BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Raro, pero que muy raro

La planta que devora animales es una imagen recurrente del cine de terror (‘La Tiendecita de los Horrores‘, ‘La Invasión de los Ultracuerpos‘), por su extrañeza: los animales se mueven y devoran, las plantas están quietas y son devoradas. Como cualquier inversión de la normalidad, la planta carnívora capaz de deglutir animales aterra. Y sin embargo en biología las cosas no están tan claras: no sólo sir David Attenborough ha filmado a las plantas comportándose con saña (aunque a baja velocidad), sino que las distinciones entre plantas y animales a nivel unicelular nunca han estado muy claras, porque el panorama es mucho más complicado allí. De hecho la biología no reconoce sólo dos reinos de animales y plantas, sino por lo menos tres más (hongos, bacterias y arqueobacterias). Para complicar las cosas acaba de ser descrita Hatena.

Científicos japoneses han bautizado como Hatena (‘qué raro’, en japonés) a un ser vivo unicelular con clorofila, capaz de dividirse en dos células, una de las cuales se queda con todo lo verde y la otra desarrolla una boca con la que devora lo que pilla. En un mismo paquete, pues, tenemos una planta verde y un animal carnívoro, que son dos células hijas de la misma madre. O bien es una diferenciación celular primigenia, o una forma de endosimbiosis, similar a la que se especula dio origen a nuestras mitocondrias. En cualquier caso, es un bicho muy extraño, y muy bien nombrado.

2 comentarios

  1. Dice ser alejo

    Don Pepe, me ha picado tanto la curiosidad que me he bajado el artículo entero (una página dura de narices) y el engendro es realmente curioso: describen que el simbiótico se desarrolla dentro del anfitrión tras ser capturado.

    17 Octubre 2005 | 15:56

  2. Dice ser sugeswife

    Y dónde se supone que habita este prodigio?

    17 Octubre 2005 | 19:55

Los comentarios están cerrados.