BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

¿Qué tienen en común las manzanas y el aspartamo (aditivo E-951)?

Apple vs sweet_Walt Stoneburner

Si sufres del corazón no leas esta entrada, y si lo haces, allá tú, pero eso sí, sé bueno y lee hasta el final.

A estas alturas no hace falta que explique a nadie qué es una manzana, pero sí quizás el aspartamo, un edulcorante artificial autorizado dentro de la lista de aditivos al que corresponde el código E-951. En inglés se le conoce como aspartame y hoy me he propuesto ponerlo en relación con las manzanas y ver qué tienen en común, porque lo tienen, no lo dudes. Con esta entrada, aprovecho, y doy respuesta a las no pocas veces que se ha preguntado en este blog y de forma concreta mi opinión acerca del aspartamo. Antes de meterme en materia quizá quieras conocer algunos datos sobre el tema:

El aspartamo es uno de los edulcorantes artificiales que casi desde su aparición siempre ha estado en el ojo del huracán. Fue descubierto accidentalmente  en los “alegres” años 60 del pasado S. XX  por el químico James Schlatter mientras trabajaba para la G.D. Searle & Company en la búsqueda de un fármaco anti-ulceroso. Es posible que parte de su polémica quizá pueda explicarse porque la compañía Monsanto compró en 1985 la empresa mencionada y pasó a comercializar el aspartamo creando para ello una empresa subsidiaria (NutraSweet Company) que a su vez diversificó su negocio originalmente con dos marcas, NutraSweet y Equal. Lo cierto es que a día de hoy, y a pesar de la rumorología popular (incluyendo la propia Wikipedia) estas empresas ya no pertenecen a Monsanto que las vendió en 2.000 de forma separada a J.W. Childs y Merisant; compañías que a día de hoy son las que comercializan las marcas NutraSweet y Equal respectivamente. Así pues, y para que quede claro, Monsanto no produce ni comercializa desde hace más de 12 años ninguna marca que incluya aspartamo como edulcorante.

Aspartame-from-hydrate-xtal-2000-3D-balls

La composición química del aspartamo consta de dos aminoácidos unidos, el ácido aspártico y la fenilalanina. Se trata por tanto de un dipéptido, para los puristas de la química, se trata del N-(L-α-Aspartil)-L-fenilalanina,1-metil ester. Estos dos aminoácidos están presentes en infinidad de alimentos (entre ellos en la leche materna, la carne, las frutas y las verduras) y además en cantidades importantes. Tiene un poder edulcorante 200 veces superior al de la sacarosa (azúcar de mesa), patrón con el que se suelen comparar estas cuestiones y su Ingesta Diaria Admisible (IDA, recientemente revisada) es de 0 a 40mg/kg. El aspartamo actualmente se emplea en la elaboración de más de 6.000 alimentos y bebidas a lo largo y ancho de este mundo: Refrescos, edulcorantes de mesa, helados, pasteles, etc. (su mayor limitación la encuentra entre los productos que precisan horneado).

 

Sí, estupendo, ¿pero cuándo llega lo de la manzana?

Voy, por partes, en seguida. El caso es que cuando es ingerido, el aspartamo se digiere y fruto de esta digestión resultan sus aminoácidos constituyentes por separado y una pequeña parte de metanol que se absorbe y metaboliza…

 

¿Has dicho metanol, el alcohol… pero eso no es tóxico y/o genera metabolitos tóxicos?

Pues sí, las dos cosas, pero déjame que te explique. El alcohol metílico, alcohol de madera o metanol es un líquido tóxico, venenoso e inflamable. Resulta que en la metabolización del metanol en el hígado, una vez absorbido, se forman dos compuestos tóxicos y acumulativos. El primero el formaldehído (formol) con probadas propiedades carcinogénicas, que a su vez se transforma en ácido fórmico.

 

Pero, pero, pero… entonces el aspartamo es veneno puro, ¿no?

Pues no, o depende. Como ya he citado tantas veces, parafraseando a Paracelso: “Todo es veneno, nada es veneno. Sólo la dosis hace el veneno” Y como ya te estarás empezando a imaginar hay otras fuentes de metanol en nuestra dieta y mucho de él procede de fuentes tan “naturales” como un zumo de frutas… y aquí entran, por fin, las manzanas.

 

¡¿Cómo… que en las frutas y/o la manzana hay metanol?!

Apple hollowpoint_nebarnixNo exactamente, pero lo que sí que contienen son cantidades apreciables de pectina (un tipo concreto de fibra dietética) y en la degradación que se produce en nuestro intestino grueso de este material (en su mayor parte debida a la flora intestinal) también se produce una cantidad significativa de metanol que es fácilmente absorbido.

Pero que no cunda el pánico, tal y como menciona el Committee On Toxicity of Chemicals in Food británico que ha evaluado recientemente la toxicidad y presencia del metanol en la dieta  o el que se deriva de la misma:

[…] la presencia normal de metanol en el cuerpo humano puede provenir de tres vías características: Derivarse de la digestión de frutas y hortalizas; de la degradación del edulcorante artificial aspartamo;  así como producirse naturalmente en el cuerpo como un subproducto del denominado metabolismo intermediario.”

 

Ya, pero seguro que la cantidad de metanol derivada de la degradación del aspartamo es muy superior que la de las manzanas… ¿no?

Pues no creas que hay tanta diferencia y, como siempre, dependerá de la cantidad de aspartamo y de manzanas ingeridas. En un interesante estudio se cuantificó la presencia de metanol derivada de una sobrecarga de pectina de entre 10-15 gramos y también de la obtenida por una cantidad de manzanas tales cuales que, se estimó, contiene la misma cantidad de pectina, es decir 1 kg. de manzanas (más o menos 4 piezas). Y resultó que se producía una cantidad de metanol de entre 0,4 a 1,4g. Guarda en tu memoria este dato: 0,4 a 1,4 g de metanol producido tras la ingesta de cuatro manzanas, y ponlo en relación con el siguiente.

La cantidad máxima permitida de aspartamo en una bebida “tipo” es de 600mg/L y se ha calculado que la producción de metanol fruto de la degradación del aspartamo es de cerca de un 10% del peso de partida de aspartamo. Por tanto, el metanol obtenido tras tomar medio litro de refresco con la cantidad máxima de aspartamo permitida en él es de unos 0,03g.

Conclusiones:

  • Los miedos sobre el consumo de aspartamo son ciertamente injustificados salvo que haya una particular y excepcional susceptibilidad a alguno de sus componentes. Más en concreto, para aquellos que sufran de fenilcetonuria, una rara y grave enfermedad que cursa con intolerancia a uno de sus aminoácidos constituyentes, la fenilalanina. Pero créeme que para estas personas el tema del aspartamo es el que menos les preocupa.
  • La formación de metanol tras la ingesta de aspartamo es inferior a la que pueda derivarse de la ingesta de alimentos de origen vegetal. Todo ello considerando ingestas razonables de todos los alimentos en liza.
  • A pesar de que encuentres poco habitual que alguien se coma cuatro manzanas, has de tener en cuenta que no solo las manzanas contienen pectina; el resto de alimentos de origen vegetal, otras frutas, sus zumos, las verduras, los frutos secos, etc. son una fuente dietética habitual de pectina que a buen seguro van a contribuir a incrementar la presencia de este elemento en la dieta diaria (y en mayor cantidad que la que aportan cuatro manzanas). Y no hay nadie que haya puesto el grito en el cielo por ello. A diferencia de lo que ocurre con el aspartamo.
  • Con el fin de intentar quitarte el miedo del cuerpo, considera que la formación endógena de metanol también es una realidad, con independencia de la dieta (o si lo prefieres, sin haber comido nada) y esta cifrada en unos 0,3 a 0,6 gramos de metanol al día.
  • Mi recomendación, como siempre, es que se haga un uso de los alimentos siguiendo las más habituales recomendaciones. Es decir, y con respecto a los dos protagonistas generales de este post, que por un lado nuestra dieta tenga una presencia importante de alimentos de origen vegetal y, por el otro, hacer un uso ocasional de los refrescos y en poca cantidad (ya sean de los “normales” o con edulcorantes). Esto último no porque sean malos per se, sino porque con su uso se desplaza a otros alimentos/bebidas más recomendables, empezando por el agua.

Con esta entrada espero que haya quedado clara mi opinión con respecto al aspartamo o aditivo autorizado E-951.

Esta entrada participa en el XXIII Carnaval de la Química alojado en el blog molesybits

——————————————————–
Foto 2: WkimediaCommons Benjah-bmm27
Foto 3: nebarnix

19 comentarios

  1. Dice ser Manu.él.

    No se donde quieres llegar a parar, Mi padre de 86 y yo, llevamos comiendo manzanas toda la vida. Unas dos o tres al día, mas las frutas veraniegas o algún plátano. Ensaladas, pescados, legumbres.. Ya ves, cero enfermedades .

    08 marzo 2013 | 09:52

  2. Dice ser Información sesgada

    Hola,

    considero que la informacion que aportas es muy parcial, seagada y enganosa (no tengo egnes).
    Deberias haber comentado, aunq de pasada, toda la informacion negativa ( q la hay) sobre el aspartamo .

    Comentas ” La composición química del aspartamo consta de dos aminoácidos unidos, el ácido aspártico y la fenilalanina. Se trata por tanto de un dipéptido, para los puristas de la química, se trata del N-(L-α-Aspartil)-L-fenilalanina,1-metil ester. Estos dos aminoácidos, están presentes en infinidad de alimentos (entre ellos en la leche materna, la carne, las frutas y las verduras) y además en cantidades importantes.”

    En vez de hablar sobre los efectos del aspartamo, desvias la atencion hacia los aminoacidos naturales de los q proviene y el metanol, pues te centras en la teorica degradacion del aspartamo.
    Pero se te olvida comentar, q es un producto sintetico, es decir q se ha forzado la union de esos dos aminoacidos q son naturales e inocuos, y q los efectos del aspartamo estan mas q comprobados como muy peligrosos.

    Hay miles de venenos q son compuestos de sustacios inocuas por ellas mismas y no por ello dejan de ser venenos.

    A la gente q te lee, decirle q se informe sobre ese veneno del aspartamo, sobre los experimentos q se han realizado , en los cueles las malformaciones, tumores y canceres estan a la orden del dia.

    Flaco favor haces a la gente con semejantes apoyos a venenos, pero conociendo como esta el percal, o no has recabado toda la informacion necesaria, o bien te han huntado el bolsillo, prefiero darte el beneficio de la duda y pensar en lo primero, aunq no te deje tpco en buen lugar.

    Saludos cordiales

    08 marzo 2013 | 09:54

  3. Dice ser Alejandro González

    Hola, Juan. Pues muchas gracias por esta entrada.

    Soy bebedor habitual de refrescos “Light”, y aunque nunca había usado en la cocina edulcorantes diferentes al azúcar, hace un mes compré, por probar, edulcorante líquido en un supermercado. Eso me hizo preguntarme por fin si tendría algún efecto adverso el uso de este tipo de edulcorantes. Tras una rápida búsqueda en Google no encontré nada claro y dejé pendiente una búsqueda más exhaustiva para más adelante.

    Por lo que se refiere al aspartamo, al menos ya tengo las cosas bastante más claras.

    08 marzo 2013 | 10:44

  4. Dice ser Chemel Ruiz

    Hola Juan, detallado e interesante artículo uno vez más. Solo una puntualización, indicas que la IDA es de 0,40 mg/Kg y posteriormente que el contenido de un refresco es de 600 mg/L, esto supondría sobrepasar ampliamente la IDA con el consumo de ese refresco. ¿No sería 40 mg/Kg la IDA?

    08 marzo 2013 | 11:27

  5. Dice ser maria

    Demasiada gente y demasiados intereses, al final el pato lo pagamos los de “a pie”.

    08 marzo 2013 | 11:35

  6. Dice ser figurin

    Me resulta como minimo curioso esta exposicion.

    Sobre el aspartamo ya se han derramado rios y rios de tintas.

    Ahora mismo parece que existe una campaña mediatica de la relacion de los refrescos light con la abesidad en EEUU hasta el punto de que estan replanteando (esto se esta ya casi globalizando) las penalizaciones de los alimentos llamemosle “menos sanos”. Evidentemente esto genera una guerra de intereses entre los circulos de poder a la hora de repartirse el pastel de los beneficios/perjuicios que va a generar semejante marea.

    La ultima tendencia es incorporar al juego la ultima novedad de edulcorante, la famosa estevia que nos quieren vender como la perfeccion libre de efectos secundarios y ya estan las disputas para intentar hacerse con la exclusividad de dicho producto y evidentemente con el registro y patente de sus derivados.

    ¿ que opinion tienes tu de la estevia ?

    08 marzo 2013 | 11:43

  7. Dice ser Despierto

    Perfecto artículo MKULTRA. Felicidades.

    08 marzo 2013 | 11:56

  8. el-nutricionista-de-la-general

    Gracias “Chemel Ruiz”

    Tienes toda la razón ha sido un “lapsus teclae”. Ya está corregido.
    Saludos cordiales.

    08 marzo 2013 | 11:57

  9. el-nutricionista-de-la-general

    Para “Información sesgada”

    Gracias por tu comentario, pero la información que aportas no es cierta, el binomio entre los aminoácidos fenilalanina y ácido aspártico se da tal cual en el seno de múltiples proteínas que nosotros mismos sintetizamos o que pueden estar contenidas en los alimentos. Una de tantas y a modo de ejemplo es el glucagón que tiene la siguiente secuencia de aminoácidos en su estructura primaria:

    His-Ser-Gln-Gly-Thr-Phe-Thr-Ser-Asp-Tyr-Ser-Lys-Tyr-Leu-Asp-Ser-Arg-Arg-Ala-Gln-Asp-Phe-Val-Gln-Trp-Leu-Met-Asn-Thr

    Y como puedes comprobar el par Asp-Phe está presente, al igual que ocurre en otras proteínas bastante “conocidas” como es el caso de la proteína transportadora de Retinol (RBP) y tantas otras.

    Por último te sugiero que no hagas juicios de valor o que si los haces te informes mejor, porque de las dos alternativas que das, te has equivocado en las dos

    Saludos cordiales

    08 marzo 2013 | 12:23

  10. Dice ser Warp

    Fantástico artículo. Enhorabuena.

    Por desgracia, veo que los fans de la conspiración paranoica siguen su curso, impávidos ante las muestras científicas de las cosas. Sólo sociólogos y psicólogos saben por qué es más fácil creer en un correo difamatorio que en un estudio científico. Sobre todo por qué cuando intentan responder a artículos tan detallados como el tuyo lo hacen sin aportar pruebas reales.

    Yo soy diabético y fan de los productos light, me hacen la vida más sencilla y placentera. Nunca he tenido miedo del aspartamo ni de la sacarina y, de hecho, una sanísima manzana puede convertirse en “veneno” con mi metabolismo. Nunca me ha pasado nada por tomar refrescos light, mis análisis son pluscuamperfectos y a los conspiranoicos les pregunto: si la pandemia del terror por malformaciones y tumores que anuncian los apocalípticos del aspartamo fuera cierta ¿dónde están las pruebas? Nunca se han visto ¿o es que realmente creen que un fabricante de endulzante tiene “poder” para meter mano en las autopsias de todo el planeta?

    En fin, crédulos los hay en todas partes.

    @Figurín: Me sumo a tus preguntas sobre la stevia. Tampoco se ha demostrado a ciencia cierta sus beneficios pero los mismos que se creen el peligro del aspartamo a pies juntillas suelen ser los que a renglón seguido se creen los beneficios de esta planta, que ya hasta Azucarera Española comercializa.

    08 marzo 2013 | 14:18

  11. Dice ser maria

    Ya os respondo yo, de la estevia la parte que se sintetiza y vende es la que no aporta los beneficios propios de esta planta, la cual podria ayudar y mucho a los diabeticos.
    Digamos que lo que venden es paja aprovechando el nombre de Setvia, asi que lo que toca es plantarla en casa.

    08 marzo 2013 | 15:10

  12. Dice ser Iván

    Para Warp:

    conozco mucha gente mayor(entre ellos mi abuelo), que teniendo diabetes y consumiendo edulcolorantes tras unos años desarollaron el Alzheimer.

    Cada uno responde de si mismo, él que usa la cabeza para pensar, y también él que no la usa……

    08 marzo 2013 | 15:50

  13. Dice ser David

    Pero donde compras las manzanas Nicolás! 😉

    1Kg de manzanas no equivale a 4 manzanas….. Si me apuras, y son manzanas muy muy grandes, 5.
    Normalmente, con un tamaño medio de 120-140gr corresponderían a 7-8 unidades de manzanas por Kilo.

    Creo que deberías tener otros factores que han faltado. ¿Cuantas manzanas te comes en un día, y cuantos refrescos te puedes llegar a beber?.

    Súmale que para suplir la carencia de vitaminas en la dieta debido a un abuso de refrescos y alimentos procesados, te las tomas en un multivitaminico efervescente. Pues vaya, el multivitaminico tiene aspartamo. Suma yogures edulcorados, etc…

    Tal como dices, la dosis ha de ser elevada para que sea potencialmente dañino, pero con un abuso de los productos edulcorados nos acercaremos a la dosis, y salvo que seas un vegetariano que coma mucho y sea fan de las manzanas, dudo que comas tantas “manzanas” cada día 😉

    En este post publique la respuesta a alguién que me preguntó precisamente sobre el aspartamo:
    https://www.facebook.com/OnlineTrainer.es/posts/350196171739478

    Por cierto te tengo añadido en mi web como enlace interesante, ya que considero tu blog muy interesante y divulgativo. Gracias por ofrecernos tus conocimientos.

    Un saludo,
    David.
    http://www.OnlineTrainer.es

    08 marzo 2013 | 16:34

  14. Dice ser rdlfg

    Bufff…. cuanto conspiranoico. El caso es que tienen hasta seguidores.

    Dejo un par de artículos del pubmed que me gustan un poco:

    Aspartame not linked to cancer
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1797853/

    Carcinogenicity of Aspartame in Rats Not Proven
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/pmc2430246/

    Lo bueno de gente como “información sesgada” es que acusan al resto de estar desinformados creyéndose ellos los más informados del mundo. Curioso.

    Adelantándome a que pueda poner estudios que defiendan su hipótesis, decir que los estudios se revisan…. Y hasta el momento no hay ninguno válido que demuestre nada del cáncer.

    En referencia a Iván, la enfermedad del Alzheimer es muy dura, tanto para familiares como para el mismo afectado. Pero el hecho de que 2 situaciones se den en espacio/tiempo (consumo de bebidas y posterior alzheimer) no quiere decir siempre que estén relacionados.
    Creo que el mismo Juan habló de que en esos países donde se usaban más las lentes de contacto, había más obesidad…. Evidentemente que no hay relación, pero es así. Bueno, es un ejemplo para comprender a qué me refiero.

    P.S. Sí que me gustaría saber cosas científicas de la Stevia. Cuando la escuché en clase tenía bastante buena pinta (y para las empresas ni te cuento, como es natural….)

    Saludos.

    08 marzo 2013 | 16:45

  15. Dice ser CienciaZional

    Gran explicación, enhorabuena.

    Añadir para «información sesgada» que, en mi opinión, la información es completa y razonada, ya que la única razón de toxicidad del apartarme es la producción de metanol.

    El argumento de la síntesis química no tiene sentido considerando que los controles de pureza necesarios para obtener apartarme alimentario son muy fiables y, de hecho, mucho más fiable que algunas infusiones caseras de las que no se conoce composición.

    08 marzo 2013 | 17:34

  16. Dice ser Luis

    Me ha parecido un artículo estupendo, muy bien documentado y muy aclarador. Enhorabuena.

    08 marzo 2013 | 20:19

  17. el-nutricionista-de-la-general

    Para “rdlfg”
    Gracias 🙂 de veras, pero los de las lentillas y la obesidad fueron l@s de Alimmenta, un blog amigo (http://www.alimmenta.com/el-uso-de-lentillas-de-contacto-esta-directamente-relacionado-con-la-obesidad/)

    Para “Warp”, “David”, “Luis”, “Despierto”… gracias de veras.

    Saludos cordiales!

    08 marzo 2013 | 22:15

  18. Dice ser PrejudiceBreaker

    Hola,

    Bueno, yo quería aportar un punto más para considerar el asunto. Que los que se han dicho hasta ahora son correctos, por supuesto que sí, y lo que indicaré yo ahora mismo seguro que tiene menos peso en el tema de la conspiranoia contra los edulcorantes, pero creo que es a tener en cuenta.

    La parte a la que me refiero es puramente psicológica. Personas hay, a todos los lados del mar, que consideran que “buen sabor para comer=algo malo esconde”. Es parte de algo mucho más grande, psicologicamente hablando, que impide a algunas personas disfrutar sin sentirse culpables. Con el aspartamo, correctamente utilizado, se puede disfrutar de algo dulce sin engordar. Bueno, pues éso de disfrutar sin tener que pagar un precio (engordar) hay quien no lo soporta. Así que algo malo hay que buscarle al edulcorante. A la mínima que de lejos, lejísimos, pueda ser susceptible de, en algunas circunstancias específicas de sobreconsumo galopante, de ser cancerígeno, ya se ha convertido, porque sí, en un auténtico veneno.

    Mucha de la corriente antiedulcorantes viene de los Estados Unidos. Y allí, mal que nos pese, tienen una moral de “disfrute=pecado” que agárrate los machos, y que por supuesto también contribuye.

    Pues es lo que pienso yo.

    09 marzo 2013 | 17:38

  19. Dice ser No Más Aditivos

    Según se expone en “Nuestro veneno cotidiano” de la periodista Marie-Monique Robin: el ácido aspártico y la fenilalanina, efectivamente, se encuentran naturalmente en algunos alimentos, excepto una diferencia: “cuando se ingieren en forma de aspartamo no están vinculados a ninguna proteína y, por lo tanto, se lanzan en el organismo de forma ‘libre’. En disolución o calentados a más de 30º ambas sustancias tienen tendencia a degradarse en dicetopiperazina o “DKP”, un subproducto tóxico del que algunos científicos sospechan que es cancerígeno”.

    Con respecto al metanol que tiene el aspartamo y que también se haya naturalmente en frutas y verduras, mientras que en estas “siempre está asociado al etanol que contrarresta sus efectos nocivos”, en el aspartamo no se neutraliza. El etanol no neutralizado “se metaboliza en el hígado que lo transforma en formaldehído, una sustancia clasificada ‘cancerígena para los humanos’ en 2006”.

    Aparte de esto, el autor de esta entrada no ha explicado los oscuros movimientos políticos que lograron que la FDA autorizara la comercialización del aspartamo, a pesar de que poco antes la propia EFSA había denunciado ante los tribunales al fabricante por “amañar” los estudios que supuestamente certificaban su inocuidad.

    Más información en http://www.nomasaditivos.com

    Y también en esta noticia: http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/aspartamo-edulcorante-cancer-problemas-perjudicial_0_1569225154.html

    13 marzo 2013 | 22:07

Los comentarios están cerrados.