Entradas etiquetadas como ‘robar’

El ‘milagro del anciano’ con bastón que sale corriendo tras robar en una tienda

Un pensionado con bastón parece que recuperó milagrosamente sus capacidades físicas y huyó a toda pastilla, tras presuntamente robar varios productos en un supermercado en Penarth, cerca de Cardiff (Reino Unido). O-O

El caballero fue visto cojeando ostensiblemente por el establecimiento mientras ‘sustraía’ la cesta de la compra, con más tranquilidad que Oblak esperando el remate de un rival.

Tras reunir todos los productos dentro de una bolsa ecológica, Mr. Stick salió por la puerta principal y se puso a correr como si huyera del mismísimo diablo. Solo faltó la banda sonora de Carros de fuego para que el momento fuera inolvidable. Lee el resto de la entrada »

Se transforma en ‘canguro’ para robar sujetadores y bragas

canguro_bra3Hace unos meses ya os conté la extraña afición de un japonés por robar sillines de bicicletas de mujeres para “olerlos y lamerlos”. Ahora me traslado a China para descubriros a ‘Mr. Kangaroo Bra’ (por los saltos que pega en busca del premio), un joven con una pasión inconfesable: sustraer ropa interior femenina de los tendederos a altas horas de la noche. Un coleccionista de push-up de manual.

Aprovechando la oscuridad, con nocturnidad y alevosía (mira nervioso para todos los lados para no ser cazado), el muchacho fue pillado infraganti por una cámara de seguridad en plena ‘operación sostén’. No se fijó que un ‘gran hermano’ estaba vigilando todos sus movimientos. Sus ojos estaban centrados en un único objetivo: braguitas de encaje. ¡Menudo pájaro!

Lee el resto de la entrada »

¡Condenado a 50 años de cárcel por robar unas costillas de cerdo!

williewardEn el imaginario popular, Waco va a quedar marcada como una “ciudad del terror”. Sobre todo, por la inmolación de los Davidianos, hace ya 20 años, en la conocida como “Masacre de Waco” y por el fatal accidente vivido hace dos meses en una planta de fertilizantes. Pero también por la crudeza con la que se aplica la ¿Justicia? allí. Recientemente, un hombre con antecedentes ha sido sentenciado a 50 años de cárcel por robar un costillar de cerdo. ¡Qué exageración! ¿Cuántos años de cárcel le caerían allí a Blesa?

En 2011, Willie Smith Ward quiso llevarse sin pagar unas costillas de cerdo, ocultándolas bajo su camisa. Uno de los empleados del establecimiento en el que perpetraba el robo se dio cuenta y quiso impedir que Willie se saliera con la suya. El objeto del robo se le cayó al suelo al caco, que amenazó al que boicoteó su asalto con sacar un cuchillo y luego salió huyendo del lugar del crimen con su botín, valorado en unos 35 dólares. Como veis, nada del otro mundo.

Ahora, dos años después, Willie ha sido juzgado por robo y amenazas. Como quiera que arrastraba antecedentes por robo, intento de robo, asalto con violencia, posesión de cocaína, abandono de la escena de un accidente en el que estuvo implicado y algunos otros delitos menores, el jurado ha dictaminado para él una condena de 50 años de prisión. ¿No os parece un pelín exagerado? Acepto que el amigo Willie, que tiene 43 años, parece difícilmente reconducible y necesita un escarmiento, pero 50 años a la sombra es una pena más aplicable a un asesino que a un vulgar ratero.

Las leyes del estado de Texas determinan que, para acceder a la libertad condicional, el preso debe cumplir al menos una cuarta parte de su condena, así que Ward no podrá pisar la calle hasta que tenga 56 años. ¡Y pensar que rechazó el pacto que le ofreció el fiscal, que pedía 20 años de cárcel! Por cierto que el ayudante del fiscal se ha mostrado más que satisfecho con la desproporción de la condena. JR Vicha, que se llama el caballero, ha asegurado que “este veredicto demuestra que los ciudadanos no van a tolerar la falta de respeto por sus bienes”. Hombre, Mr. Vicha, si la condena hubiese sido un poco más indulgente creo que también hubiera reflejado el mismo sentir ciudadano de respeto por los bienes ajenos.

Así, al desafortunado Willie le ha salido carísima la barbacoa. Le hubiera merecido la pena pasar un poquito de hambre. Y aviso a navegantes: cuidadín con saltarse la ley en Waco.

Una monja roba en un supermercado… ¡¡¡una lata de cerveza!!!

¡Caray, cómo está el clero! No voy a frivolizar con la peculiar Sor María, tan de actualidad durante los últimos meses, pero sí voy a denunciar aquí el comportamiento de una de sus hermanas, que ha faltado al séptimo mandamiento de la Ley de Dios: no robarás. Ojo, además lo ha hecho por puro egoísmo, creo, no al estilo de un Robin Hood que en vez de en el bosque de Sherwood se ocultara en un convento.

La secuencia es rápida y fue captada por las cámaras de seguridad de un supermercado. Una persona ataviada con un hábito de monja se acerca a las cámaras frigoríficas donde están colocadas las bebidas, abre una de ellas, agarra una cerveza, mira a su alrededor para cerciorarse de que nadie puede verla y la esconde entre su ropa. Luego se dirige a otra cámara y saca un botellín de agua. A continuación, vuelve al primer refrigerador y se lleva otra cerveza. Por último, desaparece de la escena dejando tras de sí la sensación de haber cometido un hurto menor.

Su acción, que ella creía de guante blanco, dista mucho de ser un golpe magistral por un descuido de “primero de Latrocinio”: asegúrate de que ninguna cámara te está grabando. Pero no somos nosotros quiénes para calificar la calidad del hurto, sino que lo que queremos es comentar el hecho en sí. Una monja tan sedienta de una cerveza bien fría que es capaz de sustraerla. No sé vosotros, pero yo ¡hasta puedo entender su desesperación por una doblemalta! Lo que no me cuadra es que sea tan mema (con perdón) de traicionar a su “jefe”, que es omnipotente y tiene el don de la ubicuidad, luego se va a enterar sí o sí de su mala acción.

Sor Birra (chascarrillo fácil, lo sé) se ha convertido en una estrella de YouTube, donde he encontrado el vídeo que os dejo para que veáis cómo ejecutó la obra por la que pasará a la posteridad. Amén.

Ps. ¿Qué seríais capaces de hacer vosotros por una doblemalta fresquita en una noche de calor sofocante?