Una camarera es despedida tras recibir una propina de 1.800 euros y no repartirla

Una camarera llamada Ryan Brandt ha denunciado el despido improcedente que ha sufrido por parte de su empresa, el restaurante Oven & Tap, en Arkansas (Estados Unidos). Según explica, su jefe ha decidido rescindir su contrato tras pedirle que compartiese una cuantiosa propina con sus compañeros.

Después de atender una celebración de más de 40 personas, cada comensal se comprometió a aportar una propina de 90 euros (casi 3.900 en total), con la intención de que lo disfrutarán la citada Brandt y otra empleada que también les atendió con una exquisita amabilidad. O-O Un fastuoso premio para un excelente servicio.

El propietario del local les pidió que le entregaran la gratificación y se quedasen solo con el 20%. En un primer momento accedieron, aunque según cuenta Brandt, uno de los invitados se enteró y reclamó que les devolvieran el dinero, ya que querían expresamente que se lo repartieran entre esas dos trabajadoras, según indica ABC.

¡Me quedo muerta!

Tras las quejas de varios comensales, el jefe decidió despedirla por haber incumplido una norma de la empresa: contar al cliente que compartiría la propina con el resto de empleados.

Por su parte, Oven & Tap niega que ese fuera el motivo real de la destitución y entienden que sus trabajadores tienen todo el derecho a repartir las propinas como quieran.

“Por respeto a todos los miembros de nuestro equipo, no revelamos los detalles relacionados con el despido de un empleado”, señalan en un comunicado.

¿Cuál será la razón real de la cancelación del contrato? Lo que está claro es que Brandt ganó unos cuantos cientos de euros pero perdió su trabajo. ¡¡¡Mal negocio!!!

PD. De regalo, otra cuantiosa gratificación que sorprende al ver la cifra de la cuenta.

Dejan una propia de 4.200 euros tras consumir un solo plato de 46

En Great Wolf Lodge, un parque acuático de Colorado (EE UU), una familia muy generosa dejó ¡¡¡5.000 dólares de propina!!! (4.200 euros) a los empleados del restaurante Loose Moose, tras pedir un solo plato de la carta con un precio de 55 dólares (46 euros), informa Fox News.

Los desprendidos clientes, al parecer, decidieron que era premiando a los trabajadores como mejor podían expresar su satisfacción tras lo que fue su primer viaje a este centro de relax y balneario, hasta tal punto que ya planean volver a visitarlo por el magnífico servicio y trato recibido. Unos usuarios realmente satisfechos. Lee el resto de la entrada »

PD1. Como bonus os dejo ‘dos perlas’: el caso contrario y una amante de las propinas ajenas.

Se pasó de listo en un restaurante y le pusieron un recargo en la cuenta

smartass-charge1

Si tienes un amigo o compañero con una boca más grande que un buzón de correos y que no calla ni bajo el agua cuando lleva la razón, mejor avísale que en ciertos establecimiento pasarse de listo puede llevar recargo.

Aunque os parezca mentira, un bocazas probó de su propia medicina cuando al recibir la cuenta en un restaurante, observó que entre todos los platos había un curioso aditamento bajo el calificativo de ‘Smartass (sabelotodo o listillo de manual, según os plazca). o-O Lee el resto de la entrada »

Detenida por robar el bote de las propinas mientras la entrevistaban para trabajar

Melisa Bittingham

El caso de esta mujer de Rehoboth Beach, en Delaware (EE UU) es digno de estudio. En vez de presentar un currículum impecable o intentar agradar al que puede ser su futuro jefe, sólo se le ocurrió la fastuosa idea de robar el dinero de las propinas prácticamente en la cara del dueño del restaurante. Que poco conocimiento tienen algunos.

Un descuido del propietario en la barra del establecimiento, y ¡zas!, una ‘fortuna’ de algo más de ¡¡¡diez euros!!! fue a parar al bolso de Melisa Bittingham, de 44 años. ¿Tanta necesidad tenía para jugársela por tan poco dinero? Quizás pensaba que era como Arsène Lupin, un ladrón de guante blanco intocable. Nada más lejos de la realidad. Su fechoría fue cazada por las cámaras de seguridad instaladas en el comedor. Lee el resto de la entrada »

(Fotos: rebeccasoto_legacy – INSTAGRAM)

1 comentario

  1. Dice ser Fran

    Escribo esto porque tal vez muchos lectores desconozcan que la realidad estadounidense, a pesar que se ha mostrado en innumerables series de televisión. Aunque el salario mínimo interestatal es de $7.25/hora, resulta que para los camareros es de solo $2.13/hora y la parte principal de su salario viene por las propinas del cliente, no porque su empleador les proporcione una compensación justa. Por eso en esos ámbitos laborales, es una completa jungla, una lucha por la supervivencia que nosotros desde nuestra perspectiva europea no podemos entender.

    14 diciembre 2021 | 13:11

Los comentarios están cerrados.