BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

¡Ya lo has roto!

Roto. Rotísimo. Es la foto de un sitio por donde han pasado uno o varios manazas.

La tomó Sergio Mayayo, el mítico Mayayo de Carreras de Montaña. En ella se demuestra que nos falta un tornillo de un set de veinte.

Disfrutadla. Sólamente tras la pantalla de un ordenador se pueden disfrutar estas vistas. En vivo duelen. También puede pasar que escuezan, depende de cómo se pisa y de cómo se tienen los pies de deteriorados. En concreto es la (muchos ya la conocéis) pedrera norte del Risco de los Claveles. Claveles es una palabra preciosa y que tiene una sonoridad tremenda. Es un plural de una cosa roja, o blanca, o rosa. Como véis, este risco (palabra sonora pero ya no tan bella) es gris verdoso. Corresponde a las rocas metamórficas de hace millones de años que surgieron del manto terrestre hacia arriba. Caprichosamente. O más bien a lo burro, chocando con otras.

En este complicado equilibrio de rocas hay también un equilibrio entre palabras, es curioso. Hasta que llega alguno y lo rompe todo. El fiel de la ecuación queda rota por el lado de lo sonoro y no bello. Lo siento si esperábais que el empate, el equilibrio, vinieran a caer del lado de la belleza. El culpable de todo esto no es el corredor que las va sorteando, pobre. El no ha roto nada.

Es una palabra abrupta y cafre que no puede traer nada bueno. ‘Reventón’. El puerto del Reventón es el collado homicida de más de 2.030 metros de altitud al que hay que subir deándose la espalda y las piernas para, posteriormente, encarar una serrana y bailarina línea de cumbres. El Reventón de todos y cada uno de los participantes en el Peñalara. Gran Trail, Trail o baby trail o le pongan los nombres que le pongan. Un reventón no lo suaviza nadie. Todos lo admiraremos el próximo sábado cuando estemos en marcha.

Mañana, otra imagen.

URL: http://carrerasdemontana.files.wordpress.com/2011/04/mayayo-y-chusta-cresta-claveles-mini1.jpg

Foto: Sergio Mayayo

3 comentarios

  1. Dice ser mayayo

    Merçi de la reference, Mr Spanjaard.
    Quiera el destino que la antigua montaña sagrada de los Arévacos nos vea pasar a su alrededor con una sonrisa este Sábado.
    A bientot 😉

    18 Junio 2012 | 17:53

  2. Dice ser Manuwar

    No solamente tras la pantalla del ordenador se disfruta de este paraje, también a través del velo neblinoso del recuerdo. Qué bonito y doloroso recuerdo haciendo de “Hombre Garrapata” o “Ladillaman” por ese risco por las noches del final de junio de 2010 y 2011, con una lucecita en la frente y temiendo que aún quedaba lo peor, la bajada al Chozo. Ahí no teníamos ese aspecto gallardo que lucen los compañeros fotografiados por Mayayo, que el final del pelotón tiene un porte menos arrogante. Por ahí al fondo nos arrastrábamos literalmente al mejor ritmo que nos permitía el grito de nuestra mente “por favor, avanza y acaba con esto de una maldita vez”…

    18 Junio 2012 | 19:37

  3. Dice ser jseguir

    Me imagino que esta zona rociada con una lluvia tiene que ser la ostia… (en sentido no figurado), yo la última vez que pasé por aquí había una buena capa de nieve, que hace la cosa mucho más amigable.
    Nos pondremos el disfraz de salamandra y a apechugar como se pueda, glups!

    19 Junio 2012 | 14:00

Los comentarios están cerrados.