BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

El horno microondas (1): su seguridad al usarlo con alimentos

MicroondasMe resulta llamativo el contrastar como algunos ciudadanos con una formación académica más que notable siguen teniendo un miedo (ellos dicen “respeto”) irracional al uso del horno microondas en el ámbito de una cocina. Como digo no son pocas las personas que tienen este tipo de temor infundado sobre el microondas y, me da igual si me pilla, pero he citar que entre esas personas que así me lo han comentado recientemente figura un amigo médico: “antes muerto que dejar que en mi casa entre un microondas y nos provoque un cáncer a toda la familia”… tal cual, me decía el otro día. Antes de responder directamente al titular, veamos cómo funcionan estos aparatos y porqué terminan calentando la comida.

El funcionamiento de un horno microondas

Antes de llegar a los hornos domésticos, es preciso saber que las microondas como tal son ondas de radio de alta frecuencia no ionizante. Las microondas han tenido y aun conservan una utilidad clásica en la difusión de señales de televisión, funcionamiento de los radares así como en las telecomunicaciones, en especial las señales de telefonía móvil. Además, las microondas también se emplean en diversas áreas de la industria para procesar materiales, en medicina para el tratamiento por diatermia y en las cocinas para la preparación o calentamiento de alimentos.

En relación con los alimentos y la posibilidad de calentarlos a partir de la incidencia sobre ellos de las microondas habrá que observar el contenido en agua en estado líquido en esos aliemntos. Muy en resumen, las microondas “agitan” o hacen vibrar las moléculas de agua contenidas en los alimentos, de forma que “chocan” y rozan entre ellas. Cuando digo vibrar… igual no te haces idea de hasta que punto las moléculas de agua “vibran” (que funcionan para la ocasión como dipolos, es decir, tienen una parte claramente cargada de forma negativa y otra positiva) cambiando de orientación unas 2,4 mil millones de veces en un segundo. La fricción generada entre todas las moléculas de agua (similar a la producida cuando nos frotamos las manos) es la que a la larga genera parte de la energía aportada en forma de calor y termina, por conducción, calentando el resto de zonas del alimento o del recipiente que lo contiene.

A continuación puedes ver un muy ilustrativo vídeo al respecto (contiene subtítulos en castellano; si al principio no los ves puedes activarlos en el menú “opciones” del youtube). Por cierto, el caso práctico con el que ilustra la longitud de onda de su micoondas calentando queso rallado para la ocasión solo “funciona” sin que gire el plato de la base.

En síntesis, las moléculas de agua vibran y giran cuando las microondas “inciden” sobre ellas y la fricción entre las moléculas agua al moverse provoca el calentamiento que se transmite al resto de componentes del alimento por conducción (conducción, como en un horno tradicional o en las placas de tu cocina).

¿Es seguro el horno microondas?

En palabras de la propia Organización Mundial de la Salud:

Los alimentos cocinados en un horno microondas son tan seguros y tienen el mismo valor nutritivo, como los alimentos cocinados en un horno convencional. La principal diferencia entre estos dos métodos de cocina es que la energía del microondas penetra más profundamente dentro del alimento y reduce el tiempo en el que el calor es conducido a todo el alimento, reduciéndose de esta forma el tiempo total de cocción.

Es más, la propia OMS aclara de forma explícita que:

Con el fin de desterrar algunos falsos mitos al respecto del uso del horno microondas es importante darse cuenta que el alimento cocinado en un horno microondas no se convierte en “radioactivo”. Ni ninguna energía de microondas permanece en la cavidad o en el alimento después de que el horno microondas se haya apagado. En este sentido, las microondas actúan como luz; cuando el interruptor de la luz se apaga, la luz no permanece.

Así que ni radiactivo, ni cancerígeno, ni venenoso… más que nada por la propia definición de microondas: radiación de alta frecuencia no ionizante.

Mañana continuaremos con el tema del microondas y hablaremos en el segundo capítulo del peligro real que hay en su uso cuando se calienta agua (solo agua) en determinadas circunstancias. Peligro de quemaduras por salpicadura… nada misterioso por otra parte.

Actualización 1/10/2014: Ayer en Twitter @El_Reflejo me hizo llegar este interesante post publicado en el blog “Desayuno con fotones” al respecto también de los mitos sobre el uso del horno microondas.

————————————-

Imagen: Praisaeng vía freedigitalphotos.net

24 comentarios

  1. Dice ser Stewart Cops

    Cualquier cambio en la estructura de los alimentos siempre conlleva una desconfianza, pero es que de una forma u otra tienen que ser preparados muchos alimentos, al no ser conveniente consumirlos crudos o naturales (diferente concepto deberiamos tener con las verduras, hortalizas y frutas, en el fondo son los habitos alimenticios que tenemos).
    Pasados los años analizamos las cosas que creiamos no tenian peligro, y otras que no son tan nocivas como pensabamos.

    http://lacasadelcomicduendeverde.blogspot.com.es/2014/10/quiero-recordarte-con-amor.html

    Es una cuestion de educacion

    01 octubre 2014 | 09:38

  2. el-nutricionista-de-la-general

    Hola Stewart Cops,

    Gracias por tu comentario, pero no sé de donde te sacas que hay un “cambio en la estructura de los alimentos” en el uso del microondas más allá de los cambios que se producen en un horno convencional o en la placa de vitrocerámica. El microondas no cambia tal estructura al estilo que sugieres en tu comentario.

    Saludos.

    01 octubre 2014 | 10:02

  3. Dice ser AreaEstudiantis

    Yo tb conozco a más de uno que no quiere ni oír hablar de los microondas. Ellos se lo pierden!!

    http://areaestudiantis.com

    01 octubre 2014 | 10:18

  4. Dice ser Hemos Visto

    Es evidente que el microondas es seguro, pero también es evidente que la comida está infinitamente más buena cocinada a fuego, que recalentada.

    Vaya, como un libro y su adaptación al cine

    http://hemosvisto.blogspot.com/2009/05/angeles-y-demonios.html

    01 octubre 2014 | 10:23

  5. Dice ser Stewart Cops

    Bueno, en realidad me refiero a la alteracion de la estructura de las moleculas en todos los procesos, aun siendo alimentos crudos las moleculas se van degradando, evidentemente al cocinarlos su estructura tambien.
    Un saludo

    01 octubre 2014 | 10:27

  6. Dice ser María

    Muchas gracias por las aclaraciones. Yo soy de las que todo lo caliente en el microondas y en casa siempre me llevo bronca. Les haré leer tu artículo. ¿Por cierto, el microondas reseca los alimentos y hace que pierdan propiedades o también es un mito? http://goo.gl/qUCBVe

    01 octubre 2014 | 11:03

  7. Dice ser Patin

    Gracias Juan, me ha encantado el artículo de hoy, estoy esperando con verdadero ansia el siguiente, soy una fans de la cocina al microondas, siempre intento superarme y a la vez lidiar con quien no cree o sólo lo usa para calentar y se sale de la cocina por un motivo extraño que no logro entender. Tengo que decir que es el segundo microondas que tengo en 20 años de casada y me volvería a comprar el mismo si es que no hay otro superior. Podrías hacer otro post sobre tipos de microondas y todo lo que se puede cocinar con ellos.
    Mi más sinceras felicitaciones, guardaré este post para enseñárselo a los que todavía no creen y encima se salen de la cocina cuando está en marcha, jajajaja.

    01 octubre 2014 | 11:14

  8. Dice ser Cocinillas

    lo cierto es que siempre tenemos noticias contradictorias….nos meten miedo por cosas no contrastadas y otras realmente imporantes no nos lo dicen

    http://cocinillasenaccion.com/

    01 octubre 2014 | 11:18

  9. Dice ser Warp

    Eso de que “pierde propiedades” hay que definirlo con claridad, porque cualquier filete asado en una plancha de acero también sufre cambios considerables en su estructura. El calor destruye algunas cosas beneficiosas (vitaminas, proteínas…) pero es mucho más importante que destruye patógenos muy peligrosos, haciendo el consumo de alimentos mucho más seguro. Lo mismo da que lo hagas al fuego, en microondas o en horno: el calor modificará el alimento siempre.

    El horno microondas tiene una fama nefasta fruto simplemente de la ignorancia. Es un artefacto utilísimo y casi siempre infrautilizado (me incluyo), ahorra mucha energía y es capaz de hacerte, por ejemplo, unas patatas asadas en un periquete (3 minutos en el mío). El pescado no se reseca como en horno convencional, la cocción al vapor mediante recipientes de silicona es rápida y sencilla, incluso puedes hacer bizcochos.

    01 octubre 2014 | 12:28

  10. Dice ser rg

    Pues yo lo que tengo claro en años y años de uso, salvo los que tienen grill o incluso horno incluido, es que mayormente sirven para estropear los alimentos congelados…XD

    El pan, si quieres acabar de cargartelo, metelo al micro;descongelar algo requiere muchísimo cuidado y atención, si no ha dado tiempo a descongelar unos filetes o unas pechugas de pollo…mejor dejarlas porque vaya tela.

    Para calentar, hacer cosas al vapor, hervir y tal vale, pero lo de descongelar o cocinar en plan híbrido y megaprogramado es una castaña como un piano; algunos guiris tienen modelos que son multi-todo, y hasta no van mal, pero por lo general yo me mantengo alejado de él bastante más de lo que un fabricante pretenda convencerme de que de ahí salen platos cocinados…como el culo, francamente XD

    Por lo de la microonda?? me la pela; las leyendas urbanas empiezan a ser preocupantes cuando a ciertos medios a los cuales se les ha venido dando credibilidad desde hace décadas, como la tele, se les ocurre juntar un par de mamarrachos, incluidos “profesionales” para, por ejemplo, hablar sobre la cara “buena” del papel aluminio y los “peligros” de la otra cara. Me quedé flipando, sí flipando que en un medio público se permitan semejantes cosas.

    Seguro que no tardan en sacarse algo de la manga Youtubiana para alguna que otra sandez….y encima en la TVE 1.

    Ande está Manuel Toharia?? por poner un ejemplo, que clase de divulgadores permiten que se digan las barbaridades que se dicen??, en fin.

    Saludos.

    01 octubre 2014 | 12:38

  11. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Bueno, bueno, bueno.
    en el hogar del jubilado
    que es el parque y sus bancos
    que hay al Sur de Gomaranto,
    todos los días tenemos
    entre quince o veinte jubilados
    y también de jubiladas,
    conversaciones diversas
    para ir matando el tiempo.
    Hace días le tocó
    al dichoso microondas,
    unos que sí, y otros que no
    que es una buena ayuda
    que si ahorra energía,
    que si es mucho más rápido
    que cuece y que no ornea
    que lo cocinado en él
    sabe cómo diferente,
    y así de muchas opiniones,
    pero al final del coloquio
    hablaron varias mujeres,
    desde su propia experiencia
    y una de ella decía:
    El hombre y el microondas
    los dos son la misma cosa
    dicen que sirven de mucho
    y al final, sólo calientan.

    01 octubre 2014 | 13:44

  12. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    ornea sin “h” adorna
    y hornea con “h” cuece,
    cocina, gratina y calienta.
    Perdonen este descuido
    y tengan benevolencia
    gracias, muchas gracias.

    01 octubre 2014 | 13:55

  13. Dice ser Beatriz

    Bueno, bueno… a ver, el microondas no es del todo inocuo. Ciertamente, los alimentos calentados con el microondas no son radiactivos ni en principio dañan la salud. Pero el microondas sí puede tener efectos en nosotros, no a través de los alimentos, sino directamente. Se supone que están diseñados para que las ondas no salgan de las cuatro paredes, pero lo hacen. Si no lo creéis haced la siguiente prueba:

    – poned el móvil en el microondas en modo wifi. (microonda apagado, por favor)
    – comunicaros con él

    ¿Verdad que le llega la señal? Pues sabed que el wifi (para los estándares 802.11b, 802.11g y 802.11n) funciona a una frecuencia de 2,4GHz. ¿Y el microondas? A 2,45GHz.

    Así que ondas salen. Y estas ondas calientan el agua que encuentren en su camino. Los humanos adultos estamos compuestos por un 65% de agua. El humor vítreo de nuestros ojos está compuesto en un 99% de agua. Por lo general nuestro cuerpo puede controlar la temperatura, pero hay órganos con poca irrigación de la sangre, como el ojo o los testículos que son especialmente sensibles y tienen un mayor riesgo de daño por el calor.

    Se dice que el daño térmico ocurriría solamente como consecuencia de largas exposiciones a niveles de muy alta potencia, muy por encima de aquellos medidos alrededor de los hornos microondas. Yo prefiero no jugármela y mantenerme a cierta distancia del microondas mientras éste esté en funcionamiento, y sobre todo no mirarlo directamente. Por lo que pueda pasar.

    Un saludo.

    01 octubre 2014 | 15:30

  14. Dice ser kanguro

    en rusia estan prohibidos desde los años 70 y alli no anteponen el dinero a la salud como en regimenes capitalistas.

    01 octubre 2014 | 15:42

  15. Dice ser Warp

    @Beatriz:

    Cuéntalo todo: la potencia de un microondas va de los 700 a 900 vatios, mientras que un router wifi emite a unos 0,1 vatios.

    Recuerda además que un microondas debe estar obligatoriamente conectado a un enchufe con toma de tierra para que cualquier onda que impacte en el metal de la carcasa y que induce una corriente eléctrica sea derivada a tierra sin daño alguno.

    @Kanguro:

    La prohibición de los microondas en Rusia en los 70 es una leyenda urbana que te has tragado del todo.

    01 octubre 2014 | 16:31

  16. Dice ser sicoloco del castin de foolyou

    La estructura moleculár se mueve y muta su ADN convirtiendose en una espantosa mutación celulár.meses mas tarde se caen las uñas y salen pelos gruesos en la espalda.por último se caen los dientes y se digieren los alimentos vomitando un jugo blanco corrosivo de insecto.

    01 octubre 2014 | 17:37

  17. Dice ser Alimenta Acción

    Hola Juan,

    enhorabuena como siempre por tus artículos. Este, en concreto, viene a aclarar un poco las dudas que todo el mundo tiene sobre el microondas (para algunos es el electrodoméstico demoníaco y no lo quieren ver ni en pintura). Si se lleva a cabo un mantenimiento correcto y usamos los materiales adecuados el uso del microondas es seguro, lo he explicado en este post del blog:

    Tápers, fiambreras y seguridad alimentaria
    http://www.alimenta-accion.com/2013/04/tapers-fiambreras-y-seguridad_15.html

    Un saludo.

    01 octubre 2014 | 17:50

  18. Dice ser technics

    Hay que tener en cuenta más cosas que las que cuentas en el artículo, y la reacción de tu amigo médico podría estar más que justificada. Las microondas no alteran los alimentos volviéndolos tóxicos o cancerígenos, pero aplicadas directamente sobre seres humanos sí son nocivas e incluso cancerígenas. Un buen microondas debería apantallar las ondas para que no salieran del interior, pero no siempre es así. En general, todos los microondas tienen pequeñas fugas que se pueden medir y no son muy peligrosas, pero yo he llegado a ver microondas que por mal encaje de plásticos dejaban algo de hueco entre la puerta y el interior. Eso sí que es muy peligroso, ya que la radiación que sale por esos fallos de ajuste sí que tiene una muy alta potencia y es extremadamente nociva para el ser humano.

    Yo seguiré comiendo alimentos preparados en el microondas, pero mientras esté en marcha no pegaré la nariz al cristal de la puerta como hacen muchos.

    01 octubre 2014 | 19:00

  19. Dice ser David

    technics, no se debe de tener la nariz a menos de 5 cm del microondas, a partir de ahí no hay problema.

    02 octubre 2014 | 00:54

  20. Dice ser Snorrell

    Yo intento usarlo lo menos posible. No por miedo, sino porque, si bien calienta los alimentos, estos se enfrían más rápidamente que al calentarlos de forma tradicional, en una cazuela o en el horno. También es uno de los electrodomésticos que más electricidad consume….

    02 octubre 2014 | 11:09

  21. Dice ser Beatriz

    @Warp:
    No has hecho más que darme la razón. Yo no he escrito alarmando sobre el peligro del wifi (aunque tampoco las tengo yo todas conmigo de que sea inocuo), sino del microondas. Dado que el microondas tiene mayor potencia, mayor impacto en nuestros cuerpos.

    Sobre las paredes de metal, me temo que te equivocas. Las paredes lo que hacen es evitar que las ondas salgan fuera, no coger el exceso y sacarlo por la toma de tierra. ¿Por qué crees sino que no es correcto poner el microondas cuando está vacío? ¿O meter utensilios de metal?

    02 octubre 2014 | 11:33

  22. Dice ser Lily

    Gracias por el artículo, soy pro-microondas y he dado muchos talleres sobre el tema desmitificando taaantas cosas.. y ciertamente es curioso ver a gente preparada (¡¡médicos!!) echar pestes sobre tan útil electrodoméstico.

    Sobre el tema que la comida sabe peor… lo mismo se dijo cuando aparecieron los hornos convencionales o el gas y la gente estaba acostumbrada a cocinar en leña, o cuando apareció la placa eléctrica o la vitrocerámica. La comida no sabe peor, sabe distinta. Hay que saber cocinarla, y hay que acostumbrarse a los diferentes sabores. Todos disfrutamos de un guiso cocinado en horno de leña durante 6 horas, pero en la cocina moderna eso no es factible. Vamos a ser prácticos. Y además sabemos que en el microondas se aprovechan mucho más los nutrientes, cosa que seguro nos contará Juan en breve.

    02 octubre 2014 | 16:16

  23. Dice ser Jimena

    Gracias Revenga por poner las cosa en su sitio. Vale ya de bulos y de mitos que nos confunen. Tenemos que saber, claramente, qué es bueno, qué es malo y tener la acapacidad de elegir. Eso es todo.

    02 octubre 2014 | 16:38

  24. Dice ser Albert

    @Beatriz
    Ten cuidado Beatriz, al sol también se le escapa radiación, (luz visible e infrarrojos), que es MUCHO más energética que la del microondas. Evita que te toque, usa siempre Burka y gafas muy oscuras.
    @kanguro
    Los microondas ni están ni han estado nunca prohibidos en Rusia. Eso es una leyenda urbana, o si lo prefieres, hablando con propiedad, una MENTIRA como una catedral.

    02 octubre 2014 | 18:39

Los comentarios están cerrados.