El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

El rapero Lil Xan, hospitalizado por un atracón de cheetos

Lil Xan, uno de los raperos más populares del mundo mundial o casi, hace unos días, era la ‘estrella’ de una de las historias más ridículas tras su ruptura con la cantante y vendedora de lágrimas Noah Cyrus. Pues ahora, no contento con ese logro, ha protagonizado otro que puede figurar en los anales de los sucesos más grotescos. O-OPara mear y no echar gota

Como ha compartido en su Instagram, el tablón de anuncios de todo influencer que se precie, Xan ha querido comunicar a sus fans su reciente hospitalización, aclarando que su ingreso no se ha debido a una sobredosis por drogas sino a otro tipo de adicción: los cheetos picantes. ¿Lo qué?

Así me he quedado.

El autor de Betrayed cuenta que vomitó sangre después de pegarse un atracón de glutamato como si no hubiera un mañana. “He comido demasiados Flaming Hot Cheetos y me han rasgado algo en el estómago“, dijo el ‘dolorido trovador’.  Tenía más picante en sus tripas que un taco gigante de jalapeños. ¡¡¡Fuego, fuego!!!

También avisó a sus alarmados seguidores que, tras el tratamiento de choque en el hospital (me imagino que un antiácido a cubos), se encuentra “bien” y “más sano que nunca” y listo para empezar su tercera gira en Nueva York en muy pocos días. Y me pregunto, ¿habrá cambiado el color de sus dedos tras semejante ‘fiesta quesera’?

PD. Espero que la siguiente vez que necesite comer compulsivamente llene su panza de comida probiótica y batidos detox.

PD1. De regalo os dejo otro suceso relacionado con los ‘aperitivos naranjas’.

Asalta una tienda y le pillan porque deja un reguero de ganchitos

ladroncheetosSi no tienes un don innato para el delito, lo mejor que puedes hacer es no SOBREpasar los límites de la Ley. Esa lección la acaba de aprender, de forma traumática, Austin Lee Westfall Presler, un joven estadounidense que dejó claro que en él no habita el espíritu de Arsenio Lupin.

El muchacho asaltó de madrugada un supermercado de Carolina del Sur para obtener un jugoso botín de -enumero- unas cervezas, tabaco, un par de bocadillos, latas de bebida energética y el producto que le delató, varias bolsas de Cheetos. El valor total de lo sustraído fue de unos 130 euros. Eso sí, los destrozos ocasionados en el local para saciar su voracidad ascienden a unos 2.200 euros, según el gerente de la tienda, Howard Buckholz. SOBREcogido me hallo. Lee el resto de la entrada »

(Foto: xanxiety – INSTAGRMAM)

1 comentario

  1. Dice ser hospital

    No me puedo creer lo que leo, que un atracón de cheetos, el aperitivo más famoso sea capaz de llevar a laguien al hospital.
    Lo primero: cómo puede ser que coma tantos como para que eso le lleve a tener que ser ingresado o por lo menos hacerle un completo lavado de estómago.
    Lo segundo: qué ganas de llamar la atención para tener que hacer tal hazaña, habiendo cientos de formas de hacerse notar en los medios (públicos, sociales, etc) sin tener que poner su vida en peligro.
    Si realmente es un rapero “profesional”, la forma de lograr hacer que su círculo se amplíe es haciendo lo que se supone que sabe hacer: cantar y hacer llegar al prójimo sus sabias palabras por medio de una melodía a veces difícilmente seguible, pero siempre con algo de armonía.
    Sin duda, ha sido un despecho por su ruptura cercana de Noah Cyrus, si no no tiene mucha más explicación.

    14 octubre 2018 | 13:33

Los comentarios están cerrados.