Entradas etiquetadas como ‘nalgas’

Gemelas gastan miles de euros en estética para seguir siendo idénticas

gemelas_konopen2Una rubia y otra morena, esa es la única diferencia entre las gemelas suecas Sara y Emma Konopen, de 25 años, que han gastado una pequeña fortuna en el quirófano para retocar su cuerpo y seguir siendo dos gotas de agua. ¡Eso es amor de hermanas!

Si Sara quiere aumentar sus pechos hasta la copa ‘E’, Emma también. Si una desea tener unos labios más carnosos inyectándose colágeno, la otra se los cambia de inmediato. Vamos que el cirujano plástico que las trata tiene que estar encantado con ellas. Y no es para menos, las mozas has gastado más de 20.000 euros en tres operaciones.

Lee el resto de la entrada »

Polémica por un ‘inocente’ código QR

codigo_QR

Las bellas azafatas en las ferias tecnológicas suelen ser el centro de muchas miradas. Aprovechando esa circunstancia, un ‘avispado empresario’ situó un código QR en el trasero de una señorita, durante una de las conferencias del Campus Party de Guadalajara (México). El éxito de la campaña de publicidad y la polémica han venido de la mano.

Sobre un minivestido blanco y donde la espalda pierde su casto nombre se podía leer: “Regístrate y gana” al lado de un gran código. Me imagino a muchos los visitantes de la feria, con sus dispositivos móviles en ristre, intentando capturar la imagen. Soló falto que el mensaje lo serigrafiaran directamente en sus nalgas.

Como si esto no fuera suficiente, la chica paseó de esta guisa durante una charla titulada: ‘Cómo hackear al sexo femenino’. ¡¡¡Toma ya!!! Las críticas en las redes sociales no se hicieron esperar, y la controversia siguió creciendo de manera exponencial al conocerse las frases que pronunció Eduardo Zepeda (@eduardoaze02), principal ponente de la conferencia. Perlas como “una vez explotadas las vulnerabilidades de una chica tendrás acceso a su sistema“. ¿Operativo? O-O.

Tras el revuelo, los responsables del Campus Party México emitieron un comunicado en el que pidieron disculpas. Eso sí, en la nota no se hacía ninguna referencia a la ‘muchacha del QR’, que además fue víctima de varios ‘piropos’ ofensivos y subiditos de tono, según informa un medio de comunicación local.

Por su parte, Zepeda manifestó en su cuenta de Twitter que la intención de la charla era enseñar diversas metodologías de “hackeo ético”. “En ningún momento se pretendió despreciar a algún participante, en especial a las damas, ya que hacerlo ofende a mi esposa, madre y hermana“, indicó en la red social.

(Foto: Pulsoslp.com)

Un músico usa nalgas femeninas como instrumento de percusión

Cantaban The Troggs que “el amor está en todas partes” (“Love is all around”) y esa hermosa sentencia ha dado pie a variopintas versiones. La penúltima de ellas es “la música está en todos lados”, afirmación del músico español Jorge Pérez, que lo desmuestra palmeando con ritmo los firmes traseros de cuatro señoritas apostadas a modo de timbales, bongos o tam-tams.

El vídeo, titulado “Bottom percussion PATAX”, se está convirtiendo en un fenómeno de Internet y en apenas unos días ya ha conseguido más de tres millones de visualizaciones en YouTube. Como no soy un experto en música -¡ay, cómo lamento esta carencia!-, no me atrevo a enjuiciar la labor artística del señor Pérez. Lo que sí creo es que el hombre le pone una pasión tremenda a su trabajo (la verdad, yo también lo haría) y me atrevo a afirmar que disfruta como un enano haciendo resonar las nalgas de sus colaboradoras.

El final, por cierto, me parece apoteósico. Ese leve masajito con algo de crema para aliviar el “daño” causado a los culos de las señoritas, entre risas cómplices, es supremo. Me recuerda al mimo con el que @alexherreradiaz afina su guitarra.

También dejo una pregunta para la reflexión:  ¿demuestra esto que cuatro culos bien puestos, usados con talento e imaginación, son sinónimo de éxito?

PS. Me dice @ialvar que por qué no me atreví a completar antes el post con este vídeo de percusión cárnica. Todo sea por contentarle…

¿Cuánto estás dispuesto a pagar por dormir sobre el trasero de una señorita?

En mi enésima vuelta al mundo virtual -dice @willysabater que soy el Phileas Fogg de la Red- me ha llamado la atención un club muy peculiar de Tokio. Se llama Soineya, abrió sus puertas en el distrito de Akihabara y ha tenido tanto éxito que sus dueños han abierto una sucursal en Shinjuku, la principal zona de negocios de la capital japonesa. ¿Su secreto? Ofrece un servicio sorprendentemente casto para clientes solitarios.

soineya

Bajo el eslogan “la comodidad simple y definitiva de dormir junto a alguien”, Soineya ha desarrollado un negocio entorno a la necesidad de afecto, algo bastante común, por lo visto, en la estresante Tokio. El local nació como cafetería y evolucionó a “café del abrazo”. Tras una intensa jornada laboral, con sus sinsabores correspondientes, los clientes podían encontrar allí los brazos cálidos de una hermosa mujer. Eso sí, sólo abrazos, nada de sexo. NADA DE SEXO.

Ahora, sus servicios han dado un paso más. No sólo puedes tomarte un café y ser abrazado por una ninfa asiática, también puedes echar una cabezadita reposado en sus nalgas. Pero, que quede claro, NADA DE SEXO. Eso sí, la siesta puede salirte muy cara, ya que el precio por usar tan original almohada es de de 1.000 yenes (unos 10 euros) por minuto. Si tu economía no da para tanto, también tienes un servicio ‘soft’: si optas por dormir en su regazo, los 1.000 yenes te dan para tres minutos.

Ésta es su lista de precios por servicio:

  • Dormir en los brazos de la chica (3 min) – 10 euros
  • Recibir palmaditas en la espalda (3 min) – 10 euros
  • Darle unas palmaditas a la chica en la espalda (3 min) – 10 euros
  • Recibir un masaje en los pies (3 min) – 10 euros
  • Dar un masaje en los pies a una chica (3 min) – 20 euros
  • Reposar tu cabeza en el regazo de una chica (3 min) – 10 euros
  • Que la chica duerma con su cabeza en tu regazo (3 min) – 20 euros
  • Reposar tu cabeza en las nalgas de una chica (1 min) – 10 euros
  • Mirar fijamente a los ojos de una chica (1 min) – 10 euros
  • Ver cómo la chica se cambia de ropa – 10 euros

Su menú es ¿sugerente?, ¿peculiar?, ¿atractivo?, ¿absurdo? Ponedle el calificativo que queráis. Yo, mientras sea legal y dé un buen rendimiento económico, lo respeto.