BLOGS

Un deportista es aquel que sabe que el triunfo del otro es también una recompensa: la de haber encontrado alguien mejor

Fumatta bianca

Todo le salió bien al Real Madrid en la última jornada, segunda de la segunda vuelta. Ya tiene al segundo a nueve puntos: si el líder empata en el Bernabéu con el Barça le sacará cuatro partidos de ventaja. Y si gana, cinco, y se habrá acabado la Liga.

Para eso tuvo que pasar de todo. Pero de todo todo. Hoy empezaremos por el Levante, porque mientras hay vida hay esperanza: una victoria en Murcia, cara de verdad, y otro equipo con problemas, como era de prever. Respiro para el Dépor, como una especie de homenaje a Juan Carlos Valerón, y cortando la racha de un Valladolid que no pudo nunca con los de Riazor. Y respiro enorme para el Betis, vencedor de un Espanyol que empieza a pagar el esfuerzo de la primera vuelta y alguna baja ilustre (Kameni, Jarque, Moisés o Tamudo, por ejemplo). Zumo de naranja para el Almería, que sigue empeñado en hacer una campaña más que notable. Lo del Valencia es, simplemente, trágico: es un crimen que un equipo histórico esté en manos del señor Soler.

Peor le fueron las cosas al Recre ante esa variante sólida del Castilla que dirige con mano maestra Laudrup. No es el equipo de Huelva el del año pasado. Se nota la ausencia de Marcelino tanto como su presencia en el Sardinero, aunque no pasara del empate ante un Zaragoza al que poco a poco le van saliendo las cosas. Empate que sabe a marisco, porque se consiguió muy cerca del final.

El que parece estar en plena crisis es el Atlético de Madrid. Tampoco es un desdoro perder ante el serio Mallorca de Manzano: lo es dando tan pobre impresión.

Los resultados han sido piadosos con los aspirantes a Europa, porque todos han fallado a la vez (menos el Sevilla, ojo) mientras que en la zona batida, donde queda tanto sufrimiento, hay mucha tela que cortar. Y más que habrá si el Levante encadena un par de victorias seguidas. De manera que va a haber Liga hasta el final: al menos por abajo.

También jugaron los dos primeros. Dos partidazos, por cierto. Habrá que comentarlos aparte.

Los comentarios están cerrados.