BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Mamá, no quiero ser un niño enclenque, ¿me preparas “el batido”?

Niña batido

Tal cual fue la pregunta que el otro día me dijo una mamá que le había dicho su hijo de 7 años al que, como todo apunta, le habían llenado la cabeza de pájaros bien sus propios padres, bien la publicidad malsana… o entre ambos, me figuro.

Desconozco a ciencia cierta qué se les puede estar pasando por la cabeza a los publicitarios de determinados productos, me refiero a los de suplementos y complementos dirigidos a ser usados de forma específica entre la población pediátrica cuando han decidido anunciarlos en aquellos canales de televisión típicamente infantiles. Me refiero a este anuncio de aquí que últimamente se puede ver en la parrilla publicitaria de no importa qué canal infantil. Se trata de Pediasure, de nuevo de los laboratorios Abbott (¿te acuerdas?), a mi modo de ver tan desnortados con aquello de hacer campañas realmente convenientes como encelados en el vender, vender, vender…

No es que esté solo en contra del planteamiento general del producto… que lo estoy y mucho, es que lo de esta temporada riza el rizo al haber contrastado como sus anuncios han pasado de los canales generalistas (los que sean) a los específicos para niños. ¿De verdad alguien en su sano juicio puede pretender que sea un niño de los que ven estos canales (de la misma edad que los que salen reflejados en el propio anuncio) los que decidan sobre la necesidad de usar un complemento o suplemento? ¿No estarán facilitando la génesis de trastornos compulsivos, de culpabilidad, frustración, miedo al fracaso… completamente infundados en la mayor parte de los casos?

Habrá quien pueda argumentar que los ponen en esos canales para que esa publi llegue también a los cuidadores de esos niños que están viendo la TV en ese mismo momento. Claro, por eso también en CLAN, Boing, Disney Channel, etc. se anuncian coches, productos financieros… y ya puestos, condones… al final, ¿quiénes más interesados en controlar su prole que aquellos que ya han llegado, supongamos, a un número de hijos determinado y están viendo con ellos la TV? (esto último se trata, evidentemente, de una ironía)

No soy ni mucho menos el único que se ha dado cuenta de la situación, la semana pasada en el blog TodoMundoPeques se hacían eco en esta entrada de este desastroso binomio entre los canales de dibujos animados y los anuncios de estas cosas.

De todas formas como digo, esta nueva estrategia no deja de ser a mi juicio más que un suma y sigue, una constatación de una mala estrategia inicial a la hora de plantear la venta de un producto cuyo principal mercado debiera observarse en las zonas más deprimidas del planeta en lo que se refiere a las cuestiones alimenticias.

Sin ir más lejos hace ya un tiempo Aitor Sánchez daba cuenta en su blog Mi dieta cojea del desacierto de estos planteamientos. Al igual que Julio Basulto cuando en su muy recomendable “Se me hace bola” le dedica una sección entera al “malcomimiento” de nuestros hijos (página 164) y trae a colación un producto que, sin nombrarlo, no puede ser otro que este del post de hoy.

Esto que se puede contrastar fácilmente cuando se mete uno en la página web del producto y se accede al torticero e intencionado test para que respondiéndolo sepas si estás o no ante un hijo malcomedor. Evidentemente, al igual que Julio, en mi caso (en el de mis hijas) también respondo de modo afirmativo a buena parte a esas 5 “sencillas” preguntas que te hace el fabricante con toda la buena intención. Y según ese resultado estoy ante unas niñas malcomedoras, candidatas ideales a embutirles con el batidito de turno, hacerles creer que son malcomedoras y, esto lo digo yo, empezar a fomentar  el uso sinsentido de suplementos y complementos cuando estas sean mayores.

Volviendo a la mamá y a su preocupado hijo con un flagrante sentimiento de culpabilidad y frustración con aquello de ser un niño “enclenque” (palabra que me imagino le habrán dicho en casa sus papás o sus abuelos cuando no se comía todo aquello que los adultos habían establecido que se tenía que comer); más les valdría dejarse de tonterías. Y a los otros, sería estupendo que dejaran de usar estrategias para que niños y papás se preocupen de forma infundada.

No soy el único que piensa así con respecto a este tema. De entrada la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) deja muy clara su opinión al respecto de este tipo de productos, y no se refiere solo al Pediasure, sino también y como no podría ser de otra forma al Meritene Junior… imprescindible su análisis que podemos resumir en:

Las empresas farmacéuticas, sabedoras de las preocupaciones de los padres por la alimentación de sus hijos, han lanzado al mercado una serie de productos que se venden como complementos nutricionales […] Se trata de productos con un alto valor energético por dosis […] Además, estos productos contienen otros nutrientes: grasas, proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales que, si su hijo no necesita, pueden llegar a desequilibrar su alimentación […] Y además, todo esto tiene un coste elevado. El precio de un sobre de Meritene o PediaSure oscila entre los 1,50 y los 2 euros, dependiendo de si hay que añadir leche al preparado. Al cabo del mes, esto puede suponer un gasto de hasta 120 euros por niño. Una cantidad nada despreciable… sobre todo para algo que no es necesario. [Por lo tanto] No son la solución.

La OCU tampoco está sola, además de una buena parte de dietistas-nutriocionistas que sostienen este posicionamiento, también hay muchos médicos y pediatras que están en contra, no sé si tanto de este tipo de productos, sí desde luego en la forma con la que en su promoción acceden los fabricantes a los posibles clientes. Tienes un ejemplo aquí, aquí y aquí.

Y para dejar el tema ya por finiquitado y lacrado te dejo este genial vídeo (para no variar) del pediatra Carlos González.

————————–

Imagen: imagerymajestic freedigitalphotos.net

22 comentarios

  1. Dice ser Laboratorios go home

    Magnífico artículo

    Estas multinacionales lo que deben hacer es vender sus bazofias en otra parte y tomarle el pelo a sus señores padres.

    Lo que no entiendo es cómo ningún organismo público Nacional toma cartas en el asunto ¿O es que no importa cómo intenten vender sus ponzoñas aún acosando al indefenso público infantil?

    12 mayo 2014 | 10:01

  2. Dice ser rg

    Es muy sencillo Juan.

    Me vas a permitir, o no, xd, que lo diga claramente:

    Porque la industria, no toda pero casi, son unos rastreros hijos de la gran puta capaces de CUALQUIER COSA.

    me rio yo del tio ese raro que regala caramelos en la puerta de los colegios. Este tema no hay por donde cogerlo, ni análisis ni pollas en vinagre, es andarse con paños calientes.

    Saludos.

    P.d. sabía que estaba al caer algo sobre esto en el blog; a veces te envio algo por correo pero esto sabía que caería por su propio peso; es para flipar.

    12 mayo 2014 | 10:10

  3. Dice ser luosd

    Qué poquito falta para que nos alimentemos exclusivamente de productos elaborados en laboratorios, unas pastillitas, unos polvitos y andando, todo controlado, ni sobrepeso, ni escualideces ni ná de ná, todo perfecto.

    12 mayo 2014 | 10:24

  4. Dice ser Arancha

    Es muy fuerte!! Mi hijo de cinco años me lo dijo el otro día: “Mamá me tienes que comprar Pediasure”, Yo alucinando, no tenía ni idea de lo que me hablaba hasta que vi el anuncio. No sé que me parece peor, el producto en sí, o el hecho de que lo publiciten en un canal infantil y hagan de los niños su target comercial.

    12 mayo 2014 | 10:32

  5. Dice ser javier

    Si buscas en algún lateral de la tele, ésta tiene un botón con un símbolo que es como un círculo abierto por arriba con una rayita. Creo que imita el de los circuitos eléctricos: paso de corriente o corta la corriente.

    Otra opción más laboriosa: ten siempre el mando en el bolsillo de la bata. Cuando empiecen los anuncios (se distingue en seguida porque se ponen a chillar y a hablar muy deprisa para que quepan más palabras por segundo y volver locos a tus hijos) quítale el sonido. Yo a mi mi hija le digo en voz alta: ¡Puf, ya empiezan los anuncios! Al final ella entiende que ese momento es como un intermedio para hacer otras cosas, hasta que vuelven los dibujos. Una especie de estorbo entre dibujos y dibujos.

    -Dibujos prohibidos: Gumball (son unos macarras adolescentes con problemas e ironías adultas) Aventuras de no sé qué, Jake o algo: espantosos, salen zombies sin ojos y cosas así. Fuera. Ella misma los quita en casa de su abuela.

    – Lo mejor: DVDs de Peppa Pig comprados en UK de segundamano por Ebay.
    Y el mejor canal de todos: Baby TV

    12 mayo 2014 | 10:37

  6. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Hay viejos que se sienten niños y niños que se sienten viejos , afortunadamente soy de los viejos que se sienten niño y no tengo ni idea de esos productos que prometen vigor y milagros y solo utilizo inventos mios que me producen muchas ganas de hacer cosas como escribir y que me lea mucha gente y por eso siempre termino con mi lema…Clica sobre mi nombre

    12 mayo 2014 | 10:38

  7. Dice ser Rocío

    Señor Javier, me parece perfecto que controle ud lo que su hija ve en la televisión, pero esas dos series que le impide ver (El asombroso mundo de Gumball y Hora de Aventuras) son de lo mejorcito en animación que encontrará en la televisión estos días, imaginativos, divertidos y con buenas lecciones sobre la vida. Que nosotros hemos crecido con las macabras aventuras de Billy y Mandy y no somos ningunos psicópatas!
    Mejor evítele la basura recocinada de Disney Channel o la decimocuarta serie sobre el juguete de turno de Boing 😉

    Sobre el artículo, esto se lleva haciendo largo rato, desde el Actimel, vamos. Con tal de vender sus productos ya son capaces de lo que sea.

    12 mayo 2014 | 10:51

  8. Dice ser El fisgón

    Quien crea que la publicidad sabe lo que la gente quiere se equivoca, incluso cuando están basadas en minuciosos estudios de mercado.
    http://goo.gl/1uZXDh

    12 mayo 2014 | 10:53

  9. Dice ser Warp

    @javier:

    No.

    ¿Qué crees mejor? ¿Censurarle las porquerias que emiten en la tele, o enseñarle a pensar por sí misma con sentido común respecto a las cosas que anuncian? Claro que es más fácil que no vean la tele, o que no vean según qué. Pero estamos metidos en una jungla de emisiones y valdrá más que se sepan mover en ellas. Que distingan qué tiene sentido y qué es una estupidez. Pasado mañana verá toda la publicidad que quiera sin que nada puedas hacer para impedirlo. Adoctrinarla para que se “niegue” los anuncios no me parece la mejor solución.

    Es más fácil censurar que educar con criterio.

    12 mayo 2014 | 10:59

  10. Dice ser Warp

    Sobre los batidos, evidentemente son un suplemento innecesario del todo. No es sólo un problema de los críos o de la publicidad. En casi todos los gimnasios la gente se atiborra a suplementos hiperproteicos nada más acabar de entrenar. Algunos pocos, no sé si con más criterio o menos dinero, se llevan una tartera con arroz blanco y tortilla de claras de huevo… Si entrar a pensar si están ortoréxicos, al menos estos usan comida de verdad.

    Los suplementos inútiles están por todas partes, no hay forma de librarse. Herbalife, las pastillas de Natur House, las bolsas con compuestos más o menos raros de las tiendas de dietética, homeopatia, magufadas.

    Vivimos gracias a comida y bebida, pero sobre este tema no se cuenta casi nada en la escuela. La educación sanitaria evitaría el abuso de muchas empresas.

    12 mayo 2014 | 11:05

  11. Dice ser marian

    Los anuncios son invevitables, en cuanto a la verdad de su contenido lo mismo, no hay leyes que defiendan al consumidor de sus trolas legales, pero los consumidores tenemos algo muy importante, la inteligencia y el criterio.
    A mi no me molesta que anuncien el tal pediasure en canal infantil, ni siquiera que mi hijo lo pida, (también lo hace con ciertos juguetes), porque soy yo como madre, quien tiene la sartén por el mango y quien con mi criterio y forma de educar, decido qué cuándo y cómo.
    Las empresas fabricantes solo buscan vender, lo han hecho siempre, ayer hoy y mañana, es lo suyo y es lícito; a los chavales hay que explicarles lo que es realmente la publicidad y lo qué pretende nada más, fuera dramatismos.

    12 mayo 2014 | 11:05

  12. Dice ser pormia

    En cuanto a los programas y dibujos:
    Mi hijo ve Hora de Aventuras, le encanta (tiene 10 años), a mi me parecen dibujos e historias realmente surrealista y horrorosas que no enseñan nada, son como sueños absurdos, hasta las cancioncillas son de pena mora, pero esa es mi opinión, si a mi hijo le gusta pues bien que lo vea, tampoco creo que le vaya enajenar y a provocar problemas en su vida de adulto.
    La programación infantil deja mucho que desear.

    12 mayo 2014 | 11:14

  13. Dice ser Pepa

    Como otro producto de consumismo, se basa en generar una necesidad donde no la hay.

    Pero me parece muy triste que usen a los niños como potenciales espectadores de su publicidad, quiénes no pueden discernir de lo que les hace falta o no a ese nivel.

    Luego estarán los preocupados padres (sobre todo los inexpertos primerizos), que verán preocupados cómo se refleja su “malcomedor” niño en ese anuncio y se sentirán culpables por no darles todas las vitaminas que -según el anuncio- necesitan.

    Yo no sé del asunto, mi madre siempre me decía que hay que echarle mucha imaginación e intentar que en lo que coma tu peque esté lo que necesita (p.e., triturar gran variedad de verduras con las lentejas).
    Y, si de verdad están preocupados de que no come bien, acudir al pediatra.

    12 mayo 2014 | 11:15

  14. Dice ser Silvia

    Buenísimo el vídeo!! A ver si las madres toman nota! Pobres niños torturados con la comida…

    12 mayo 2014 | 11:24

  15. Dice ser carmen

    A los críos hay que enseñarles y explicarles el mundo en el que se mueven; lo mismo que les explicas cómo y cuándo cruzar una calle, lo mismo con anuncios, dibujos, etc, se llama educar y enseñar a discernir; craso error prohibirles verlo y apagar la tele.

    12 mayo 2014 | 11:29

  16. Dice ser c

    Mi hija de 4 años también me lo pidió para “crecer sana y fuerte” Le dije que si comía lo que le dábamos en casa y en el cole no le hacía falta. Me contestó: “ah, vale” y tan tranquila.

    12 mayo 2014 | 11:49

  17. Dice ser rg

    @ Carmen +10

    Ya que ha salido el tema de los dibujos y demás aunque sea un poco offtopic qusiera comentar que, con casi 10 años, uno de mis hijos se dejó liar por la publicidad de un juguete, ya le había explicado algunas cosas sobre la publicidad, y de hecho le gusta como a mi, la publicidad es también algo de lo que se puede aprender si se sabe discernir de qué se trata, y es una profesión muy interesante.

    Se empeñó con un cacharro que le advertí, pero no mucho, pasé, me fui con él a comprarlo y siguió el empeño, le dejé que se diera la bofetada por cabezón, es un niño, peeero….se quedó con cara de palmera y sin lágrima alguna pensó y dijo en alto, literal, “soy gilipollas”. El cacharro en sí era un zurullo del 15.

    Me siento con él a ver algunos dibujos, a mi me gustan bastante algunos de los nuevos que hay, y sobre todo a ver publicidad y a ser críticos etc…., LE ENCANTA, analizamos lo que dicen, luego vemos la realidad en la tienda, o videos por Youtube o algún amigo l que ese juguete o gadget le ha salido rana. En Youtube hay canales de todo y esoincluye cosas para niños, juguetes concretos, realidad de lo que son, análisis y críticas; anda que no se han vendido helicópteros de RC sin haber visto antes de que va la cosa…..(también he de confesar que colecciono cosas que son de los dos, Legos, peonzas, etc…y es que es un placer seguir siendo un crio cuando tienes crios, nada más gratificante en ese aspecto, siendo hasta egoista XD).

    Ahora se pasa el día sacando punta a todo; algo parecido le pasó con los anuncios de cosas de comer; digo cosas por galletas, cereales y un poco de todo; se rie de muchos productos y se ha percatado que el único interés de eso es ganar dinero a toda costa, que no es que sea malo, es que vea la realidad. (Lo de cocinar con ellos también lo hago y es la leche, oiga!!!, que son capaces de comer casi cualquier cosa que rechazarían de plano, pero lo ven comprar, lo cicnan ayudando y se lo comen como un manjar, eso también es marketing!! y funciona, vaya si funciona)

    Esto lleva tiempo, no mucho pero lo lleva, eso sí, es muy divertido y reconfortante, y mucho me temo que NECESARIO porque la amenaza es real, no es una pequeña invasión, es una amenaza y un jaque en toda regla; esto del batido es una canallada.

    Saludos.

    12 mayo 2014 | 11:49

  18. Dice ser rauldif

    De acuerdo totalmente con rg , Carmen y Marian, no está en nuestras manos quitar, censurar ni abolir; con apagar el televisor no desaparecerán los mensajes ni la intención; sin embargo sí lo está educar y enseñar a nuestros hijos.

    Tal vez el batido en cuestión sí ayude en algunos casos patológicos (no lo se), sino, será simplemente un batido más, lo mismo que el Actimel, (para mi, un simple yogourt líquido)

    12 mayo 2014 | 12:06

  19. Dice ser RICARD

    Pues espérate que lleguen al gimnasio y les empiecen a recomendar otro tipo de “batidos” http://goo.gl/mnr57Z

    12 mayo 2014 | 12:18

  20. Personalmente creo que, aunque no siempre, en muchas ocasiones, antes de educar a los niños habría que educar a los padres. Hace poco un señor hecho y derecho me comentaba que tendría que probar las hamburguesas (carne picada con verduras o algo así) que vendían en el supermercado X (no diré el nombre para no hacer publicidad gratuita). Le dije que mejor se comprara la carne picada (a ser posible que la piquen delante suya) y se hiciera los “filetes” de hamburguesa él mismo, que era muy sencillo y más saludable. Pero la gente, en general, y sobre todo en alimentación, va a lo fácil, dando por hecho que si lo venden legalmente debe ser si no bueno, sí, por lo menos, no malo. Si el adulto tiene esta actitud lo raro sería que los hijos tuvieran otra.

    Y recuerda que si buscas tiendas online de Alimentación y Bebidas en España somos tu web de consulta, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    12 mayo 2014 | 13:19

  21. Dice ser javier

    Rocío: Serán buenas para adultos o adolescentes, pero totalmente inadecuadas para una niña de 5 años.

    En cuanto a los anuncios sin sonido, son geniales. Nos morimos de risa con la cara de gilipollas que ponen los que salen.

    12 mayo 2014 | 23:55

  22. Dice ser Josefa Cobos

    No tenemos fin en nuestra lucha por hacer a nuestros hijos a nuestra imagen y semejanza, perezoso, irresponsables y comodones!!

    13 mayo 2014 | 13:32

Los comentarios están cerrados.