Entradas etiquetadas como ‘wako’

¡Condenado a 50 años de cárcel por robar unas costillas de cerdo!

williewardEn el imaginario popular, Waco va a quedar marcada como una “ciudad del terror”. Sobre todo, por la inmolación de los Davidianos, hace ya 20 años, en la conocida como “Masacre de Waco” y por el fatal accidente vivido hace dos meses en una planta de fertilizantes. Pero también por la crudeza con la que se aplica la ¿Justicia? allí. Recientemente, un hombre con antecedentes ha sido sentenciado a 50 años de cárcel por robar un costillar de cerdo. ¡Qué exageración! ¿Cuántos años de cárcel le caerían allí a Blesa?

En 2011, Willie Smith Ward quiso llevarse sin pagar unas costillas de cerdo, ocultándolas bajo su camisa. Uno de los empleados del establecimiento en el que perpetraba el robo se dio cuenta y quiso impedir que Willie se saliera con la suya. El objeto del robo se le cayó al suelo al caco, que amenazó al que boicoteó su asalto con sacar un cuchillo y luego salió huyendo del lugar del crimen con su botín, valorado en unos 35 dólares. Como veis, nada del otro mundo.

Ahora, dos años después, Willie ha sido juzgado por robo y amenazas. Como quiera que arrastraba antecedentes por robo, intento de robo, asalto con violencia, posesión de cocaína, abandono de la escena de un accidente en el que estuvo implicado y algunos otros delitos menores, el jurado ha dictaminado para él una condena de 50 años de prisión. ¿No os parece un pelín exagerado? Acepto que el amigo Willie, que tiene 43 años, parece difícilmente reconducible y necesita un escarmiento, pero 50 años a la sombra es una pena más aplicable a un asesino que a un vulgar ratero.

Las leyes del estado de Texas determinan que, para acceder a la libertad condicional, el preso debe cumplir al menos una cuarta parte de su condena, así que Ward no podrá pisar la calle hasta que tenga 56 años. ¡Y pensar que rechazó el pacto que le ofreció el fiscal, que pedía 20 años de cárcel! Por cierto que el ayudante del fiscal se ha mostrado más que satisfecho con la desproporción de la condena. JR Vicha, que se llama el caballero, ha asegurado que “este veredicto demuestra que los ciudadanos no van a tolerar la falta de respeto por sus bienes”. Hombre, Mr. Vicha, si la condena hubiese sido un poco más indulgente creo que también hubiera reflejado el mismo sentir ciudadano de respeto por los bienes ajenos.

Así, al desafortunado Willie le ha salido carísima la barbacoa. Le hubiera merecido la pena pasar un poquito de hambre. Y aviso a navegantes: cuidadín con saltarse la ley en Waco.