BLOGS

José Ángel Esteban. Señales de los rincones de la cultura. Y, por supuesto, hechos reales.

Que las calles

Que las calles sean lo que son: un baile que bailamos entre todos, dice el antropólogo Manuel Delgado. Su nuevo libro se llama Sociedades movedizas , un ensayo sobre el espacio urbano y sobre sus trampas. De las cámaras callejeras, por ejemplo, le molesta que le vigilen a él en vez de apuntar a los consejos de administración. Que todo lo que existe esté en la calle, pide, que no se borre la vida del lugar donde se discurre (se camina, se habla, se piensa). Y si las calles son escenarios de conflicto, asumámoslo, sugiere, para poder ser testigos de la vida. Son inútiles los esfuerzos por tranquilizar lo urbano, advierte, por obligarlo a cesar en el temblor que constituye su naturaleza. El gobierno de las ciudades debería garantizar el bienestar de los ciudadanos y no sólo mantener en buen estado el espacio que trata de vender, el escenario.

Manuel Delgado vive en Barcelona y se despacha contra el empeño de su gobierno local de limpiar la ciudad para que no se vea lo sucio, sólo para que no se vea, no para que desaparezcan las razones que provocan esa suciedad, esa rareza. Pero en Madrid, me temo, a nuestras autoridades deberíamos decirles que dejen de ensuciar, de llenarnos de cascotes. Delgado, en fin, afina y no se pregunta sólo por la violencia urbana, sino también por la violencia urbanística.

El libro me lo ha regalado M. Vive en Alcorcón, en Madrid, y me recuerda escandalizado que un mes después, –una semana después, incluso– del gran incendio avivado y avivado y avivado, no queda nada. Ni las cenizas del invento.

•••

En Marzo, que empieza hoy, cumplen años un montón de amigos. San Juan, ya se sabe. Cumple también un local de Madrid, que ha invitado, entre otros a Nacho Vegas a celebrarlo. Y de paso han rescatado un texto del cantante, un paseo por Madrid, un flash back por sus calles más recientes, que Manuel Delgado podría hacer propio. Una ciudad que desaparece detrás de las marcas de las tiendas, detrás de lo que vende.

•••

La mejor escena de Venus, la película con la que Peter O´Toole batalló hasta antes de ayer por un Oscar, ocurre en un puente, en plena calle. El hombre, el viejo, cínico actor casi marchito, empeñado en mantener una dignidad seductora, recita Shakespeare para tratar de engatusar a la adolescente de falta corta, alimentada de patatas chips y chucherías. Ella le responde con un estribillo pop. Ninguno de los dos se entiende. Pero a partir de ahí, después de cruzar el puente, empiezan a estar más cerca. Y luego el viejo actor puede que consiga lamer el cuello de la chica y ella agenciarse, pese a la grima, un hueco en la ciudad. La película, que podría haber resultado casi empalagosa, consigue ser una pieza armónica, un cruce de comedia áspera y de tragedia dulce, sobre el mantenimiento del deseo, de cualquier deseo hasta las últimas consecuencias.

•••

Cuando me gustan las críticas de cine, me gusta las películas.

•••

Sin cobertura

•••

imagen











5 comentarios

  1. Dice ser gallega

    Gracias a ti y que no decaiga. ¿Alguna recomendación para este fin de semana? Cinematográfica, claro.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser gallega

    Leo todos los días tu blog. Bueno, casi todos. Pero es la primera vez que me atrevo a hacer un comentario. Solo decirte que me encanta tu estilo al escribir: sencillo y a la vez complicado, y que me sigo admirando de la gente que utiliza rincones como este para hablar de cultura, de cosas que nada tienen que ver con la prensa del corazón, o con (perdón) pajas mentales varias. En cuanto a lo que escribe hoy, comentar que yo para ir al cine nunca leo antes la crítica de la película. Un saludo desde el sur de Galicia

    01 Marzo 2007 | 19:21

  3. Dice ser jaes

    Sientete como en casa. Gracias.Con esa critica llena de gracia me he reido mucho.

    02 Marzo 2007 | 2:18

  4. Dice ser jaes

    Recomendar… Si puedo, y encontramos hueco, iremos a ver The Host. Un coreano distinto que se llama Boog Jooon-Ho: coge a un monstruo y habla de muchas clases de miedo. Sé que hizo una película que a mí me gustó: Crónica de un asesino en serie. Había muertos, sin excesos, pero sobre todo había una manera fuera de la norma de contarlo, cruzado con comedia, con personajes, con secretos. Puede que aquí juegue a lo mismo. Ya veremos.

    02 Marzo 2007 | 17:31

  5. Dice ser MM

    Jaes, no te veo yo a ti viendo ese tipo de peliculas de mounstros…ajjajajaj..De todas formas ya nos contarás…jaja, a ver si ahora no vas a poder dormir..

    02 Marzo 2007 | 23:03

Los comentarios están cerrados.