La dieta de las 8 horas, suma y sigue

24 enero 2013

La dieta de las 8 horas

Como ya he comentado alguna vez, el chorreo de dietas del más variopinto pelaje es incesante. Aunque parezca lo contrario, su originalidad no es especialmente brillante, al menos para quien observa estas cuestiones con una cierta perspectiva.

Así, la penúltima novedad para perder peso que lo está “petando” (o pretende hacerlo) en los USA se denomina, “la dieta de las 8 horas

Su esencia se resume en una especie de semi y mini ayuno diario (las dos cosas a la vez). Te cuento. Esta dieta permite comer “lo que uno quiera” (el maravilloso y recurrente reclamo) durante 8 horas seguidas en un  mismo día. Lo que se quiera tanto en cuanto a los alimentos concretos que se incluyan, como en lo que refiere a su cantidad. La parte restrictiva comienza cuando una vez acabadas estas 8 horas hay que pasar a mantener un escrupuloso ayuno de 16 horas. Por ejemplo, se puede comer lo que se quiera entre las 9 de la mañana y las 17 horas y a partir de entonces dejar de comer hasta las 9 del día siguiente. En resumen: Está permitido comer durante las 8 horas seguidas que uno escoja para ayunar durante las 16 restantes.

Su “justificación”

Son varios los estudios en humanos que han abordado el tema del ayuno o semiayuno intermitente como herramienta para bajar peso. Por ejemplo, en uno de estos últimos ensayos (y que además fue de los más largos y con una mayor cantidad de muestra) se constató que, en el mejor de los casos, los resultados apuntan hacia que una vez establecida la misma cantidad media de calorías, no hay una mayor diferencia sobre el resultado final de la pérdida de peso por comérselas de forma más o menos agrupada, o más o menos dispersa. Otra cosa son los distintos efectos que sobre la ansiedad y la saciedad puedan tener el seguir una u otra pauta. De hecho, al finalizar este estudio, el 85% de los participantes que estaba en el grupo que comía de forma “más normal” sin observar especiales periodos de ayuno o semiayuno manifestó su interés de seguir por su cuenta con esta rutina. Por su parte, en el grupo que si ayunaba, o casi, solo el 58% dijo querer continuar un tiempo con esa metodología.

Además, resulta que en ocasiones se recurre a justificar la validez de estas propuestas dietéticas un tanto disparatadas en base a experimentos realizados en modelos animales. Así, uno de los fundamentos científicos más esgrimidos para afirmar que con este tipo de conducta se puede adelgazar de forma efectiva se centran en un estudio realizado con ratones a los que se les ha hecho seguir este patrón alimentario. Así, se ha observado que en dos poblaciones de ratones, ambas alimentadas con el mismo número de calorías, el grupo que comía toda su ración diaria a lo largo de 8 horas y ayunaba las otras 16 perdía peso o lo mantenía, frente a la otra población de ratones en el estudio que repartía la misma ingesta a lo largo del día y engordaba.

La (posible y racional) realidad

Veamos, que yo no digo que así no se facilite la pérdida de peso entre los ratones, de hecho parece que eso ya está demostrado. Lo que no veo tan inmediato es que este patrón de conducta alimentaria sea extrapolable a los humanos. Y doy dos motivos.

El más inmediato es que es relativamente fácil el hacer ayunar a la fuerza a un ratón el tiempo que se quiera. Que lo quieres hacer ayunar 16 horas, pues adelante, que quieres ver qué pasa haciéndole ayunar 22 horas y 45 minutos, pues bien… o 3 días seguidos, pues lo mismo. Da igual, son ratones y en los ensayos se pueden hacer estas cosas… Pero, ¿será tan fácil conseguir que una persona humana siga este patrón por el mero hecho de decirle que con ratones ha funcionado? Yo creo que no. La alimentación en el caso de las personas está revestida de importantes connotaciones sociales y también hedónicas o placenteras que los animales no tienen, ni tan siquiera los de laboratorio. ¿Qué pasa con las cenas románticas de tu pareja y tú; y con las cenas de empresa; y las de nochebuena y nochevieja; y si te invitan a cenar a casa de unos amigos… y tantas otras? En fin, que la teoría es una cosa y que puede ser muy bonita, y la práctica es otra, que puede que no lo sea tanto.

Ten por seguro que si las personas pudieran ser tratadas en su vida real como son tratados los animales de laboratorio, hoy no habría obesidad. Las personas tenemos familia, amigos, trabajos, aficiones, obligaciones, etc. y las ratas de laboratorio no. A los ratones se les hace ayunar, y las personas han de elegir libremente ese patrón. Esa es una importante diferencia haya o no haya estudios en humanos.

Además, la fisiología de los ratones (en este caso) es diferente de la humana y lo que “funciona” desde el más estricto punto de vista fisiológico en ellos no tiene porqué funcionar en los seres humanos. Si así fuera los fármacos por ejemplo sólo se ensayarían en animales de laboratorio, pero va y no.

En resumen, antes de lanzar las campanas al vuelo con una “nueva” estrategia adelgazante, habría que cerciorarse de su eficacia en humanos. Al menos en este caso no veo tan disparatado el poder plantear un ensayo clínico que observe el efecto de un ayuno diario de 16 horas sobre el adelgazamiento y comprobar si tiene alguna ventaja frente a un patrón de comidas que, con las mismas calorías, sea más convencional.

17 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Gem

    No dejo de sorprenderme la capacidad que tiene el hombre por crear nuevas dietas y productos diversos que ayudan a “adelgazar”.
    Y digo yo, si la gente es capaz de hacer esta dieta puede hacer cualquier cosa, como cambiar de hábitos.

    24 enero 2013 | 09:48

  2. Dice ser Cristian

    “La alimentación en el caso de las personas está revestida de importantes connotaciones sociales y también hedónicas o placenteras (…) ¿Qué pasa con las cenas románticas de tu pareja y tú; y con las cenas de empresa; y las de nochebuena y nochevieja; y si te invitan a cenar a casa de unos amigos… y tantas otras?” ¡Clavado! Imaginémonos la situación:

    -No cariño, este sábado no salimos que me quedan 8 horas de ayuno, a ver si para la semana que viene hago cuadrar el horario. Ya sé, ya sé que es nuestro aniversario, pero no voy a ir al restaurante a beber sólo agua.

    En mi opinión, una gran parte del arsenal de libros de “dietas” que se publican tratan de persuadir y convencer con alusiones y justificaciones que, como comenta Juan, si se miran con perspectiva no suponen una solución real al problema de sobrepeso y obesidad actual.

    El único problema es hacer que el resto de personas consigan verlo con esta misma perspectiva y Juan con su blog creo que lo está haciendo fenomenal. Al menos, a mi, en este aspecto me has dado más de una lección. Gracias

    24 enero 2013 | 10:02

  3. Dice ser Lidia

    Totalmente de acuerdo.

    Además de lo de los ratones, otra cosa me llamó mucho la atención. No sé si es verdad porque no he leído el libro pero esto es lo que ponen en esta noticia de la sexta:
    http://www.lasexta.com/noticias/sociedad/horas-all-you-can-eat_2013011400168.html
    “Esta dieta únicamente funciona si se está por debajo del porcentaje del 10% de grasa”.
    No sé si es un error de la noticia o qué, pero si no lo es…¿Para quien está pensada esta dieta? ¿Para que adelgacen mujeres desnutridas y hombres deportistas?

    24 enero 2013 | 10:08

  4. el-nutricionista-de-la-general

    Hola “Lidia” gracias por tu comentario.

    Precisamente el enlace que adjuntas es “el mismo” que he puesto en la entrada (pero alojado en youtube) y sí, a mí también me llamó la atención el mismo dato aportado al final del mismo. No he querido entrar en detalles pero supongo que es una de las infinitas licencias de algún periodista al abordar temas que no domina. Al mismo tiempo lo que supongo que habrá querido decir es que la dieta en sí propone soluciones para personas que están “un poco” por encima de su peso, con un 10% de tejido adiposo por encima del valor recomendable en su situación. De hecho el estudio en humanos que cito en la entrada está centrado en mujeres jóvenes con IMC no superiores a 40kg/m2

    Si fuera cierta la frase tal cual es expresada en el video, esta dieta solo estaría destinada para aquellos hombres que son deportistas de élite, tipo jugadores de 1ª división, y para mujeres desnutridas (recordemos que un porcentaje de grasa por debajo del 14-16% en mujeres suele cursar con amenorrea o alteraciones del ciclo menstrual)

    Gracias por tu comentario y saludos.

    24 enero 2013 | 10:27

  5. Dice ser pet

    Esto lo han copiado del Ramadan!! Incluso algunas personas engordan en esta celebración por comer tanto por la noche.

    24 enero 2013 | 11:39

  6. Dice ser nen

    Esa dieta no es nueva, la hacen los musulmanes y se llama Ramadán.

    24 enero 2013 | 11:39

  7. Dice ser WALKER

    El resultado de esto es que alguien se forrara a costa de la salud de los demas

    http://energiasolaraislada.blogspot.com.es/

    24 enero 2013 | 14:26

  8. Dice ser Democrata_Realista

    Vamos…un ramadán con margen de horario

    24 enero 2013 | 14:28

  9. Dice ser hola

    Jo tio eres un manta de tu profesión.

    ¿Por qué existen todas las dietas del mundo? habiendo profesionales tan bueno como tú?

    Simple. porque tu NO ERES UN PROFESIONAL DE NADA.

    Como ir a tu consulta solo sirve para tirar el dinero (la verdad es que creo que no tienes ni consulta propia), la gente en su desesperación hace cualquier cosa.

    Si fueras un mínimo de bueno, con tanta gente deseando adelgazar TE FORRABAS, pero como solo eres otro sacacuartos, así te va, tienes que publicar chorradas aquí para que te paguen algo e ir tirando, que la vida esta muu mala, no??

    Anda listo, dinos que hay que hacer para adelgazar, tu te metes con todas las dietas PERO NO APORTAS NADA DE NADA.

    DINOS UNA DIETA QUE FUNCIONE Y DEJATE DE DIETAS QUE NO FUNCIONAN TIO MEDIOCRE.

    Si, suma y sigue. Dentro de una semana volverás a poner otro estúpido comentario sobre otra dieta, es lo tuyo, para otra cosa no sirves.

    24 enero 2013 | 14:50

  10. Dice ser sin nik

    toda dieta es buena o mala , segun quien la siga o no la siga , dejar que cada uno coma cuando quiera , y si quiere ayunar lo mismo , a todo hay que sacar punta , unos publicando dietas milagrosas , otro publicando sus contraindicaciones , todos por lo mismo , dinero y notoriedad , si sacan una , que sea enviar el 40% de lo que comenos a gente sin recursos y consumir solo el restante 60% como dieta , seguro que saldrian varios , protestando o diciendo cosas en su contra , lo importante es escribir algo..la mejor dia . apuntarrr..VIVE Y DE DEJA VIVIR … NO HAY CANTIDAD MINIMA RECOMENDADA

    24 enero 2013 | 15:46

  11. Dice ser figurin

    Esa dieta no es nueva, lo que es nuevo es solo el nombre que le han colocado.

    Durante un mes los realiza media humanidad desde tiempos endemicos y hasta estan santificados por ello.

    Si osaras criticarlos como haces con la mayoria de las dietas provablemente te nombrarian persona non-grata o hasta beatificarian al que consiguiera asesinarte.

    Si todavia no lo habeis adivinado me refiero al ramadan en el que se apipan hasta reventar por la noche y cuando canta el gallo comienza el ayuno.

    La unica diferencia es que esta moderna de las 8 horas no incluye en el ayuno al sexo, por lo demas todo igual.

    24 enero 2013 | 16:26

  12. Dice ser Antonio

    Cada vez en cuando sale una dieta “milagrosa”. Ya estamos acostumbrados y aún sabiendo que no funcionan y pueden ser peligrosas, nuestra ansiedad nos incita a probar.

    Y ¿de donde te has sacado esta frase?: “Que lo quieres hacer ayunar 16 horas, pues adelante,…” (pufff)

    24 enero 2013 | 16:46

  13. Vamos por partes,

    Lo primero, enhorabuena Juan por tu punto de vista, sin entrar en polémicas, como siempre creo que lo principal es la coherencia, como en todo. Si es cierto que cada uno puede hacer con su cuerpo lo que quiera pero el “a mi vecina le ha ido bien” no es suficiente justificación.

    Segundo, cualquier estudio basado en ratones no es extrapolable a personas. Y si no, prueba con la dieta de tu Hámster, si comiendo pipas, zanahorias y dando vueltas a una rueda le va estupendo. ¿A ti también?

    Y por último, al señor/a que firma el comentario de “HOLA”, te voy a decir en exclusiva cual es la dieta definitiva y que te hará no volver a pisar la consulta de un nutricionista: NO HACER DIETA. El problema, que eso pasa por un cambio de hábitos que no parece que estés dispuesto a llevar a cabo…

    24 enero 2013 | 18:48

  14. el-nutricionista-de-la-general

    Hola “hola”, gracias por tu comentario.

    Gracias a él mañana coparás la actualidad de este blog. Al final me he decidido y voy a aprovechar tus palabras para aclarar una serie de cuestiones que llevaba un tiempo queriendo aclarar. Así pues, mañana me salto a la torera la primera noma del bloguedor, no alimentar a sus trolls y así mañana tendrás tu ración y una propina.

    Saludos

    24 enero 2013 | 20:09

  15. Dice ser Alex

    Tan difícil es comer en cinco veces diarias más o menos lo mismo que comemos en tres? Si comemos algo cada cuatro horas, el estómago funciona constantemente en vez de parar y arrancar. Eso, una buena masticación, no abusar de la comida chatarra y un estilo de vida no sedentario y no estarás en los huesos, pero no estarás gordo ni tendrás efecto rebote.

    Que ganas de estar delgado en vez de estar sano, coño

    25 enero 2013 | 03:34

Los comentarios están cerrados.