BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Francia y el P2P

Una votación tardía y un par de parlamentarios con ganas de publicidad (y de molestar al ministro del ramo) han cocinado una sorpresa: la legalización del intercambio de ficheros entre iguales (P2P) en Francia. La medida, que el gobierno repudia, no prosperará, y se debe en parte precisamente a la prisa del ejecutivo francés en aprobar una draconiana ley que reduce significativamente los derechos de los consumidores y carga a los proveedores de acceso con la tarea de impedir la copia de material ilegal. En la práctica la ley casi equipara la copia de propiedad intelectual con el robo, objetivo último de los editores musicales. Alguno de los defensores de la enmienda, sin embargo, son casi peores, ya que proponen un nuevo impuesto (pagadero por el acceso a Internet) para pagar a los autores… sin darse cuenta de que en la Red todos somos autores. Y que una canción digitalizada no es una propiedad común, puesto que se puede copiar.

16 comentarios

  1. Dice ser L.

    Virgen santa, Ciber-Algo, qué empanada. Esto no es un problema de la maldad intrínseca del ser humano, es un problema de modelo obsoleto. Se acaba una industria opulenta, y en su ocaso se aferra a clavos ardiendo, a medidas esperpénticas. La piratería es, para empezar un problema creado por la propia industria, no en su génesis, desde luego, pero sí es responsable de su extensión indiscriminada. Si los precios no fueran tan escandalosa y generalizadamente absurdos, mucha menos gente se vería obligada a robar.¿De dónde os habéis sacado que la copia no es cultura? La cultura es copia, y de qué manera: ¿es comprensible la evolución de la música sin la inspiración de la música?, ¿es comprensible san Agustín sin Platón?, ¿es comprensible Picasso sin la moda del París de principios del siglo pasado por las máscaras tradicionales africanas? Matar la originalidad. Menuda sandez. El mejor modo de matar la originalidad es restingiendo la libre circulación de las ideas. Pues las obras creativas, en esencia, son ideas. Mirad esto, por favor:http://extrabluekind.com/media/pbsa.swfAl parecer, lo ha hecho una niña de 14 años. ¿De dónde ha surgido tanta belleza poética y sensibilidad a esa tierna edad? Pues de copiar mucho, afortunadamente.La gente no es egoísta o mala por naturaleza. Pero sí es comodona (forma parte del instinto de supervivencia). No es una cuestión de ética, sino de cambiar un modelo de negocio saturado (como demuestra la existencia de piratería masiva). Si me resultara rapidísimo descargar material cultural (mejor incluso, no tener que descargarlo, sólo disfrutarlo y que lo guarden otros, que mis discos duros están petados), pagaría gustosa un precio razonable por ese servicio. Pero hoy por hoy, me resulta mucho más cómodo de conseguir en redes P2P. En cuanto me permitan hacer el bien, dejaré de sembrar el mal. La situación la han creado ellos (y con sus políticas restrictivas sólo la van a empeorar). Bueno, pues que se hundan. Lo que renacerá de sus cenizas será, por fuerza, una industria mejor. A partir de ahora, el intermediario va a tener que aprender a hacer otras cosas, además de lucrarse a costa del sudor de otros. O morirá. Yo, desde luego, sólo pienso recurrir a ellos cuando me ofrezcan comodidad. Porque ahora poseo herramientas suficientes para zafarme de los inútiles. Y nadie me las va a quitar.PD: Señor Cervera, por un error de navegación imperdonable, hasta hace una semana y media no me enteré de que Retiario seguía con excelente salud entre los blogs de 20 minutos. Qué alegría más grande me llevo cada mañana.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Ciber-Algo

    No termino de estar de acuerdo con su forma de ver las cosas, Cervera, aunque no niego que sustenta sus argumentos con razones lógicas, incluso muy bien documentadas (leí su artículo referenciado).Pero creo que hay una base fundamental que nos distingue, es decir: que usted no quiere aceptar el hecho de que el ser humano es egoísta por naturaleza, por cuanto sus actividades requieren vigilancia.El problema de la piratería está ocurriendo sobre todo porque Internet no tiene Dios ni Amo, o policía. En cuanto se fundase un consorcio internacional para su regulación, a modo de “Naciones Unidas de Internet”, se acabaría el problema.O dicho de otro modo, la Falacia del Joyero es un pensamiento utópico.El P2P es ILEGAL, se mire como se mire. Y una canción no es transmisible por el mero hecho de ser “copiable”, desde el momento en que un coche no es “robable” por el hecho de ser “abrible”, ni un hombre “matable” porque pueda ser matado.¿Cómo se distingue en la vida, acerca de estas cosas? Sencillo: ética.Un cordial saludo.

    27 Diciembre 2005 | 2:53

  3. Dice ser seis

    Ciber-Algo, no lo líes: ¿qué diferencia hay entre una biblioteca y una red P2P?. ¿Son acaso las bibliotecas (una copia, cien lectores) una demostración clara y palpable del inherente egoismo de la raza humana?

    27 Diciembre 2005 | 9:32

  4. Dice ser Ender

    Ciber-Algo, el P2P es ALEGAL, se mire como se mire, porque nuestro legislador, en su inmensa cortedad de miras, todavía no se ha preocupado por regularlo.Así, mientras unos hablan de “red de difusión” para tacharlo de la lista de cosas permitidas por la LPI, otros se agarran al concepto de “copia privada”. La discusión no terminará hasta que alguien ponga, negro sobre blanco, claras las cosas. La cuestión, como siempre, es que algo que estaba previsto que sólo se pudiera hacer en ámbitos reducidos (el intercambio de copias privadas entre particulares sin ánimo de lucro), por obra y gracia de la tecnología, ha ampliado sus posibilidades hasta el infinito.¿Hay que regular esta nueva realidad tecnológica? De acuerdo, pero empecemos por el principio: antes de que Edison inventara el gramófono, los intérpretes y ejecutantes no percibían un céntimo por las copias de sus actuaciones. Por la sencilla razón de que no había copia. La tecnología posibilitó un nuevo modelo de negocio. Cambió las reglas del juego, beneficiándoles. Creando un monstruo, de paso: las endiosadas superestrellas del rock, cuyo único mérito ha sido beneficiarse de una situación propiciada por un cambio tecnológico. Metallica no hubieran pasado de banda de festejos ruidosos sin la existencia del disco de vinilo o el CD. ¿Ahora el MP3 ha acabado con su momio? Pues que se jodan.En cuanto a la falacia de que el P2P va a acabar con la música… La música ya existía antes del gramófono, así que seguirá existiendo. Lo que quizás se vaya a la mierda será un modelo de industria que se ha ganado a pulso su propia destrucción. Y por favor, que nadie me salga con la demagogia barata de la pérdida de puestos de trabajo, que a los despedidos de Seat puede que no les haga mucha gracia.

    27 Diciembre 2005 | 9:59

  5. Dice ser popopo

    Ender, al hilo de los despedidos de Seat.Si cojo un taller y me pongo a fabricar vehículos exactamente iguales a esos y los vendo bajo la marca Seta, pero con muchísimos costes menos que esa gran industria, ¿lo verías bien?Que otros inventen que yo vivo de las copias.

    27 Diciembre 2005 | 10:37

  6. Dice ser adry

    Pues si, lo veria bien. Lo que no veo bien, es que el dueño de seat sea multimillonario, porque eso significa que está cobrando mucho por los coches o pagando poco a los empleados, que son los que producen

    27 Diciembre 2005 | 10:47

  7. Dice ser Miss Muelas

    Si consigues fabricar coches exactamente iguales y mas baratos ole tus guevos te mereces el negocio.La marca Seta sería muy adecuada aunque me parece que la seta eres tu…

    27 Diciembre 2005 | 10:54

  8. Dice ser popopo

    Para Adry y Miss MuelasO sea, que una persona invierte todo lo que tiene en un negocio y además se entrampa con los bancos en tropecientos años.Le van bien las cosas al cabo de unos años y os quejais de que gane dinero.Y además os gustaría que otro le copiase la idea y sin todo el esfuerzo económico del primero en investigación y desarrollo, vendiese más barato.Se os nota a la legua que sois paniaguados y con ese forma de pensar no creo que hagáis muchos milagros en esta vida.

    27 Diciembre 2005 | 11:04

  9. Dice ser Ender

    Popopo, para empezar, quisiera dejar las calificaciones “ad hominem” al margen.El P2P afecta a la propiedad intelectual, regida por el Texto Refundido de 1996. La marca “Seat” se regula por la Ley de Marcas, y sus invenciones están previstas en la Ley de Patentes, ambas normas referentes a la propiedad industrial. Aunque suene parecido, no son lo mismo. Si pretendes mezclar churras con merinas, no es asunto mío.

    27 Diciembre 2005 | 11:47

  10. Dice ser Retiario

    Estimados Ciber-Algo y Popopo:Nunca he negado, ni negaré, que el autor de una creación inmaterial deba ser compensado por su trabajo. Pero sí que creo que a) el cobro a tanto por copia distribuida es obsoleto y peligroso en el mundo digitalizado, y b) la llamada propiedad inmaterial (derecho de autor, de copia, propiedad industrial) no es igual a la propiedad normal, como un objeto material, puesto que no es de disfrute exclusivo, y por tanto debe tratarse de modo distinto.Por eso defiendo el desarrollo de nuevas formas de compensar a los autores (ojo, que beneficien y den poder a los autores, no a los intermediarios) y tengan en cuenta la era en que vivimos; me opongo al empecinamiento en endurecer leyes que ya son peligrosas para las libertades, puesto que el único modo de salvar el cobro por copia es una red modelo ‘1984’.Gracias por vuestra atención e interés, y un saludo.PP Cervera

    27 Diciembre 2005 | 11:55

  11. Dice ser P.T.

    Lo cierto es que ahora hay un vacio legal con respecto a las redes P2P, y si bien es cierto que tengo “copias de seguridad” de bastantes archivos, creo que se tendría que regular esta situación, pero compensando al autor y no las compañías, com ha dicho Retiario. Un grupo o cantante de música gana mucho más dinero haciendo una gira, que vendiendo cd’s, ya que gran parte de ese dinero va a la discografica.También creo, como Ende, que lo que se conseguira es cambiar el modelo de la industria discografica, hecho con el qu estoy totalmente de acuerdo.

    27 Diciembre 2005 | 15:51

  12. Dice ser tomaktoma

    Lo que quiero decir, creo que se ha dicho más arriba, pero en distintos posts, por un lado no es de recibo que me pueda bajar todo, y repito absolutamente todo sin pagar nada, y tampoco es de recibo que cobren lo que cobran y mucho menos que ejerzan el control que ejercen y del modo que lo ejercen. No estamos hablando de un músico que dice tu puedes copiar mi música si me pagas tanto, estamos hablando de unos señores que con métodos mafiosos controlan o quieren controlar lo que yo puedo hacer con lo que compro, por ejemplo me compro un CD de música el cual tiene una vida de treinta años en (el soporte físico) y si dentro de treinta y un años quiero escuchar esa música, por la cual pagué tengo que, o comprar de nuevo ese CD o, arriesgarme a que al hacerme una copia me entre un virus o….

    27 Diciembre 2005 | 17:14

  13. Dice ser pericles

    Creo que lo que se tendría que diferenciar es la copia por la que no se saca ningún lucro de la copia por la que se saca lucro.Entiendo que la copia por la que se obtiene a su vez un beneficio económico debe de pagar unos derechos de autor o ser perseguida por la Ley en caso de que no lo haga.Pero si yo saco una copia de un producto y se la cedo a otros para su uso, no creo que deba se estar grabada con un canon. Más bien, creo que deberían pagarme una porcentaje por haber difundido un bien cultural o por haber hecho publicidad de dicho autor.No es lo mismo sacar fotocopias de un libro para que un compañero estudie que sacar fotocopias de un libro, venderlas y obtener un beneficio. Además creo que las máquinas de fotocopiar ya están grabadas con un canon.No es lo mismo bajarse una canción con el Emule para escucharla o copiarla a un amigo, que bajarse las canciones y luego venderlas.Creo que la solución estaría en que los soportes de copia, cuando uno los compra, estén gravados con un canon moderado. Y como creo que esto ya es así, pues mi conciencia está muy tranquila por bajarme libros en PDF y música en MP3. Esto es difusión de la cultura.

    27 Diciembre 2005 | 19:33

  14. Dice ser Ciber-Algo

    Bueno, pues he leído opiniones, unas las comparto y otras no; todas las respeto desde luego.Una nota para el amigo Cervera. Pepe, yo entiendo su preocupación por evitar que los medios digitalizados sufran un efecto 1984. ¿Acaso piensa que yo deseo eso? ¡Soy totalmente contrario! Pero la cosa es más compleja, lo muestro con un ejemplo muy gráfico.Si yo dejo una caja de cerillas al alcance de una persona madura y responsable, no he de temer ningún percance, pues asumo que conoce su uso y posibles peligros. Eso mismo, traducido al mundo digital, equivale a una persona que hace la más que legal y oportuna copia de seguridad de un producto que ha adquirido, o a quien descarga un archivo declarado expresamente libre por su autor, es decir: freeware, shareware, ya sabe.No obstante, en Internet también hay “niños virtuales”, aunque no tenga esto relación con la edad, la verdad. Personas que solo tienen en cuenta su propio interés y beneficio, a despecho de lo que sus acciones conlleven para en otros. Personas que saben bien que parte de lo que están tomando de la red no es de su propiedad y tiene un coste, pero eligen la opción de no pagarlo porque así se les presenta la ocasión, y “nadie mira”. Se juntan entre ellos dándose argumentos de apoyo para sus acciones: “que es caro”, “que el soporte tal”, que la discográfica x hace “aquello”; la “globalización”. Cualquier justificación es válida para eludir la verdad, o sea, que su acción es éticamente inadmisible.Y sé que es así, porque si yo fuera un inspector del gas, que pasase por sus casas a revisar la instalación, y en un momento de oportunidad en el que “nadie mira”, pudiera echar mano a su flamante teléfono móvil, sustrayéndolo, sabría perfectamente que mi acto constituye un delito. Luego podría excusarme a mí mismo con un: “pero en esa casa están forrados, yo lo he visto, pueden comprarse más”, o bien “si los teléfonos fueran más baratos, lo habría comprado”, “si tanto dinero tienen, seguro que buenos del todo no son”, o algo por el estilo, mas sería lo mismo. Repito que la cuestión es ética y punto. Todos saben lo que es suyo y lo que no, que bobos no somos.Resumiendo: mientras las personas no actúen dentro de una ética razonable, no habrá más remedio que buscar la manera de esconderles las cerillas.La culpa no es de ellos, empero. Son víctimas de una sociedad de consumo en plena decadencia, que exige a las personas la posesión de cuanto esté “de moda” o simplemente al alcance del bolsillo. Cuando el bolsillo no da abasto, la gente descubre otras maneras de poseer, y las justifica como le viene en gana. ¿Cómo demonios le explico yo a un adolescente que no debe descargar de forma pirata el juego de pegar tiros que tantísimo desea? No habrá manera.Sólo tiene dos opciones: a/Esperar a que sus padres le recompensen por algún mérito y se lo compren (como se ha hecho toda la vida) y b/Hurtarlo de un servidor filibustero de Internet.El muchacho desea el juego, más que nada en el mundo, pero no ya por el disfrute que le ofrezca, sino porque sus amigos lo tienen y se conectan on-line para jugar, se relacionan en suma. Si él no puede hacerlo, se sentirá marginado socialmente. Es una víctima de la sociedad de consumo.¿Y sus padres, qué dicen? ¿Qué hacen si sorprenden al hijo en posesión de material copiado, cuyo valor de mercado puede superar varios cientos de euros, acaso más aún? Tienen también dos opciones: a/Tratar de educarle y si falla, recortar o bloquear el acceso del chaval a la red, causando así que se sienta como dije marginado y diferente, o b/Dar por válido el hecho de que Internet es así y está para eso, que si no fuera oportuno, estaría censurado por leyes y autoridades. Por supuesto, este caso complace a ambas partes y la situación parece cómoda.Pero olvidemos el asunto de las copias, los derechos de autor, etc. Vayamos más allá. Una persona madura que no observe los derechos de un autor, mala cura tiene, me temo. Mas, ¿qué ocurre con todos los jóvenes que están creciendo con esta adicción al tener, tener, tener? ¿Cómo se comportarán en el futuro, cuando esa necesidad de poseer se enfoque a coches, viviendas, o lujos? El comunismo es un experimento fallido, bueno para nadie pero, ¿es este exceso de consumismo mejor? Se nos va de las manos.Estamos todo el santo día hablando de leyes, discusiones políticas y demás monsergas burocráticas, eludiendo nuestra propia responsabilidad en el asunto. Pero dicho problema es social, es de todos y cada uno, pues todos somos consumidores, buenos y malos consumidores, moderados y consecuentes e inmoderados. Problema de la gente en general, si da por supuesto que tiene “derecho” a poseer esto o lo otro, sin estar dispuesto a pagar.En fin… ya me extendí bastante, lo siento. Podría escribir un libro entero a propósito del tema, si me lo propusiera. El ejemplo de los coches Seta de PO3 es muy válido. Vivimos en una sociedad en la cual está bien visto trabajar, esforzarse e innovar; triunfar en definitiva. Sin embargo, las mismas personas que observan esos triunfos y los desearían para sí, no hacen más que inventar maneras para echarlos abajo; todos quieren gozar del máximo bienestar, pero sin pasar por ese esfuerzo. Aquél que sudó la gota gorda y se quedó sin dormir para sacar adelante una pequeña empresita, expuesto a un posible fracaso y a la ruina económica, ahora conduce un Mercedes porque le fue bien. Pero no se puede pretender ese Mercedes sin hacer lo propio, sin arriesgar, sin esfuerzo. Así son las reglas de esta sociedad de capitales y consumo; si quieren las cambiamos, pero de momento, es lo que hay.Tan sólo acabar diciendo algo más, muy alto y muy claro: por ejemplo, el esfuerzo de escribir una novela de un tamaño comercial razonable (400-600 páginas), supone una tarea que puede abarcar incluso meses, dependiendo de las necesidades en la documentación (y de la musa, claro está). En muchos casos, requiere la absoluta disponibilidad del escritor, o de su tiempo, con lo cual no está percibiendo ingresos de otra índole durante el proceso, con la esperanza de obtenerlos luego, como fruto de las ventas. De común, las editoriales sólo remuneran al autor con un mísero 10, 7 o hasta 5 por ciento del precio de venta, del cual Hacienda se lleva un pico que mejor ni menciono (rrrr… qué dentera sólo pensarlo). ¿Saben lo que percibe realmente el auténtico autor de la creación que disfrutan? Mejor que no lo sepan. Si dejan de percibir esos ingresos, tanto escritores como músicos o desarrolladores de videojuegos y software de gestión, creadores en suma: SE ACABÓ LA CULTURA.No le den más vueltas, es así. Lo que ocurre es que el proceso requiere un tiempo degenerativo, hasta que se vean las consecuencias. Puede que los “descargadores” de hoy, estén cerrando las puertas a la cultura del mañana, porque obviamente, ni yo ni nadie tendrá intención de dejarse las pestañas trabajando en algo nuevo, para que sólo contribuya a la cultura; también hay que comer, como comen los fontaneros y los oficinistas ¿no?Espero que lo que ahora descargan en la Red cubra absolutamente sus necesidades culturales pues, a este ritmo, pronto encontrarán que ya no hay mucho más que sea nuevo. O lo que es decir: bienvenidos a la Edad Media (copiar y no crear, copiar y no crear, copiar…)Un gran saludo para los que piensen como yo, otro para quienes no lo hagan.Y feliz día de los Inocentes.

    28 Diciembre 2005 | 2:46

  15. Dice ser josema

    Eso de que las redes p2p son ilegales se deberia matizar, no es la tecnologia en si, ya que esta se usa para otras muchas mas cosas que los que habitualmente se entiende ( ejemplo: intercambio de programas radiofonicos entre emisora de caracter culturtal, previamente encodeados a formatos libres como ogg-vorbis alter ego de mp3, el intercambio de podcast realizados por usuario de inet, etc, etc . Una vez matizado esto, en mi opinion y como he leido en post anteriores, no es la musica la que esta en peligro, si no esa industria de voragine recaudadora y que no ve fin a metodo de esquilmar a los consumidores. Respecto a los autores- cantantes, cantautores – la solucion es facil: Que trabajen como los demas, porque, no me digan es es trabajar el pergeñar 12 temas en un año, ponerles musica, y venderlos a 18 euros la copia, ojala pudiera yo hacer una hora de trabajo y poder copiarla de forma automatica cobrfando como si hubiera estado trabajando las 8 horas diarias que trabajo; asi que, animo a estos autores -musicos – cantautores, que se ponga en camino y nos ofrezcan conciertos en directo, pagaremos gustosos por ellos si la obra lo merece, eh ahi un metodo de ganarse la vida, trabajando, asi quizas tendriamos mas oportunidades de ver en directos a los que nos gustan y menos verlos en los programas de cotilleo de la TV cobrando sustanciosos contratos.Estoy seguro que el bisbal o cualquier otro, con 3 o 4 conciertos que de al año saca mas que yo en un año.Venga, animaros a doblar el espinazo que es sano

    28 Diciembre 2005 | 10:39

  16. Dice ser Retiario

    Estimados Ciber-Algo, Josema y L.:En realidad por ahí van los tiros. Cultura es intercambio de ideas, y ‘congelar’ legalmente las ideas llevaría a la muerte de la cultura. Los derechos de autor y el ‘copyright’ tal como hoy los conocemos no han existido siempre: nacen con la imprenta, porque antes no eran necesarios. Un cambio tecnológico obligó a buscar un equilibrio legal entre el legítimo derecho de los autores y la cultura; la actual propiedad intelectual es ese equilibrio. Y ha funcionado bien durante siglos.Hoy otro cambio tecnológico está forzando que inventemos un equilibrio diferente. Las industrias intermediarias quieren extender su alcance y convertir la propiedad intelectual en equivalente a la inmobiliaria, porque la tecnología hoy lo permitiría. Hacerlo mataría la cultura y la libertad, pero es posible. Los consumidores (no; los co-participantes) de la cultura quieren desarrollar nuevos sistemas de compensar a los autores no basados en la obsoleta noción del cobro por copia.Ésta es la verdadera batalla, no otra. No es cierto que el asunto sea que la propiedad intelectual está bajo ataque: las industrias que se benefician de ellas están a su vez atacando a la cultura, con leyes draconianas y peligrosas que equiparan un objeto material con una idea. Cosa que no es cierta, ni moral, diga la ley lo que diga.Gracias por vuestra atención e interés, y un saludo.PP Cervera

    28 Diciembre 2005 | 13:15

Los comentarios están cerrados.