidad y la astucia.Quizas en el videojuego, en la charla previa, concomitante o posterior, se genere un juego de alteridad beneficioso.Esperemos que asi sea.-

    22 Enero 2006 | 18:18

  5. Dice ser PendejoElectronico

    Ahora entiendo por qué no se ven policías por las calles, por qué cuando los necesitas tardan media hora en llegar, es que están jugando a la Play.

    23 Enero 2006 | 10:22

Los comentarios están cerrados.