Lo mejor del tenis mundial

Entradas etiquetadas como ‘federer’

Federer llora, Nadal sonríe

Vi en dos páginas enfrentadas de La Vanguardia del sábado un mensaje curioso por su sentido semiótico. La primera era una información titulada Las siete vidas de Federer. La otra era un anuncio: Nadal promocionando el turismo de las Islas Baleares. Qué contradicción, pensé, en vísperas de la final de Roland Garros por el contraste en las carreras de ambos tenistas. Rafa parecía lanzado a su quinto título consecutivo en París y Roger, a jugar un papel menos protagónico en esta edición.

Pero así son las cosas. La realidad es imprevisible. Nadal eliminado y descansando en casa (como el anuncio) y Federer, campeón, como preconizaba el artículo: su renacimiento.

Con el título de Roland Garros, el único grande que le faltaba, Federer completa una trayectoria impresionante: su 14 corona de Grand Slam. Iguala así el número de victorias del mítico Pete Sampras con triunfos en los cuatro grandes: Wimbledon (5), US Open (5), Abierto de Australia (3) y la mencionada copa de los mosqueteros. Es ya el sexto jugador de la historia en ganarlos todos ¡Bravo!

Roger se merecía volver al primer plano. Es un exquisito jugador y un caballero. En París, con su nuevo trofeo, lloró. Esta vez de alegría. Y Nadal sonrió al ver la estampa desde Mallorca (aunque cuando está en casa no suele ver partidos de tenis por la tele). Se alegró de que ganara. Seguro. Son rivales, pero también les une una estupenda relación surtida de los mejores momentos del tenis moderno. Le hubiera gustado batirlo en la pista, pero no siendo así, era la mejor opción. Rafa dijo que le iba a enviar un mensaje felicitándolo. Le honra.

Lágrimas y sonrisas, Roger y Rafa, dos hombres y un destino. Dos contrarios, dos amigos. Los mejores. Se verán pronto en la hierba del All England Club de Londres. Allí volverán a estrecharse la mano. Habrá lloros y sonrisas. Veremos de quién.

Con este calendario se van a cargar a Nadal, Federer…

Me preocupa mucho el descanso obligado de Nadal. Que se haya resentido de su rodilla derecha. O el tobillo de Fernando Verdasco, que le hace estar en el dique seco. O la pájara por el calor de Djokovic en Australia. O el paréntesis decidido por Federer. Así, con un calendario criminal, el tenis está en peligro porque sus máximas figuras están en riesgo permanente de lesión.

Se imaginan una Premier con Robinho o Cristiano Ronaldo ausentes cada dos por tres. O una Liga con bajas periódicas de Eto’o, Raúl, Kanouté, Villa… O una NBA con desapariciones frecuentes de Kobe Bryant, Pau Gasol, LeBron James, Chris Paul…La verdad es que la competición se resentiría. Sobre todo, por el espectáculo. Sin los campeones no hay deporte de ato nivel.

La suerte es que en los deportes colectivos existen las famosas rotaciones, muy criticadas por muchos porque privan de ver a los mejores. En los individuales eso, obviamente, no puede suceder. No hay clones de Nadal, Federer, Bolt, Isibanyeva, Phelps…

¿Y a qué vine esto? A que por culpa de un calendario muy mal hecho están lesionando el tenis. Por la presión del ranking de la ATP, de los puntos en juego, de los patrocinadores, de los torneos, de los anunciantes…los jugadores deben de estar preparados para rendir al máximo desde enero hasta diciembre. De jugar en todo tipo de superficies, (tierra, hierba, moqueta…duras y blandas), de ir de acá para allá subiendo y bajando de aviones. Sin apenas tiempo para entrenarse o para descansar.

Muchos profesionales, entre los que Nadal es uno de lo más activos, preparadores y entrenadores se han quejado. Y eso que se dosifican, se cuidan y se programan al máximo. Pero no les hacen ni caso. Sigue un calendario rompepiernas, un ritmo de competición inaguantable, incluso para los atletas más preparados.

Espero que quienes tengan qué decidir se pongan manos a la obra de una vez y rápido. Con cabeza y con lógica. De lo contrario, nos pasará esto. Que nos privarán del espectáculo de ver a los mejores en los mejores torneos. Se van a cargar a Nadal, Federer, Djokovic…¿Qué opinas?

¿Hay algo mejor que un Nadal-Federer?

Ganó Rafa. Y me alegro. Pero ganó el tenis, el deporte, el reconocimiento, la amistad, la nobleza. ¡Qué hermoso epílogo de la final del Open de Australia! Nadal y Federer, abrazados. El mallorquín consolando al suizo, roto por dentro, en un mar de lágrimas. Y las de Rafa a punto de brotar. Sentimientos a flor de piel.

Y una copa, jamás ganada por ningún español. El sexto Grand Slam para Nadal, tras cuatro Roland Garros y un Wimbledon. El primero sobre el cemento de Melbourne. Con el oro olímpico y el número 1 del mundo, más reforzado en el ranking, la supremacía del tenis es suya. El mejor de la Tierra.

Por eso lloraba Roger, porque se le escapa un sueño. Jugaba para ganar su 14º Grand Slam y en un territorio muy especial para él donde en 2004 se convirtió en el number one. El nuevo dueño de la nueva era de la raqueta se llama Rafa Nadal. Se acabó la transición. El rey es ahora Rafa. Federer sabe que, de momento, ha entregado la corona a su sucesor.

Lo ha hecho con honor, como un caballero, ante todo el mundo como testigo. Llorando. Con él, también lloré ante la pantalla, como muchos de vosotros. Cuánta emoción. Las lágrimas de Federer eran las mías, las nuestras. Las de cualquiera que viera la estampa. Todo un campeón, posiblemente el mejor de la historia, entregado a la evidencia.

“Siempre es especial jugar contra Federer”, declaró Rafa. Le abrazó y luego le dedicó lo mejor de su discurso. “Lo siento por hoy. Sé realmente lo que siente y lo duro que es, pero tú eres el mejor de la historia y seguro que igualarás los 14 (Grand Slam) de Sampras. Me encanta jugar contra ti y te deseo lo mejor para el resto de la temporada”.

“La rivalidad de Rafa y Federer”, reflexiona Carlos Moyà, ex número uno y finalista en Melbourne en 1997, “es impresionante. Se muestran casi infalibles y sus partidos quedarán para la historia: están condenados a enfrentarse”, escribe J.J. Mateo en El País. Y es así. Nos han regalado bellísimos momentos de tenis, en todos los rincones del planeta y en todas las superficies, tierra, hierba y cemento. Con una deportividad y una humanidad exquisitas. Muchas gracias. Muchas veces.

¿Federer o Nadal? Una nueva era, en juego

Vuelve una gran final. De campanillas. Un partidazo nos espera en las antípodas. Nadal contra Federer. El Open de Australia corona a su campeón. ¡Cuantos nervios!

El pronóstico es bien incierto ¿Ganará Nadal o Federer? El corazón me dice que ganará Rafa; la cabeza, Roger.

Creo que estamos en un partido crucial. No sólo está en juego un torneo muy importante, uno de los cuatro grandes. Sería el primer Grand Slam para Nadal en pista rápida. Y el número 14, en total, para Federer. Igualaría así la marca suprema de Pete Sampras. Ambos se juegan mucho.

Tanto que me atrevería a decir que lo que está en juego es la nueva era del tenis mundial. Si Nadal se sobrepone al esfuerzo titánico del partido contra Verdasco (5 h y 14 minutos) y vence a Federer, lo habrá tumbado (casi) para siempre. Noqueado. Coco comido para los restos. Nadal enlazaría tres victorias imponentes sobre el elegante suizo: Roland Garros, Wimbledon y Australia. Tres superficies: tierra, hierba y pista dura. Tras arrebatarle el número 1 en agosto, el golpe moral definitivo.

Federer tiene una oportunidad histórica de resarcirse del mal manacorí que le azota en las últimas temporadas (12-6 en su cómputo particular para Nadal), aunque su rivalidad sea muy sana. Son excelentes deportistas. Dos caballeros. Federer no disputa sólo un gran título. Su mente, su ilusión, sus ganas estarán en vilo en la pista.

Sabe bien que este encuentro es crucial para su futuro. Que si gana a Nadal se meterá de lleno en la reconquista de su trono. Podrá pensar que Nadal no es invencible para él. Que puede volver a ser el rey. Pero si cae, ¡Ay si pierde! También sabe que le costará mucho más reponerse.

Veremos quien aguanta mejor, si las piernas a Nadal o la cabeza a Federer. Seguro que será un espectáculo superior. Siéntense y disfruten.

Federer acecha menos a Nadal y Djokovic aprieta

Federer intentaba arrebatarle el número 1 del tenis mundial a Rafa Nadal a principios del año próximo. Sin embargo, tendrá que apretar mucho para que no le pille Djokovic, que tras su triunfo en la Copa Masters de Shangai sólo está a 10 puntos de Roger en el ranking.

La clasificación ahora esta así:

1º Rafa Nadal: 6.675 puntos

2º Roger Federer: 5.305

3º Novak Djokovic: 5.295

Federer había mostrado la importancia que concedía a esta reconquista al no faltar a ninguno de los grandes torneos indoor de final de temporada, lo que no había hecho en años anteriores. Pero falló. En Madrid, cayó en semis ante Andy Murray y en París, con dolores en la espalda, prefirió renunciar antes de jugar su partido de cuartos. Tampoco venció en Shangai como era su objetivo. Era su último cartucho para recuperar el trono por la vía rápida.

Volver a la cima

Si quería tener a Nadal en el punto de mira, Federer no tenía elección: debía ganar en China su quinto Master, una hazaña que le hubiera puesto al nivel de Pete Sampras e Ivan Lendl. Después contaba con otro triunfo en Melbourne, en el Open de Australia, que junto a una derrota de Nadal antes de las semifinales, le hubiera devuelto a la cima del tenis mundial.

Las cosas han cambiado y bastante. Ahora tiene que mirar por el retrovisor porque Novak Djokovic viene lanzado. El serbio, medalla de bronce en los JJOO de Pekín, está pegadito en el ranking ATP. Arrancó el año perfecto y lo ha cerrado estupendamente. En enero, defenderá los puntos de su victoria el año pasado en Australia. Si gana y alcanza la regularidad será un poderoso rival. Ya alardea con llegar a ser el nº1. “Ahora es posible” dijo en Shangai.

El mejor Nadal

Habrá que tenerle muy en cuenta para el 2009, donde esperamos ver a un Nadal recuperado de sus lesiones para mantenerse durante mucho tiempo como rey mundial del tenis.