BLOGS

Viajero, periodista y emprendedor adquirido. Apasionado de Internet y volcado en el viaje más intenso que jamás había pensado: minube.com

Tallin: Un cuento de hadas entre murallas

¿Te apetece un viaje a Europa del Este? Hoy lo vamos a hacer de la mano de Fany, amiga, compañera y viajera, que nos va a echar una mano a descubrir diferentes lugares del planeta. Fany, tu turno 🙂 :

Va a cumplirse un año desde que visité Tallin, la capital de Estonia. Sinceramente, tengo que decir que no conocía nada de esta ciudad, ¡Y casi ni del país! Pero desde que recorrí su casco histórico, estoy mucho más puesta. Me dejó alucinada. ¿Cómo puede ser que una ciudad tan bonita no tenga más éxito?

Llegué allí en barco, en un crucero, y desde el puerto me fui andando hasta sus puertas. No sé si lo sabéis pero, para entrar a la ciudad, hay que pasar por lo que se conoce como La puerta de la costa y adentrarte en la Calle Pikk, una preciosa calle empedrada con casas de colores pastel. Desde ese momento tuve claro que Tallin era especial.

Todo limpio impoluto, con los restos del paso del tiempo dando más vida a las fachadas… ¡Es que me acuerdo y me entran ganas de volver!

Consejo: La calle Pikk cruza todo el casco antiguo (también conocido como Vanalinn), así que, si vais, tenedla como punto de referencia para moveros por la ciudad.

Las murallas albergan en su interior varios edificios interesantes: la Iglesia de San Olav, la Catedral de Santa María y uno que, cuando lo vi, pensé que se habían equivocado al ponerlo allí. ¡Su sitio tenía que estar en Rusia! Pero no, estaba perfectamente colocada; ese era el lugar de la Catedral de Alexander Nevsky. Se construyó cuando Estonia era territorio del imperio ruso zarista (Otra cosa que no sabía). Qué pasada…

Lo bueno del casco viejo de Tallin es que es muy pequeño. Eso me dio la oportunidad de pasear por sus callejuelas sin prisa, de descansar en sus cafés y de hacer miles de fotos.

Segundo consejo: la cámara en mano. Hay muchos sitios por ver, de verdad, incluso cosas curiosas como la Farmacia de Tallin, (la más antigua de Europa) o la especial decoración de sus calles…

Me gustó tanto que quise llevarme un buen recuerdo de la ciudad. Estuve mirando por sus tiendas y me llamó la atención que había muchas  joyas de un color marrón anaranjado. Era ámbar, una piedra preciosa que se ve mucho por esta zona de Europa, y es tan bonita como cara. Por supuesto no me llevé ningún ámbar, pero sí un buen recuerdo y descubrimiento.

Tercer consejo: Si podéis ir en invierno (es más barato y hay menos gente) no os lo penséis. Suele nevar y la ciudad tendrá un gorrito de nubes encima que, más que ser un fastidio, le dan una imagen entrañable.

Dentro de las murallas de Tallin, el mundo se ve de otra manera. Si algún día tienes la oportunidad de ver lo que yo vi, échale un ojo a todos estos lugares.

8 comentarios

  1. Dice ser Link

    Etonia es un pais que puede aportar mucho y muy poco valorado que tiene una gran belleza

    15 Marzo 2012 | 18:08

  2. Dice ser Koralon

    Si tu lo dices…………..

    15 Marzo 2012 | 18:10

  3. Dice ser Koralon

    Aunque ahora que lo pienso………en Etonia, no tienen nomos como en la ponia ¿no? o ¿si?

    15 Marzo 2012 | 18:12

  4. Dice ser ANTONIO LARROSA

    ¿Y alli no hay playa? Pues ¡¡Vaya vaya!!

    Clica sobre mi nombre

    15 Marzo 2012 | 19:41

  5. Bueno… eso de ir en Invierno… te puedes comer un -20 fácilmente -y más-…… Menos mal que tienen buen vodka.
    Así que por recomendar.. que no sea en medio del invierno, que lo mismo te quedas pajarito sacando la mano para hacer una foto.

    Saludos.

    15 Marzo 2012 | 23:29

  6. Dice ser Velilla de Sanantonio

    Yo también estuve en Tallin el año pasado. Me pareció una ciudad encantadora, limpia, con aire medieval. Su gente es amable y simpática.

    No iría en invierno, porque la nieve me gusta de lejos. Pero, si hay alguien que se anime a ir en esas fechas y no le gusta el vodka, preparan una sopa de reno, con lentejas, que está buenísima. También sirven vino caliente.

    Volveré algún día, merece la pena.

    Un saludo,

    16 Marzo 2012 | 08:30

  7. Dice ser JUAN FRANCISCO

    Es impresionante, yo fuí en invierno y nunca había visto tanta nieve, de verdad que merece la pena.
    El frío no lo notas, ya que vas muy abrigado. The Old Town (Ciudad Antigua) es como si estuvieses en la edad media.
    Tallín me dejó impresionado, volveré seguro. Por cierto si tiene playa y con nieve.

    16 Marzo 2012 | 08:58

  8. Dice ser Fany

    sí que haces frío en invierno, muchísimo! Pero creo que la ventaja de pasear por un sitio así, sin gente y con la nieve bajo los pies, supera a la sensación de frío 🙂
    Por supuesto, estas fotos son tomadas ya en primavera y mirad… Está preciosa también!

    16 Marzo 2012 | 13:02

Los comentarios están cerrados.