BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Preventorios: “Nos advertían de que no dijéramos nada a nuestros padres de lo que allí pasaba”

Por Teresa Esquiliche, de Segovia, 54 años.

La cuidadora que hay en una de las fotos, era de las pocas buenas personas que allí había. Me gustaría volver a tener contacto con las niñas que allí conocí, la del pelito corto se parece a una de las niñas que salen en su periódico. En una de las fotos estoy con mi madre pues había un domingo al mes en el que podían visitarnos. La noche antes nos advertían de que no dijéramos nada a nuestros padres de lo que allí pasaba. A pesar de tener poca edad, creo que 12 años, yo no podía callármelo y contaba a mi familia el maltrato recibido.

Para mis amigas y para mí era una ilusión muy grande que nos eligieran para ir en verano al preventorio, pues creíamos que éramos privilegiadas por disfrutar de una vacaciones, o colonias, o algo parecido. Además yo repetí dos veranos, la primera vez con una amiga de la infancia, y la segunda con otra amiga y una hermana.

Recuerdo que lo pasamos muy mal la segunda vez, nos pegaban mucho, el día que tocaba ducha yo pasaba además de vergüenza, mucho miedo. Nos ponían en fila desnudas, como animales que van al matadero. Cuando veo reportajes o películas de los nazis, me acuerdo del preventorio. Recuerdo que pasábamos hambre, que nos escondíamos en la faltriquera que entonces se usaban, la comida y golosinas que nos llevaban la familia el domingo de visita. Se rezaba el rosario antes de la cena y si no te veían mover los labios, lo arreglaban con golpes.

A pesar de mi corta edad y de mi timidez, desde muy pequeña no he tolerado los abusos ni las injusticias. Pedía hablar con la directora, era una señora mayor y encorvada (así la recuerdo), creo que no sirvió de nada. La segunda vez de mi estancia allí, mi amiga y yo, nos las ingeniamos para escribir cartas a nuestra casa y pedíamos a las niñas que ya salían o a las cuidadoras buenas (que eran pocas) que las echaran al buzón. Un día se presentó la madre de mi amiga en un taxi a recogernos, mi hermana estaba ingresada en la enfermería y no quería dejarla allí, ya era difícil que nos dejaran salir antes de la fecha contratada por así decirlo pues mas difícil era que nos dejaran sacar a mi hermana de la enfermería. Pero yo no aguantaba mas, me dio muchísima pena dejar sola a mi hermana y nunca me lo perdonaré, pero estaba deseando de llegar a mi casa y contarlo todo. Por supuesto mis padres fueron a por mi hermana cuando supieron lo que allí pasaba. Por las noches pasábamos mucho miedo. Yo dormía en la sala malva. Cada vez que paso por el preventorio, revivo otra vez todo y se me enciende la sangre.

Hay mucho que contar, hablaré también con las dos amigas y vecinas de toda la vida, por si recuerdan mas cosas. En general, los recuerdos son mas malos que buenos.

No estaba segura de la edad que tenía cuando fui al preventorio, estoy viendo en el dorso de las fotos que son del año 67 y 68. Con 10 y 11 años. La verdad no tengo buenos recuerdos de aquello. Yo me metí en el grupo de baile y cuando no asistía a los ensayos me regañaban mucho. Perdonen la mala redacción, me voy acordando de cosas sueltas.  Disfrutaría muchísimo si supiera de aquellas cuidadoras, me refiero a las malas, para decirlas unas cuantas cosas.

 

6 comentarios

  1. Dice ser elisa

    Se me ponen los pelos de punta al leer estas historias…durísimo y más siendo tan pequeñas
    http://hoysonrioalespejo.blogspot.com

    20 septiembre 2012 | 18:58

  2. Dice ser siii siii

    FANTASIA del PSOE

    Arruinais la vida a la gente

    Nos permitis que salgamos de la crisis

    Os vamos a colgar del pescuezo a todos los parasitos que no mereceis vivir

    Ya lo hicimos en otras ocasiones

    Y lo volveremos a hacer

    Los rojos no teneis el derecho a la vida

    Sois enemigos de la humanidad

    20 septiembre 2012 | 19:12

  3. Dice ser este país no cambia ni a patadas

    Mientras en otras partes del mundo se condena con cárcel y multas elevadas tal abuso de especie, en España, el “régimen sempiterno de las tradiciones” aplaude el abuso contra animales y lo hace fiesta. Si bien por un lado advierten unos que PAGAR POR SEXO ES UN CRIMEN, esa misma ética, o moral, o lo que sea, debería escribir MATAR TOROS EN PLAZAS ES UN CRIMEN, como se condena en otros países.
    ¿Los toros no son animales que sienten y padecen? ¿Por qué no lo hacen con otros animales… o con tigres para que sean ya los más valientes del mundo mundial…?
    He aquí la relatividad de la ética, la moral y los intereses creados.

    20 septiembre 2012 | 19:34

  4. Dice ser hay que crear camino

    Viendo tanta negrura dele pasado, tal vez sea tiempo para dar paso a las nuevas generaciones, no contaminarlas con mentiras de pasados gloriosos y dejarles que libremente creen un nuevo presente y futuro para este tan maltratado país.
    Deberíamos ser capaces de superar nuestra historia y crear algo muy diferente, no repetir errores en base a quimeras de pasados trampeados en la memoria. Vivir lo stiempos de hoy, civilizarnos más y ser menos propensos a la imposición…

    20 septiembre 2012 | 19:52

  5. Dice ser Antonio

    ¿Qué previnían los “Preventorios?. ¿Era obligatoria o voluntaria la estancia en éllos?

    20 septiembre 2012 | 22:00

  6. Dice ser Antonio

    ¡Ah se me olvidaba! ¿ Cuanto duraba la estancia y en que temporada del año era?

    20 septiembre 2012 | 22:05

Los comentarios están cerrados.