Entradas etiquetadas como ‘parto’

Tiene tres semanas de orgasmo cada vez que da a luz

orgasmo_mamap

Emily Street, una británica de 35 años, es ‘la madre con más suerte del mundo’, según publica un diario de su país, ya que ha dado a luz a cuatro hijos sin dolor y, tras el parto, ha disfrutado de ¡¡¡un orgasmo de tres semanas!!! O-O Sus entuertos se han transformado en un clímax con más energía que el conejito Duracell. ¿Qué secreto esconde esta chica entre sus piernas?

Antes de tener a su primer hijo, Street estaba muy preocupada por el suplicio que le podría provocar el alumbramiento y creía que no lo sería capaz de soportarlo. Por eso, empezó a buscar información sobre la hipnosis como tratamiento especial para afrontar el duro trance de las contracciones. Lee el resto de la entrada »

Un bebé nace en estado de coma etílico por la borrachera que llevaba su madre

FLICKR / joeduty

FLICKR / joeduty

Reconozco mis serias limitaciones sobre la actualidad polaca, pero haciendo un rápido repaso mental a qué noticias recuerdo que tengan relación con la cuna de Chopin, sólo me vienen a la cabeza dos sucesos: la muerte de uno de sus ciudadanos más insignes, el papa Juan Pablo II, y el fatal accidente aéreo en el que perdieron la vida el presidente Lech Kaczynski y un buen puñado de miembros de la cúpula dirigente del país. Ahora, me ha llegado otra información que roza la tragedia. Un bebé que ha nacido prematuramente y en estado de coma etílico (¡@!). ¿Qué diablos pasa en Polonia?

La noticia es escalofriante. El niño nació mediante cesárea y con una tasa de alcoholemia de 4,5 gramos por litro en sangre. El motivo es que su madre tenía una cogorza monumental en el momento del alumbramiento, la muy h_j___t_ impresentable. La joven, que tiene 24 años, estaba a dos semanas de salir de cuentas, pero parece que poco le importaba la salud de su bebé, ya que dio 2,6 gramos de alcohol por litro de sangre en el análisis que le hicieron durante el parto provocado. Para que os hagáis una idea de la dimensión de la borrachera, esa tasa multiplica ¡¡por cinco!! el máximo permitido por la DGT.

Tras una discusión con su pareja, la mamá de la criatura quedó con unos amigos para desahogarse tomando unas copas. No contenta con eso, después acudió a una licorería a comprar más alcohol. Allí se desplomó y fue llevada urgentemente al Hospital Universitario de Lodz, donde le provocaron el parto ante el riesgo de perder al bebé si no lo hacían. El neonato va mejorando paulatinamente y las últimas noticias señalan que está casi fuera de peligro.

Quien no va a tener tanta suerte es la madre, que se enfrentaba a una pena de hasta cinco años de prisión en caso de que la criatura perdiera la vida. Con toda probabilidad, el castigo no será tan severo, pero en Polonia dan por seguro que perderá la custodia del bebé.

Aquí os dejo el vídeo de Euronews (traducido al español) en el que se cuenta, con alguna errata, el suceso.

Rompe aguas, hace el examen de conducir, lo aprueba y va al hospital a dar a luz

Los hay que tienen muy claras sus prioridades: “Primero me saco el carné de coche y luego tendré un hijo”. El problema llega cuando las convicciones se juntan con las contracciones. Ahí tenemos lío, pero no os preocupéis que os lo explico.

Emma French es británica tiene 20 años y un día, a las cuatro de la mañana, rompió aguas. Parece una buena noticia, de no ser porque ese mismo día tenía el examen del carné de conducir y no se lo pensaba perder. Así pues, preparó los bártulos desoyendo los consejos de su novio, Neil MacFarlane (21 años), su hermano Scott (22) y su madre, Rhonda (44), y se fue a hacer el examen.

No le dijo nada al examinador por temor a que cancelara la prueba y, pese a que las contracciones empezaban a ser un problema, completó el examen… ¡¡¡Y LO APROBÓ!!!

Cuando terminó, condujo hasta el hospital donde finalmente dio a luz, creando cierta confusión entre el personal médico: “A las enfermeras les extrañaba que recibiera felicitaciones por el nacimiento y por el carné de conducir. Cuando se lo dije no se lo podían creer”, confiesa Emma a la prensa de su país.

Cuenta nuestra intrépida conductora que había suspendido en marzo y que, consciente de que tendría que esperar un tiempo hasta que su bebé creciera para poder presentarse de nuevo, decidió jugarse el todo por el todo (otra de esas expresiones que se están perdiendo) y probar suerte.

Eva MacFarlane tardó seis horas más en llegar. Al final, llegó con una anécdota bajo el brazo. “Me muero de ganas por contarle la historia a Eva cuando crezca”, dice Emma, quien cree (y yo coincido con ella) que es una buena batallita para contar a los nietos.

PD: Viéndolo por el lado bueno… lo que menos nerviosa le puso ese día fue el examen. Seguro.