BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Sugerencias de la OMS para restringir la publi de alimentos dirigida a los niños

Comida basura

Si hay una necesidad sobre la que parece que hay pocas dudas al respecto de las estrategias de marketing que sigue la industria alimentaria en general, es la de reducir la presión que ejercen los distintos productores sobre la población infantil. Y no es para menos, para ponerte en situación te sugiero que eches un vistazo al inmenso documental “Más allá del peso” o a este revelador post, ahí tienes algunos ejemplos de a qué tipo de presión me refiero.

Consciente de esta situación la OMS ha elaborado un documento con las normas que sería conveniente observar a la hora de dirigir no importa qué campaña de marketing al público infantil. La verdad es que es como para ponerlo en un pedestal. Tanto que es el típico documento que nuestras autoridades se pasarán a buen seguro por el arco del triunfo y que jamás veremos cumplirse (tiempo al tiempo y ojalá me equivoque). Lamentablemente.

En resumen y para no aburrirte, ya que lo gordo está precisamente en el contenido del documento, la OMS ha lanzado una herramienta para ayudar a los distintos países a reducir la promoción de alimentos con demasiada grasa, azúcar y sal dirigida a niños, tal y como pone de manifiesto en su web. Voy a dejar a un lado las razones que han movido a la OMS para realizar este trabajo ya que, en relación con la prevención obesidad infantil, además de conocidas las puedes obtener en el enlace anterior. Vamos al lío.

El documento en cuestión es este y la parte importante, donde está el meollo, está contenida en la tabla del anexo, es decir en la tabla de la página 11 y siguientes. Dicha tabla contiene 17 categorías de alimentos y la OMS sugiere que solo aquellos alimentos que dentro de su categoría cumplan con determinadas características nutricionales deberían poder anunciarse “para los niños”. O dicho de otra forma… si un determinado producto no cumple dichas características su fabricante debería tener prohibido realizar campañas de marketing y comercialización con los niños como publico objetivo. En concreto ésas características refieren exclusivamente al contenido de: grasa total; de grasas saturadas; de azúcares totales; de azúcares añadidos (es decir que no formen parte del alimento de forma consustancial y a diferencia del ítem anterior); de edulcorantes distintos del propio azúcar; de sal; y de calorías.

Es decir, si la composición de un determinado producto excede un determinado valor de alguna de las categorías mencionadas en 100g de producto… ese producto no debería tener permitido anunciarse. Seguro que te mueres por conocer las categorías y las recomendaciones de la OMS. Vamos a verlas:

Categoría 1. Chocolate y productos de confitería, barritas energéticas, y postres y aderezos “dulces”: No deberían poder anunciarse ninguno con independencia de su contenido en los ítems anteriormente señalados.

Categoría 2. Bollería, galletas dulces y pasteles; otros productos de pastelería dulces y las mezclas para su elaboración: No deberían poder anunciarse ninguno con independencia de su contenido en los ítems anteriormente señalados.

Categoría 3: Aperitivos salados (palomitas de maíz y maíz; frutos secos; galletitas y pretzels salados; otros aperitivos a base de arroz, maíz, o patata): Solo deberían anunciarse aquellos elaborados con cero azúcares añadidos y con un máximo de 0,1g de sal por cada 100g de producto.

Categoría 4. Bebidas (este ítem se subdivide a su vez en cuatro apartados):

  • Zumos: No deberían poder anunciarse ninguno con independencia de su contenido en los ítems anteriormente señalados.
  • Bebidas lácteas: Solo deberían anunciarse aquellos que aportaran menos de 2,5g de grasas totales; con cero azúcares añadidos y con cero edulcorantes.
  • Bebidas energéticas: No deberían poder anunciarse ninguna con independencia de su contenido en los ítems anteriormente señalados.
  • Otras bebidas (Colas, limonadas, naranjadas, otros refrescos, bebidas azucaradas, aguas minerales y aguas “con sabores”… con azúcares añadidos o con edulcorantes: Solo deberían anunciarse aquellos que tengan cero azúcares añadidos y cero edulcorantes.

Categoría 5. Helados: No deberían poder anunciarse ninguno con independencia de su contenido en los ítems anteriormente señalados.

Categoría 6. Cereales de desayuno: Solo deberían anunciarse aquellos que aportaran menos de 10g de grasas totales; menos de 15g azúcares totales; y menos de 1,6g de sal.

Categoría 7. Yogures, leches fermentadas, cremas y alimentos similares: Solo deberían anunciarse aquellos que aportaran menos de 2,5g de grasas totales; menos de 2,0g de grasas saturadas; menos de 10g de azúcares totales y; menos de 0,2g de sal.

Categoría 8. Quesos: Solo deberían anunciarse aquellos que aportaran menos de 20g de grasas totales; y menos de 1,3g de sal.

Categoría 9. Comidas y platos precocinados o listos para comer: Solo deberían anunciarse aquellos que aportaran menos de 10g de grasas totales; menos de 4g de grasas saturadas; menos de 10g de azúcares totales; menos de 1g de sal; y menos de 225 kcal/100g.

Categoría 10. Mantequilla y otras grasas y aceites: Solo deberían anunciarse aquellos que aportaran menos de 20g de grasas saturadas; y menos de 1,3g de sal.

Categoría 11. Pan y otros productos afines: Solo deberían anunciarse aquellos que aportaran menos de 10g de grasas totales; menos de 10g de azúcares totales; y menos de 1,2g de sal.

Categoría 12. Pasta fresca o seca, arroz y otros cerales: Solo deberían anunciarse aquellos que aportaran menos de 10g de grasas totales; menos de 10g de azúcares totales; y menos de 1,2g de sal (lo mismo que en el caso de la categoría anterior)

Categoría 13. Carne fresca y congelada, carne de aves, pescados y similares, huevos: Tienen libertad para anunciarse sin restricciones al respecto de su composición nutricional.

Categoría 14. Carnes procesadas, aves y pescados procesados: Solo deberían anunciarse aquellos que aportaran menos de 20g de grasas totales; y menos de 1,7g de sal.

Categoría 15. Fruta, verduras y hortalizas frescas o congeladas: Tienen libertad para anunciarse sin restricciones al respecto de su composición nutricional.

Categoría 16. Frutas, verduras y hortalizas procesadas: Solo deberían anunciarse aquellos que aportaran menos de 5g de grasas totales; menos de 10g de azúcares totales; cero azúcares añadidos y; menos de 1g de sal.

Categoría 17. Salsas y aderezos, incluyendo los productos para dippear/untar: Solo deberían anunciarse aquellos que aportaran menos de 10g de grasas totales; cero azúcares añadidos y; menos de 1g de sal.

Aplausos

Con un par de…

Hay que reconocer que la OMS los tiene bien puestos… eso y que no le va a hacer caso ni Dios… o a medias. Lo digo porque tengo bastante claro lo que va a suceder en nuestro país, algo que, no es por casualidad, no es lo mismo que ocurre, actualmente, en otros países en los que estas medidas ya se están aplicando. ¿Quieres ejemplos? No creo que te sorprenda, en especial los países escandinavos (Noruega, Dinamarca…) donde estas condiciones o similares no solo se están haciendo cumplir, sino que además han servido de inspiración a la OMS para elaborar esta herramienta.

Tampoco es por casualidad que los únicos grupos de alimentos que tienen “libertad” para anunciarse con independencia de su composición son solo los alimentos frescos (aunque se comercialicen congelados). Y otro de los aspectos llamativos es que el grupo de la bollería, el de la confitería, el de los zumos, el de las bebidas energéticas y el de los helados NO deberían anunciarse fuese cual fuese su composición… Y el de las bebidas azucaradas o con edulcorantes solo podrían hacerlo mientras no llevaran ni azúcar ni edulcorantes (me da que en la OMS además están de cachondeo). En resumen, a tomar por… con esos alimentos en lo que se refiere a su publicidad dirigida a los niños.

Y añado… si los alimentos no recomendados son los que son, y los que quedan tienen las limitaciones que tienen, (salvo los frescos, que no tienen ninguna) ve tomando nota porque lo que no es bueno para tus hijos tampoco lo es para ti… Y si de mí dependiera, estas normas no solo las aplicaría a la publicidad dirigida a los niños sino que las haría extensiva a toda la publicidad de los alimentos. ¿Acaso hay algo que justifique el no hacerlo?

Si te ha gustado esta entrada quizá te interese consultar:

————————————–

Imagenes:  Iamnee y Ambro vía freedigitalphotos.net

9 comentarios

  1. Será por esta nueva normativa que hay un anuncio de una reconocida marca en España que presenta dos productos para beber, uno como un néctar y otro como zumo, y explica la diferencia entre estos??.

    Y recuerda que si buscas Tiendas Online de Alimentación y Bebidas en España somos tu web de consulta, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    10 abril 2015 | 11:30

  2. Juan Revenga

    Buenas elpedidohostelería.com

    Con esta herramienta de la OMS en la mano ni Don Simón, ni Granini podrían dirigir anuncios dirigidos a niños. Pero ten en cuenta que esa publi a la que te refieres (https://www.youtube.com/watch?v=KBpGV8axj04) no está dirigida a los niños de forma específica… así que “no aplica”

    Sin embargo, este sí que aplicaría https://www.youtube.com/watch?v=2dUjSRbmM94 y con la misma herramienta en la mano no debiera permitirse… y además coincido.

    Saludos!

    10 abril 2015 | 11:48

  3. Dice ser rg

    Lo de los zumos y la OMS es para hacérselo mirar, máxime cuando todavían dejan resquicio para los refrescos y encima no distinguen entre azucar y edulcorantes, vomo viene siendo habitual el no hacerlo con los zumos, cuando precísamente esa industria ha sido sometida a una justa diferenciación y se encuentra en uno de los más absurdos “discursos” entre fruta, fructosa, azúcares, concentrados, fibra, pulpa etc…

    De aqui a 2 años la fruta acabarán arriconándola porque hemos pasado de la era grasas a la era azúcares para cometer los mismos errores de hace 30 años?? joder!!! y luego decían de Covián.., y no lo digo yo, lo dice la “lógica” evolutiva de lo que ultimamente venís diciendo y entrando en contradicción hasta si un zumo contiese, que los habrá, todo el contenido de la pieza en sí; pero bueno, esto es un tema que se las trae.

    Por otro lado, dejando qué alimentos sí y cuales no, el mensaje me parece todavía más importante que el contenido:

    Porque el mensaje de la publicidad de ciertos alimentos en horario infantil es DEMENCIAL, rastrero, oportunista y MANIPULADOR, especialmente este último punto es suficiente para llevar a cabo una prhibición absoluta amparada en leyes, no precísamente recomendaciones de la OMS, sino leyes constitucionales, como la ley del menor, entre otras, que de aplicarse acabarían con esas prácticas.

    En el extremo del peor ejemplo está el Pediasure ese o como se llame, tema del que ya se habló en el blog y que no necesita ni medio segundo de debate, pero la intencionalidad con la que se siguen dirigiendo con los cereales sanísimos de las galletas o las magdalenas, esta es la última que he visto, un producto con un 34% de contenido graso e hidratos de carbono, la mitad, procedentes de harinas ultrarefinadas, bollería industrial hablando claro, ahora llevan el eslogan de “la mejor forma de comer cereales”, manda cojones. Y así hay un montón (incluidos zumos en sobre, de correos XD..), mensajes de “si no xxx esto>>>>te pasará esto otro porque xxxx”…Acojonante, de verdad.

    Pero bueno, que siguen con que si la asociación de pediatría, con que si no comes de esto te vas a quedar enano, que sin esto no creces, que si pollas en vinagre…hoy me ha encendido el tema este porque el otro dia en la realización de los programas matinales hasta la mediodía no salía de mi asombro como la comida se anuncia PARA los niños y los “maravillosos” mensajes que les envían, esa disuasión hacia sus padres de compra esto!!, en fin; insisto, con la ley del menor en mano no hace falta una recomendación, hace falta una DENUNCIA!!. Son unos canallas, y lo saben.

    Saludos.

    10 abril 2015 | 12:04

  4. Gracias por la aclaración Sr. Revenga, efectivamente ha acertado usted con el anuncio al que me refería.

    Salu2

    10 abril 2015 | 13:34

  5. Dice ser Carmen

    ¿Que sera lo próximo?, obligarnos a hacer ejercicio una hora al día como hace Kim Jong-un con los norcoreanos. Vamos a acabar todos viviendo en una dictadura.

    11 abril 2015 | 02:47

  6. Dice ser Montserrat

    Me da la impresión de que los primeros convencidos con la publicidad dirigida a los niños son los padres. Gastan su dinero en productos que creen que son saludables sin pararse a pensar…. tengo 3 hijos y nunca en el colegio o en el centro de salud me dieron unas guías claras sobre alimentación infantil o sobre los productos tan perniciosos que deberíamos evitar, menos mal que una lee algo y la publicidad no le suspende el espíritu crítico.

    11 abril 2015 | 11:14

  7. Dice ser Mªjosé

    Estas dosis que pones son las recomendadas en el etiquetado para niños, cuales serían las cantidades recomendadas por alimento en el etiquetado de azúcares, sodio y grasas para adultos ?

    15 abril 2015 | 12:56

  8. Dice ser Cristina

    A mi el anuncio que me desquicia es el de “Pediasure”, ya no me mento con los de alimentos “convencionales”. Lo ponen en el canal Clan, a cualquier hora, dos veces intercalando otro anuncio en medio, por si no les cala a los niños el primero, lo repiten. No deberían poder hacer este anuncio en un canal infantil. Mi hijo de 6 años cuando empezó a verlo siempre me preguntaba: ¿por qué no tomo yo Pediasure?; ha dejado ya de preguntarlo después de explicarle varias veces el porqué, pero me temo que muchos padres, ante tal observación y con la explicación convincente del anuncio, compran este producto, SEGURO!!!

    16 abril 2015 | 09:45

Los comentarios están cerrados.