Lo mejor del tenis mundial

Entradas etiquetadas como ‘roland garros’

Federer llora, Nadal sonríe

Vi en dos páginas enfrentadas de La Vanguardia del sábado un mensaje curioso por su sentido semiótico. La primera era una información titulada Las siete vidas de Federer. La otra era un anuncio: Nadal promocionando el turismo de las Islas Baleares. Qué contradicción, pensé, en vísperas de la final de Roland Garros por el contraste en las carreras de ambos tenistas. Rafa parecía lanzado a su quinto título consecutivo en París y Roger, a jugar un papel menos protagónico en esta edición.

Pero así son las cosas. La realidad es imprevisible. Nadal eliminado y descansando en casa (como el anuncio) y Federer, campeón, como preconizaba el artículo: su renacimiento.

Con el título de Roland Garros, el único grande que le faltaba, Federer completa una trayectoria impresionante: su 14 corona de Grand Slam. Iguala así el número de victorias del mítico Pete Sampras con triunfos en los cuatro grandes: Wimbledon (5), US Open (5), Abierto de Australia (3) y la mencionada copa de los mosqueteros. Es ya el sexto jugador de la historia en ganarlos todos ¡Bravo!

Roger se merecía volver al primer plano. Es un exquisito jugador y un caballero. En París, con su nuevo trofeo, lloró. Esta vez de alegría. Y Nadal sonrió al ver la estampa desde Mallorca (aunque cuando está en casa no suele ver partidos de tenis por la tele). Se alegró de que ganara. Seguro. Son rivales, pero también les une una estupenda relación surtida de los mejores momentos del tenis moderno. Le hubiera gustado batirlo en la pista, pero no siendo así, era la mejor opción. Rafa dijo que le iba a enviar un mensaje felicitándolo. Le honra.

Lágrimas y sonrisas, Roger y Rafa, dos hombres y un destino. Dos contrarios, dos amigos. Los mejores. Se verán pronto en la hierba del All England Club de Londres. Allí volverán a estrecharse la mano. Habrá lloros y sonrisas. Veremos de quién.

El enemigo tenístico nº1 de Nadal

“En París, veremos quién llega a la final. Eso de entrada. Hablamos mucho de París y aún queda” dijo Rafa Nadal tras el torneo de Madrid. ¿Una premonición? ¿Conocimiento de causa? ¿Saber lo que cuesta un triunfo? Fuera lo que fuese, Nadal ha caído en octavos de Roland Garros y se despide de su sueño. Duro. Muy duro. La primera derrota tras 31 victorias consecutivas en la arcilla parisina. De momento, no podrá ser el primer tenista de la historia en ganar Roland Garros cinco veces seguidas. Tampoco podrá aspirar, obviamente, a llevarse los cuatro Grand Slam este año.

Rafa necesita un reset. Se enfrenta a algo nuevo: perder en París, cosa que jamás le había sucedido en su exitosa carrera. Nadal es ante todo un deportista. Muy racional, además. Le dolerá, pero se sobrepondrá pronto. Su mente está preparada para superar este revés. Lo que le escuece es haber caído contra Robin Soderling, su enemigo tenístico número 1. Y no por rivalidad, sino por las fanfarronadas del sueco.

Rafa llegó a decir de él en una entrevista que es con quien nunca haría pareja en un encuentro de dobles. Y es mucho para venir de Nadal, un gentleman, que nunca tiene roces con nadie. Los dos se veían las caras por cuarta vez en su carrera este domingo. Nadal había ganado los tres encuentros. En los dos últimos había surgido el pique. Sobre todo en el disputado en Wimbedon hace dos años. Fue aquel partido de dieciseisavos, el más largo de la historia. Se prolongó durante cinco días por sucesivos aplazamientos por la lluvia. Duró cuatro horas y un minuto.

Pasó esto. Nadal iba a servir una bola. Cuando levanto la vista, Robin (que en nada se parece al Robin Hood de los bosques, el bueno), se fue para cambiar de raqueta. Nadal aguantó el tipo. Y tras botar la bola varias veces, se detuvo y le dijo “bolas nuevas”. Cabreo. Soderling se dio la vuelta e intentó mofarse del mallorquín. ¿Cómo? Imitando su conocida acción de ajustarse el pantalón. Malas formas. “Fue algo más bien divertido. Tuve que esperarle a él como doscientas veces en cada punto. Y el tuvo que esperar una vez, y empieza a mover la cabeza, a hacer estas cosas. Pero bueno, tal vez no debería haberlo hecho. No estoy enfadado con él”, se justificó Robin.

Nadal dijo ante la prensa que Soderling era un tipo extraño del que casi nadie hablaba bien. Soderling replicó:”Nunca diría eso de nadie en una rueda de prensa. Podría hablar mucha mierda de mucha gente pero no lo haré. Debe tener un día quejica”.

Ahí rompieron relaciones. Hace poco se vivió un nuevo capítulo. Fue en Roma. A Nadal le cantaron fuera una bola. La reclamó. El sueco se hizo el sueco y la marcó más allá de un metro de la línea de fondo. El punto se repitió. Nadal lo hundió: 6-1 y 6-0. Pero Robin ha salido a flote. Sacó una lección: “Con él hay que arriesgar y ser ofensivo. Si te limitas a meter la bola en la pista, estás muerto”.

Ayer aplicó su receta y fastidió a Rafa. ¡Y de qué manera! Nadal empieza un nuevo ciclo, una etapa con su primera derrota en París.

París-Nadal, una historia de amor (razones para ganar Roland Garros)

Arranca el mejor torneo de tierra batida del mundo y Nadal quiere morder (un mordisco de enamorado) la Copa de los Mosqueteros una vez más. Es la particular historia de amor de Rafa Nadal y París. Os escribo las razones por las que creo que va a ganar Roland Garros.

1) Un reto histórico

Puede convertirse en el primer tenista de la historia en ganar Roland Garros por quinta vez consecutiva y superar la gesta del sueco Bjorn Borg, que encadenó cuatro títulos entre 1978 y 1981. Ya le arrebató el récord de triunfos seguidos sobre tierra batida; el sueco 46 y Nadal 81.

2) Sólo victorias

Nunca ha perdido un partido en Roland Garros. Ha participado en cuatro ediciones con 28 triunfos seguidos.

3) Racha triunfal

En lo que va de año ya ha coronado cinco títulos: su primer Open de Australia, Indian Wells, Montecarlo, Barcelona y Roma. Los tres últimos en tierra batida.

4) Número 1

Es la primera vez que llega a París como número 1 del mundo.

5) Esta motivadísimo

En Madrid cayó ante Federer y perdió el título. Aquí quiere enfrentarse a él en la final y llevarse la Copa de los Mosqueteros.

6) Mejores condiciones

A 35 metros de altura sobre el nivel del mar el bote de la pelota es ideal para las condiciones del manacorí.

7) Suerte

A Nadal le ha sonreído la fortuna en el cuadro final del sorteo: debuta frente a un jugador de la fase previa, el brasileño Marcos Daniel, y no se enfrentará a Djokovic, su bestia negra sobre arcilla últimamente.

8) Es el favorito

Su estadística sobre tierra batida le hace temible para cualquier rival. Roland Garros es un torneo talismán para él.

9) Tranquilidad

“Espero llegar a París y jugar bien. Ya veremos si estoy preparado para ganar o no, aunque por supuesto me hace mucha ilusión ganar por quinto año consecutivo”, aseguró Nadal. “Si juego a mi mejor nivel confío en hacer un buen resultado en París, y si no es así, tengo que tomármelo con calma porque el año está siendo muy bueno para mí”, afirmó el mallorquín.

10) Muy buenas sensaciones

Las que tuvo Rafa nada más entrenarse por primera vez en la pista central. “Me encuentro muy bien aquí”.

11) Descanso

Ha tenido una semana de descanso antes de debutar. Le habrá ido fenomenal este respiro para sus piernas y su mente en un calendario tan apretado.

12) Fortaleza mental

Con su convicción, su estrategia y su poder mental es capaz de superar (casi) todas las adversidades.

¿Cuáles son tus razones? Esperemos que Nadal haga un gran torneo y gane. Disfrutemos mientras.