BLOGS
En capítulos anteriores En capítulos anteriores

"Odio la televisión del
mismo modo que detesto
los cacahuetes. Pero no
puedo dejar de comer
cacahuetes". Orson Wells

De la cara de DiCaprio a las galletas de Taraji: así fue lo más comentado de los Globos de Oro

El hecho de que Lady Gaga se haya impuesto a otras actrices como Kristen Dunst -que se marca un papelón en Fargo– demuestra que los Globos de Oro de esta edición se han vendido al espectáculo y la locura frente a la sensatez. Por lo menos, en lo que a apartado televisivo se refiere. Dejando a un lado mi indignación por ese premio y también por el de la protagonista de Crazy Ex-girlfriend, la gala nos deja algunos momentos de lo más comentados en las redes sociales.

La comprometida mirada de Leonardo DiCaprio a Lady Gaga, por ejemplo, ha sido una de las situaciones más divertidas y sonadas de la 73 edición de los premios que otorga la Prensa Extranjera. DiCaprio será un grandísimo actor, pero el disimulo no es su fuerte.

¿Sabéis ese momento en el que criticas a alguien, te ríes con tranquilidad pensando que no te ven… hasta que te pillan? Pues algo así le ha pasado al protagonista de El renacido cuando la cantante pasa por su lado para recoger el premio a Mejor Actriz.

Pero también Patrick Wilson, que no sabe ni dónde mirar, se delata.

Las bebidas estuvieron muy presentes durante la ceremonia. Jennifer Lawrence inauguró la barra libre en la alfombra roja…

… y Rick Gervais siguió sus pasos mientras presentaba la gala con una cerveza siempre a mano.

El maestro de ceremonias dedicó unas palabras más tarde, en su tono irreverente y mordaz, al político más polémico de Estados Unidos: “Eva Longoria es una de esas personas que Donald Trump quiere devolver a su país”.

En cuanto a la alfombra roja, Lady Gaga nos decepcionó vilmente al aparecer vestida como una persona. Como una persona normal que acude a una entrega de premios, quiero decir. Sin excentricidades, trozos de carne colgando de la tela ni latas en el peinado.

Así que lo que todos esperábamos era la enésima caída de Jennifer Lawrence. Esta vez, sin embargo, no hubo ni un ligero tropezón. Aún así, siguió regalando algunos de los momentos más virales de la noche. Por ejemplo, cuando quedó fascinada -como todos- con el cardado al más puro estilo nido de pájaros de Katy Perry.

O cuando se sorprendió al ver a Matt Damon detrás de ella como si no estuviera acostumbrada a cruzarse con él en las miles de entregas de premios.

Pero para momentazo, el de Taraji P. Henson. Si su personaje en Empire se llama Cookie (galleta en inglés), qué mejor manera de celebrar el premio a Mejor Actriz que repartiendo unas cuantas por la sala: “Cookies para todos”.

Por no hablar del pelo de Channing Tatum…

aunque para pelo, el del nuevo president de la Generalitat, Puigdemont, que no se sabe bien por qué también apareció en los tuits de los Globos de Oro

… o del disfraz de oso de Jonah Hill, en ‘homenaje’ al animal que se ‘acerca’ de manera ‘amistosa’ a Leonardo DiCaprio en El renacido.

La gala también tuvo su minuto de emoción contenida cuando la sala entera se puso en pie con el premio de Sylvester Stallone a Mejor Actor de Reparto.

Y hasta Arnold Schwarzenegger quiso sumarse a las felicitaciones. En su caso, vía Twitter.

El protagonista de Master of None, Azin Asari, recibió la derrota con mucha originalidad. En concreto, mientras hojeaba un libro en el que se podía leer: “Perder contra Jeffrey Tambor con dignidad”. Aunque no acertó: el Globo de Oro a Mejor Actor en una Serie de Comedia o Musical se lo llevó al final Gael García Bernal por Mozart in the Jungle.

Jamie Fox se ‘confundió’ al entregar un premio. ¿A alguien le recuerda a la última ceremonia de Miss Universo?

Jenn Law y su íntima amiga del alma Amy Schumer entregaron un galardón muy al estilo Amy Phoeler y Tina Fey, y algún medio de comunicación ya ha pedido que sean ellas las presentadoras de los Globos en 2017.

Y, por último, el nuevo look de Jim Carrey.

En definitiva, una gala mucho más aburrida que otros años donde la mirada de DiCaprio a Gaga fue lo más destacado, eclipsando incluso los comentarios políticamente incorrectos del maestro de ceremonias Rick Gervais.

Los comentarios están cerrados.