BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Eclipse: que por bien no venga

‘…había guerra entre los Lidios y los Medos desde hacía cinco años… Estaban aún combatiendo con igual éxito cuando ocurrió, en un encuentro sucedido en el sexto año, que durante la batalla el día se convirtió en noche. Tales de Mileto había predicho esta pérdida de luz diurna a los Jonios, acertando en el día en que de hecho ocurrió. Así que cuando os Lidios y los Medos vieron el día convertirse en noche, dejaron de luchar, y ambos se apresuraron en hacer la paz’.

Herodoto, Historia I, 74; probablemente referido al eclipse solar del 28 de mayo de 585 adC en Asia Menor.

No siempre los eclipses han sido precursores de grandes males; en ocasiones el pavor de presenciarlos ha servido hasta para detener guerras. Lástima que éste no se vea en Iraq…

Los comentarios están cerrados.