BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Cuando Internet le plantó cara a EEUU

La Red es un ejemplo de anarquía autorregulada, lo justito para garantizar su funcionamiento. Y esta independencia es real; tiene un porqué. Los ‘techies’ de Internet plantaron cara y vencieron en una confrontación a un gobierno EEUU que quería hacerse con el control real de la Red. En una oscura y poco conocida batalla en febrero de 1998, la comunidad internauta demostró al gobierno Clinton quién mandaba en Internet. Y resultó que no era EEUU.

Por aquellos tiempos los dinosaurios recorrían la tierra, ya se habían separado las redes militar y científica, había salido a bolsa Netscape y la Red era ya un activo económico de primer orden. Todavía no era la niña de los ojos de Wall Street, pero ya empezaba a notarse un cierto perfume de burbuja en el aire. Fue entonces cuando el Gobierno Clinton decidió dar un paso clave de la mano de su pomposamente conocido como ‘Zar de Internet’, Ira Magaziner.

En juego estaba el Domain Name System (DNS, sistema de nombres de dominio), las ‘matrículas’ de la Red: los nombres (como 20minutos.es) que nos evitan usar los números (como 194.140.12.196) que utilizan los ordenadores. El contrato por el que la empresa Network Solutions gestionaba este recurso de Internet caducaba en marzo de 1998, y durante 1997 se fueron desarrollando planes. Por un lado el gobierno EEUU, apoyado por su industria, quería cimentar su influencia en el futuro destino de la Red. Por el otro una heterogénea coalición internacional de la comunidad internauta quería a todos los gobiernos, incluido el estadounidense, lejos. Ambas posturas estaban enfrentadas. De un lado, la Red; de otro, el gobierno EEUU. El 30 de enero de 1998 el gobierno Clinton publica el ‘Green Paper‘, su plan para la transición. El plan no es bien recibido.

Lo que ocurre a continuación es que la comunidad internauta demuestra su poder al gobierno estadounidense, y cambia las tornas del debate. Durante la primera semana de febrero, y a instancias de Jon Postel, venerado veterano de la Red, Internet cambia su modo de funcionar; ocho de los trece servidores de los que depende el DNS dejan de obtener sus datos del ‘rootserver’ A para obtenerlos en su lugar del ‘rootserver’ B. Pocos notan el sutil cambio técnico [pdf]. Pero es un cañonazo que se oye en Washington alto y claro. Con esa pequeña alteración la empresa Network Solutions, una contrata del gobierno EEUU, queda fuera de juego. Postel y sus amigos cortocircuitan al gobierno estadounidense, dejándolo apartado de las raíces de Internet. En pocas palabras, roban la Red.

Después de eso las cosas fueron rodadas. El gobierno estadounidense publica el 5 de junio de 1998 su ‘White Paper‘, mucho más cercano a las tesis de la comunidad internauta y que circunscribe su participación a una teórica capacidad de supervisión poco o nada usada. Como compensación simbólica el nuevo organismo gestor del DNS, la ONG llamada ICANN, tendrá su sede en California y se regirá internamente por la (generosa) legislación local. Poco después del desgraciado fallecimiento de Jon Postel el 16 de octubre de 1998 (reconocido y reverenciado por fin), el gobierno EEUU hace solemne entrega del único recurso escaso de la Red a una representación internacional y no gubernamental de la propia Red, cediendo en la práctica el (limitado) control que supone. ICANN arranca entonces con su polémica y exitosa trayectoria, que ha hecho de Internet lo que es hoy.

Naturalmente que Postel e ICANN contaron con la ayuda desde los flancos de Japón y (sobre todo) Europa, que presionaron diplomáticamente a Estados Unidos. Ya entonces estaba claro el potencial económico de Internet, y una potencia no puede permitir que un recurso vital para su economía esté en manos de un rival comercial. Además, a EEUU le interesa el desarrollo de la Red, desde el punto de vista cultural pero también desde económico: las principales empresas fabricantes de la infraestructura, y usuarias, de Internet son de allí. Pero eso no disfraza la realidad: cuando las cosas llegaron al punto de ruptura, Internet demostró ser capaz de plantarle cara al mismísimo gobierno de los EEUU. El margen de independencia que tiene se ganó con una demostración de poder. El actual gobierno EEUU, y las instituciones internacionales que acechan, harían bien en recordarlo.

10 comentarios

  1. Dice ser NEGRE

    FUCK USA, STOP BUSH

    30 noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Valadrem

    Un artículo muy interesante.Gracias por acercarnos cada día algo interesante en tu blog, y enhorabuena por la entrevista de ayer en Cuatro.Saludos.

    17 noviembre 2005 | 16:55

  3. Dice ser xmcc

    Es bueno saber que internet no puede ser tomada por la fuerza si a los EEUU les da la gana, aunque habria que vigilarles con mucha cautela.

    17 noviembre 2005 | 17:14

  4. Dice ser cinefilo

    Hoy Pepe nos ha dado una bonita leccion de Historia de internet que no conocia.Gracias.

    17 noviembre 2005 | 20:48

  5. Dice ser Juan Miguel

    Sin duda alguna, uno de los mejores articulos que he leído sobre la historia reciente de la red de redes.Enhorabuena.

    18 noviembre 2005 | 1:02

  6. Dice ser amdinamdin

    me hago eco de los 4 comentarios anteriores y desde akí clamo para que algún día la red se internacionalice y deje de pertenecer únikamente a kienes no la desarrollaron pensando en que sería lo ke hoy en día es.He linkado tu pagina en un post sobre esta noticia en http://www.media-vida.net/vertema.php?fid=6&tid=204890

    18 noviembre 2005 | 19:23

  7. Dice ser Aitor

    Vaya, todo un pedazo de artículo que a muchos (como a mí) nos enseñará un poquito de historia internauta, esa que unas veces nos hace ganarnos el cariñoso apleativo, y que otras sin embargo sean realmente curiosas y estén no tan alejadas de la realidad mundial como a mucha gente le gusta creer que es la informática. Chapeau por el escrito.

    19 noviembre 2005 | 13:19

  8. Dice ser Alejandro Rivero

    Algunas cosas no las cuentas como las recordaba, pero quizas es porque tuve que viajar bastante mientras se desarrollaban los ultimos actos y no me dio tiempo a seguirlo. O quizas porque lo di por perdido tras la muerte de Postel en aquel fallo del postoperatorio de su operacion de corazon (algun dia se haran novelas conspirativas de ello). La ICANN de todas formas no es la victoria de Postel, es un acuerdo de paz, como refleja la RFC 2860, entre las partes.Network Solutions tampoco era precisamente una compañia privada al azar; contaba con ex-militares entre sus jefes… y seguramente no demasiado ex- despues de todo.

    20 noviembre 2005 | 2:21

  9. Dice ser Retiario

    Estimado Alejandro:Creo que está justificado considerarlo una victoria de Internet, ya que estamos hablando de que el gobierno de la única superpotencia mundial en el cúlmen de su poder pactó con un grupo de activistas ex-hippies la cesión del control efectivo de un recurso crucial.En cuanto a la presencia de ex-militares en Network Solutions, de hecho esta empresa fue adquirida en marzo de 1996 por SAIC, uno de los principales exponentes del llamado ‘Complejo militar-industrial’ en los EEUU. Se trata de un proveedor vital del Pentágono, y sobre todo del aparato de inteligencia (CIA, NSA, NRO), y da empleo a numerosos ex-militares y ex-agentes de inteligencia.Esto refuerza mi impresión de que el control de Internet era considerado por entonces como vital por el Gobierno EEUU; a todos los efectos SAIC es una extensión del ‘aparato’. SAIC vendió NSI a la empresa civil Verisign en marzo de 2000, con considerables beneficios; lo cortés no quita lo valiente.Muchas gracias por tu atención e interés, y un saludo.PP Cervera

    20 noviembre 2005 | 13:02

  10. Dice ser Sebastian

    Es un buen articulo, es una historia que no conocia y me parece interesante. Sin embargo debo decir que el articulo esta escrito de una forma muy parcial, se repite demasiadas veces lo de “se le plantó cara al mismímismo EE.UU”, se percibe bastante animosidad en contra de dicho país. Yo no soy para nada pro-USA, pero a la hora de relatar hechos, es más ético dejar al lector formarse su propia opinión.Suerte

    09 mayo 2006 | 1:34

Los comentarios están cerrados.