BLOGS

Un número misterioso para una noche misteriosa

–Sal, dame la máscara de zombi, ¡es mía!

–No, Ven, todo es de los dos y yo la he cogido antes.

–¿No dijiste que te ibas a disfrazar de momia, pesado?

–Pero he cambiado de opinión, voy a ir de zombi.

–¡Y yo también! ¡¡Y esa máscara es mía!! –Ven estaba cada vez más enfadado.

–Pero si tú no necesitas máscara para parecer un zombi… –respondió Sal con cara de pillín.

–¿Cómo puedes decirme eso? –dijo Ven hipando –Soy tu hermano pequeño…

–Pero, bueno… –Mati acababa de entrar –¿Qué pasa aquí? ¿Estáis listos para salir a pedir caramelos?

–Pasa lo de siempre, Mati –dijo el pequeño y añadió con pena–Que Sal es un carota y se quiere poner mi máscara de zombi.

–¿No me la puedes prestar un día? –respondió el gafotas.

–Sí, pero otro día –dijo Ven –¡No el día de Halloween!

–Ya, ya veo… –interrumpió Mati –Oye, ¿sabéis qué? ¿Sabéis que también hay números que dan miedo?

Los niños miraron a Mati por el rabillo del ojo sin creerse mucho lo que decía la pelirroja, Sal aguantando la máscara con fuerza.

–Mati…–dijo finalmente el pequeño –Que no somos niños pequeños…

–Bueno, en ese caso –respondió ésta y añadió con voz terrorífica –no os contaré la historia del misterioso número 6174…

 

–¿Por qué es misterioso ese número? –preguntó Ven receloso –¿Se come a los gafotas carotas?

Sal miró a su hermano torciendo la boca y preguntó a Mati:

–¿Qué pasa con el 6174, Mati? ¿Es de Fibonacci? ¿Es una potencia de 2? ¿Es primo?

–¿Cómo va a ser primo, Sal, si es par? –protestó el pequeño.

–¡Toma! Es verdad…–aceptó Sal –Qué fallo tan tonto.

–No, no es un número de Fibonacci –comenzó a decir la pelirroja –ni es una potencia de 2, ni, como ha dicho Ven, es un número primo, pero ya veréis. Os propongo un juego.

–¡Sí! –dijeron los dos niños a la vez.

–Elegid un número de 4 cifras, que no tenga las 4 cifras iguales –les dijo.

–1108 –dijo Ven rápidamente –Es mi cumpleaños, 11 de agosto.

Sal pensó en protestar pero no quería molestar a su hermano en pro de conseguir que éste le dejara finalmente la máscara.

–Muy bien, me parece estupendo –dijo Mati –Ahora ordenamos sus cifras primero de mayor a menor, 8110, y luego de menor a mayor, 0118, y restamos el segundo al primero, a ver qué sale.

 8110-0118=7992

–7992 –dijo Ven –¿Éste ya es de Fibonacci?

–No, Ven –respondió Mati –No buscamos números de Fibonacci, paciencia, que es la madre de la Ciencia… Ahora hacemos lo mismo con 7992, ordenamos de mayor a menor, 9972, de menor a mayor, 2799 y restamos.

 9972-2799=7173

–Pues no veo qué tiene que ver con el misterioso 6174 –se quejó Ven con retintín.

–Espeeeeera –insistió Mati –Vamos a hacerlo con 7173…

7731-1377=6354

 

–¿Y ahora con 6354? –preguntó el gafotas.

–Sí, lo haremos hasta que nos aparezca el 6174 –dijo ella.

6543-3456=3087

8730-0378=8352

8532-2358=6174 

 

–¿Cómo sabías que iba a salir el 6174, Mati? –preguntó  Ven.

–Porque siempre sale –contestó ella –Y veréis qué pasa si ahora lo hacemos para 6174…

7641-1467=6174 

–Hala –se asombró Sal –Vuelve a salir él.

–Sí –corroboró Mati –Ya siempre sale 6174.

–¡Toma, toma, toma! ¡Cómo mola! –exclamó Ven.

–Pues bien empecéis con el número de 4 cifras (no todas iguales) que empecéis –les dijo –siempre llegáis al 6174.

–¡Es chulísimo, Mati! –dijo Sal.

–Sí, esta propiedad fue descubierta en 1949 por un matemático indio, Dattatreya Ramachandra Kaprekar, y por eso se le llama al 6174 la constante de Kaprekar.

–¿Y si lo hacemos con 5 cifras, Mati? –preguntó el gafotas.

–Para 5 cifras no se llega a un número fijo –respondió ella –pero para 3, sí, vamos a verlo. Decidme un número de 3 cifras, no todas iguales.

–365 –dijo rápidamente Ven –los días de un año. No bisiesto, claro…

–Vamos a hacerlo –dijo Mati.

653-356=297

972-279=693

963-369=594

954-459=495

954-459=495

–¡Toma, toma, toma! ¡Es el 495! –se emocionó el pequeño.

–Efectivamente –corroboró Mati –Con 3 cifras siempre llegamos a 495.

–¿Y con 6? –preguntó Sal nervioso.

–Con 6 cifras ya no se llega a un único número fijo –respondió ella –De hecho, sólo se llega a un único número fijo con 3 y 4 cifras, ¿no os parece misterioso?

–Sí, lo es –dijo Sal dando vueltas en su cabecita todo lo que les habia contado Mati.

–Hombre, pero mucho miedo… –dijo Ven –no da, Mati, no te enfades, ¿eh?

–Hablando de miedo –dijo ésta –¿Quieres que te maquille como el zombi más espeluznante de todos los zombis?

–¡¡Sí!! –respondió Ven.

–¡¡Y yo también, Mati!! –dijo Sal.

–¿Y la máscara? ¿Qué hacemos con ella? –preguntó Mati.

–Se la ponemos a Gauss –respondió el gafotas con cara de pillo.

 

 

3 comentarios

  1. Dice ser .Partisano.

    Lo que da miedo es que haya matemáticos que se dediquen a investigar tales cosas xddd

    Me suena de haberlo leído en algún libor de Martin Gardner… ¿tiene alguna aplicación práctica? ¿sirve para algún algoritmo o demostración ?

    31 Octubre 2012 | 11:07

  2. Dice ser fuente

    Uhmmm… curioso…. pero para hacer el de tres cifras has ido trastocando el orden de los números, no?

    03 Noviembre 2012 | 0:30

  3. Curioso el logo de miabaco.com q tiene la espiral aurea y… ¿Alguien se ha percatado de la cantidad representada en el abaco del logo? ¿Y porque rsa cantidad?

    Muy ingenioso el logo y la cantidad representada…
    Miabaco.com

    03 Noviembre 2012 | 1:22

Los comentarios están cerrados.