Entradas etiquetadas como ‘indiana’

Detenida por ladrarle a un perro policía

Kiana Champagne Fletcher, una residente de la localidad de Lafayette, Indiana (EE UU), fue arrestada por ladrarle a un perro policía que se encontraba vigilando un cruce, junto a su compañero humano. ¿Lo qué? o-O

Los continuos aullidos y gruñidos de la joven de 20 años llamaron la atención de los agentes, que la reconocieron de forma inmediata ya que es una delincuente habitual. Lee el resto de la entrada »

Roba en una gasolinera y se olvida llenar el depósito de su coche para la huida

Un hombre, que robó en la tienda de una gasolinera, se olvidó de cargar el tanque del coche con el que pretendía huir del lugar de los hechos, por lo que el vehículo se quedó secó a los pocos kilómetros. ¡¡¡Vaya as del crimen!!!

Sean Harris, de 33 años, amenazó a un empleado de la estación de servicio, en La Crosse, Indiana (EE UU)diciendo que tenía un arma, por lo que cogió la ‘valiosa’ mercancía (una bolsa de patatas, unos paquetes de tabaco y varias bebidas) y huyó a toda velocidad por la autopista 421, según publica NWI Times. Lee el resto de la entrada »

Asalta una casa para hacer las tareas domésticas

Sabéis que hay muchos tipos de ladrones, en este blog becario los hemos estado viendo. El ladrón torpe es un clásico, pero está viendo cómo otro tipo de ratero le adelanta por la derecha: el delincuente raro, el ladrón extraño, el tipo que entra a una casa para sentarse en el sofá a ver la tele. Ahora bien, dentro del delincuente raro, quién sabe si espoleado por el tipo que puso la decoración navideña en casa ajena, está naciendo un tipo de asaltante más extraño aún: el ladrón buen samaritano. Sí, sí, como leéis (si no estáis seguro de lo leído, volvéis a la última línea y repasáis).

En esta categoría encontramos a tipos que se cuelan en tu casa pero, lejos de dejarla como si fuese un mercadillo (algo que me decía mi madre cada vez que volvía de trabajar y encontraba la casa revuelta), lo que hacen es desatascarte el lavabo, mecer a los niños hasta que se duerman o hacer los deberes de matemáticas y conocimiento del medio (que no del miedo). Quizás entréis a casa y al principio os sorprenda un poco poque no tenéis asistenta y hay una persona haciendo las tareas domésticas pero, a la larga, lo agradeceréis. Vamos para allá…

Keith Davis, el señor que veis a la derecha de estas líneas, es un tipo solidario. Tan solidario que decidió entrar en el apartamento de Ashley Murray, en Indiana, para adelantar un poco de trabajo y que la pobre mujer no tuviera la casa manga por hombro cuando volviera.

Tanto es así que cuando volvió Ashley, Keith (46 años, eficiente y servicial, ideal parejas… ah, no, que esto es de los pisos), había barrido el suelo, doblado la ropa y preparado la cena, según la investigación recogida en la prensa anglosajona.

La pobre mujer, que llegó con su hijo pequeño, creyó que su hermano estaba en casa, pero cuando comprobó que la puerta estaba echada tuvo un mal presentimiento, que se confirmó cuando vio la ventana abierta y a un señor cualquiera (bueno, cualquiera no, que al pobre Keith ya lo conocemos) ahí de pie derecho. Llamó a la policía y le pidió, a gritos, que se fuera de casa. Sí, en ese orden.

El tipo se fue a toda pastilla, y fue entonces cuando la dueña de la casa comprobó que el asaltante había cocinado “un poco de pollo con cebolla”, había barrido el suelo y había recogido la ropa tendida dejándola después bien dobladita encima de una mesa. Todo a cambio de beberse un zumo de naranja. Joé, ladrones así quiero yo los sábados por la mañana en mi casa.

Al parecer Keith no se llevó nada (para colmo no le pagaron los servicios) y cuando le detuvieron dijo a la policía que él estaba en su propia casa… pero no coló. Explican que él vive cerca de la zona y que realmente creyó estar en su casa, pero… ¿sin notar que la gente de las fotos no eran conocidos suyos? ¿Sin ver que los productos de limpieza no eran de la marca que él usa? ¿Estaban las cebollas en el cajón del frigorífico también? Ains, estoy lleno de preguntas.

PD: Todo esto se lleva mejor porque ya es casi viernes.