BLOGS

José Ángel Esteban. Señales de los rincones de la cultura. Y, por supuesto, hechos reales.

Cine danés para adultos

Juega con fuego, desde luego. Todos los materiales para una hoguera están presentes: ricos y muy pobres, primerísimo mundo y aldeas olvidadas en la India, solidaridades europeas que cubren culpas tortuosas, padres secretos, madres con pasado, bodas traicioneras. Y, sin embargo, Susan Blier, la directora danesa, se maneja con esos elementos con la inteligencia suficiente y la distancia necesaria como para evitar el culebrón.

Ya lo hizo antes en Hermanos, contando el suelo que se le hunde a la familiar de un militar en misión de paz en Afganistan; y aún antes en Te quiero para siempre. Ahora con Después de la boda se atreve otra vez con emociones radicales, conflictos entre occidente y el resto del mundo y preguntas sobre lo que significa la paternidad, la descendencia, el mundo global, la herencia. Apostando fuerte y, al tiempo, quedándose en en el filo, defendiendo a sus personajes, no esquemas, ni dibujos.

Cine para adultos. Cine de generación. Discutible. Qué gusto.

El guionista Anders Thomas Jensen, un enorme talento de la escritura de cine, está otra vez al lado de Susan Blier (igual que estuvo, por ejemplo, junto a Lone Scherfig para hacer Wilburn se quiere suicidar. o junto a Sore-kragh Jacobsen para hacer Mifune). No es,desde luego, tan famoso como Lars Von Triers pero, seguramente, es uno de los responsables del cine europeo más interesante que se hace en este momento.

2 comentarios

  1. Dice ser calorcito

    Grandes obras, muy respetables, pero para mi estos vikingos son unos neuróticos demasiado tendentes al suicidio. Prefiero un cine mas distrayente y sencillo.

    24 Abril 2007 | 10:00

  2. Dice ser jaes

    Complicado no es; distrayente, sí: porque está perfectamente contado. Y para tu calorcito un poco frío siempre viene bien. Contrastes. Y está mujer, de verdad, esta más allá del tópico.

    24 Abril 2007 | 11:43

Los comentarios están cerrados.