Lo mejor del tenis mundial

Archivo de abril, 2009

El ídolo de Nadal, Carlos Moyá el grande

Carlos Moyá es uno de los ídolos de Rafa Nadal. Desde pequeñito soñaba con emularlo. Con el tiempo ha superado sus hazañas con creces. Con él ha compartido luchas y alegrías. Quería ser como él. Un señor en las pistas y fuera de ellas. Son íntimos amigos. Inseparables en el circuito cuando coinciden en un torneo, donde se pasan horas jugando al fútbol en la play o compartiendo confidencias.

Moyá es un gran jugador. Especial. Un gran deportista. Un ejemplo a seguir. Nadal lo sabe bien. Me acuerdo de él porque pasa por un mal momento. A sus casi 33 años ha visitado el quirófano para solucionar un problema en el pie que le amargaba los partidos. Por suerte se ha salvado de que lo intervinieran también en la cadera. No piensa en retirarse. Por eso se ha operado: para seguir al pie del cañón. Volverá en unos cuatro meses. Su tenacidad le honra. Será el segundo más veterano de la ATP, tras Santoro, y con la ilusión de un chavalín. ¡Que grande!

Rafa y Carlos han tenido vidas paralelas en algunos aspectos, además de que los dos son mallorquines. Moyá fue el primer español en llegar a una final del Open de Australia en 1997 tras Andrés Gimeno en 1969. Carlos tenía 21 años. Rafa lo logró a los 22. La gran diferencia es que Rafa ganó el título. Moyá cayó contra el gran Pete Sampras por 6-2, 6-3, 6-3. A pesar de la derrota es uno de sus recuerdos tenísticos más bellos que tiene el jugador de Palma.

Carlos también fue número del mundo. Se acaban de cumplir 10 años de aquel éxito. Conviene recordarlo. Fue el 15 de marzo de 1999. Estuvo dos semanas como rey del tenis mundial. Tenía 22 años, como Rafa ahora.

Ambos han vencido en Roland Garros. Moyá una sola vez, pero fue “espectacular”. Derrotó a otro amigo, Álex Corretja (6-3, 7-5 y 6-3). En su carrera ha ganado 20 torneos (el último en Umag el 29 de julio de 2007) y ha levantado la Copa Davis con España en Sevilla en 2004. Ha sido semifinalista dos veces del Master y una del US Open. En definitiva, una carrera brillantísima.

Cuando Rafa y Carlos se vuelvan a enfrentar, muy probablemente vencerá Nadal. La primera vez que Rafa tumbó a Carlos en un torneo oficial tenía unos 15 años. Fue en Stuttgart (Alemania) y le dio tanto apuro ganarle que apenas pudo saludarlo por pudor y humildad. Había derrotado a su ídolo, al tenista que tenía en el póster de su habitación. En su próximo encuentro seguro que se funden en un abrazo. Cada uno fue el mejor en su tiempo. Y son amigos. ¿Hay algo mejor? Ánimo Carlos.

Nadal, en catalán

Mientras va sumando triunfos, Nadal también va a dar un impulso al catalán. Rafa ama Mallorca. Sus gentes y su cultura. Por eso ha ofrecido su imagen de forma desinteresada para una campaña que pretende fomentar la participación ciudadana en materia lingüística.

Rafa Nadal va a colaborar con la Radiotelevisión de las Islas Baleares (IB3) y la Obra Cultural Balear (OCB) en la difusión y el uso correcto de la lengua catalana con el objeto de lograr la normalización de la lengua propia de las Islas Baleares.

La primera cuña que se emitirá tanto en la radio como en la televisión autonómicas será Un café per la llengua (Un café por la lengua). Además del jugador mallorquín, su tío y entrenador, Toni Nadal, también se ha sumado a la iniciativa que tiene como objetivo llegar a entre 12.000 y 15.000 personas durante el año 2009.

Han elegido a Nadal por ser un “símbolo” para el archipiélago. El hecho de que el deportista apueste por el uso del catalán es “otro ingrediente de normalidad”.

Rafa Nadal también es la imagen de una campaña de promoción del turismo de las Islas Baleares. Ya se ha emitido en Alemania. Y en junio llegará a España y a Reino Unido.

Nadal, el tetracampeón vuelve a la Tierra

Desde que se hizo jugador profesional, en el año 2001, incluso desde que empezó a dar sus primeros golpes serios a una raqueta en Manacor (Mallorca), Rafa Nadal siempre sueña con la primavera. Es en este tiempo cuando florece su deseo por volver a la tierra. Su superficie favorita. Sobre la arcilla construyó su magnífica trayectoria, que le ha llevado a ser número 1 del mundo y a imponerse también en pistas rápidas: oro olímpico en Pekín y campeón del Abierto de Australia.

En primavera se reencuentra con Montecarlo, su gran cita sobre polvo de ladrillo. En el Principado alumbró su figura un día de abril de 2005. Se hizo con su primer torneo ahí. Hoy es el jugador que más veces lo ha ganado: cuatro. El rumano Ilie Nastase (71, 72 y 73), el sueco Bjorn Borg (77, 79 y 80) y el austríaco Thomas Muster (92, 95 y 96) lo ganaron tres veces. Nadal inicia esta semana el camino hacia su pentacampeonato.

Podría decirse que Montecarlo, luego Barcelona (Godó) y finalmente París (Roland Garros) marcan la senda de su gloria. Desde hace un lustro todos sus partidos son triunfos en estos torneos. Es el tetracampeón. Son un paso fijo en la construcción del mejor jugador de la tierra. Son también un reto: este 2009 puede lograr el repóquer, cinco títulos seguidos, en los tres.

Tras su eliminación en Miami ya anticipaba su anhelo. “Estoy muy contento de volver al polvo de ladrillo. Estoy bastante emocionado y ansioso de jugar grandes partidos en arcilla”, señaló el número 1. Y alertó: “Tengo que adaptarme a la arcilla otra vez. Tengo que estar al 100% mental y físicamente. Además, lo más importante, quiero llegar jugando bien. Estaré listo para Montecarlo”, señaló.

Nadal fue uno de los primeros en inscribirse en el torneo de Montecarlo, lo que da a entender que es una de sus citas favoritas. Su primer obstáculo, en unos días, será el ruso Kunytsin o el argentino Chela. Después, presumiblemente, Hewitt, Safin, Monfils, Del Potro y Murray.

Este año, además de un deseo la victoria es una necesidad. Por sus excelentes resultados en 2008 tiene que defender un buen puñado de puntos, más de 4.000. Su único respiro, Roma. Esperemos que en junio, Rafa sea todavía más el Rey de la Tierra.

Murray y Roddick elogian a Nadal

Muchos son los elogios que recibe Rafa Nadal por su juego y su actitud en las pistas de tenis. Lo que no resulta muy común es que los rivales directos los expongan públicamente como han hecho Murray y Roddick. Esto es lo que más valoran del jugador mallorquín, al que ven como “muy completo”.

Drive:“Tiene uno de los ‘drives’ más duros que he visto en este deporte” (Andy Murray)

Su izquierda: “Con su golpe de izquierda (que en realidad es su drive) te dice lo qué es capaz de hacer. Es como si te avisara Esto es lo que hago. Tendrás que arreglártelas “. (Roddick)

Mentalidad: “Hay que ser muy fuerte mentalmente para ganarle, sobre todo en los grandes partidos”. (Andy Murray)

Lucha: “Es muy complicado doblegarle porque sabes que no va a regalar ningún punto en las situaciones difíciles”. (Andy Murray).

Completo: “No se reconoce lo completo que es como jugador de tenis. Se le ha dejado encasillado en lo que la gente recuerda de hace cinco años”. (Roddick).

El resto: “Ha desarrollado un resto que le saca de muchos problemas, pero nadie lo menciona”. (Roddick)

La volea: “Todos hablan de su dureza y de cómo corre, pero volea muy bien. Puede devolver bien la pelota”. (Roddick)

Nadal, cañonazos a 5.000 RPM

Rafa Nadal es un zurdo del tenis con un drive superlativo. Ya está comprobado científicamente. Así lo ha hecho John Yandell en un estudio en la prestigiosa web www.tennisplayer.net (los infomes, de pago), según informa un artículo de mallorcadiario.com.

El gran secreto de Nadal está en el giro que imprime a la pelota al golpearla. La bola llega al rival de manera diabólica, con una rotación de un máximo de 5.000 revoluciones por minuto. Ningún otro jugador del planeta conocido lo hace igual. Para que valoréis la diferencia con el resto de jugadores, un tenista convencional hace rotar la bola a unas 2.500 revoluciones por minuto. Y el anterior número 1 del mundo, Roger Federer, logra un máximo de 4.000 y su media está por las 2.700.

Pensad también cómo gira un disco de vinilo, los LP a 33 RPM; los singles a 45 RPM para comparar como va una bola golpeada por Nadal.

www.tennisplayer.net hizo el estudio de biomecánica en el Abierto de Australia tomando como base un sistema de vídeo de alta velocidad que analiza los gestos técnicos de los tenistas.

“Se puede concluir que el mismo golpe lo puede pegar (Rafa Nadal) a una mayor velocidad sin que se le marche fuera. Además, el efecto que imprime la rotación complica el resto”, explica en el artículo Xavier Aguado Jódar, profesor de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Castilla-La Mancha, que ha realizado varios estudios sobre tenis y biomecánica.

Lo de Rafa es pues una cualidad natural. Un golpe ensayado una y un millón de veces en los entrenamientos y que le da un excelente resultado tanto en pistas rápidas como en tierra. Es el famoso golpe liftado, el top-spin que hace botar las bolas altas y hace que los contrincantes de Nadal tengan muy difícill delvolver sus bolas de drive, muchas veces ganador.

La versión más dulce de Nadal ¡Para comérselo!

Si alguna o muchas veces has pensado que Rafa Nadal estaba para comérselo, ahora podrías hacer realidad tu sueño. Está hecho un bombón. Es todo chocolate. Tanto, que no te lo acabarías por muchas ganas que tuvieras de degustarlo. Por lo menos en una sola sesión. La Pastelería Prats de Lleida ha dedicado al tenista Rafa Nadal su tradicional mona de Pascua de este año.

Se trata de una reproducción en tamaño natural y con 110 kilos de dulces de la figura, a escala real, del número uno del tenis mundial.

Representa al jugador de Manacor empuñando la raqueta y con el gesto de triunfo con el que celebra sus golpes ganadores y sus victorias. El Nadal de chocolate lo ha elaborado artesanalmente el maestro pastelero Ramón Prats. Es una tradición que hace desde hace muchos muchos años crea con esmero para el lunes de Pascua.

En años anteriores hizo lo propio con deportistas como Fernando Alonso, Pau Gasol, Ronaldo, Johan Cruyff, Carles Puyol, Bojan Krkic… Y con otros personajes famosos como el escritor Camilo José Cela, el cocinero Karlos Arguiñano, el director de cine Pedro Almodóvar o el torero Jesulín de Ubrique.

Si alguno de vosotros o de vosotras pasa estos días por LLeida puede ver a Nadal-bombón en el Paseo de Ronda 88, esquina con Dr. Fleming, 23 Es un chaflán impresionante, por la noche exquisitamente decorado e iluminado.Y si se quiere dar un caprichito para el paladar, disfrutar de las distintas variedades de bollería, bombones y pasteles del local.