BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Esas pequeñas distancias

Son 290 metros. Esta mañana lo eran, no me falla la memoria. Desde el esquinazo donde digo adiós a los chavales camino del colegio hasta Jarama a la altura del chino. A veces puedo dejar el coche aparcado a casi 400 metros, según las mediciones de jezucrihto nuestro señor satelital. Son pequeñas distancias, al igual que los seis y seis escalones que separan la planta baja de las oficinas de mi trabajo. Cuando se recorren muchas veces, sin embargo, el efecto multiplicador es material, visible y doloso. A decir verdad, cuando no se notan es al no recorrerlas.

Me pregunto a veces si la sensación de pesadez de las vacaciones tiene algo que ver. Estoy un tanto apabullado por la inmovilidad de no tener que bajar siete veces a la puerta o al comedor, o de dejar el coche de laborable a laborable, y pienso qué sería de mis miembros si además contase con ascensor para los 4 pisos de mi casa, o si a la  mismisima plazuela pudiera dejar encajado el coche en el parking subterráneo. Me perdería unos minutos de movimiento. Tendría que buscar más excusas para ejercitar mi corazón y, cabe la posibilidad, comenzar un plan radical de gimnasia casera, bien en la versión clase obrera con la mopa, bien el pequeño burgués movimiento de deportistas de la wii.

Claro, aparte de los beneficios, está lo bien cuidados que tienen los cartílagos los que no caminan un puto metro. Por cierto, ¿sabías que se generan fuerzas de 2, 3 y 4 veces el peso corporal sobre las rodillas según qué ejercicio? Circula por ahí un trabajo estupendo de un ortopédico especializado en cirugía de patela y demás piezas de rodilla de homínido, el Dr Darryl D’Lima (La Jolla Ins. California). En el listado están las siguientes actividades: tenis, correr, caminar, caminar en cinta de gimnasio y bicicleta.

¿Sabrías ponerlas en un orden creciente de impacto sobre las rodillas?

Pues esto es lo que sale. Comprueba cuántas has acertado.

El ciclismo generó la menor fuerza con un impacto de 1.3 veces el peso corporal.
Lo siguiente mejor fue caminar en la cinta caminadora con 2.05 veces.
Caminar en terreno plano generó 2.6 veces el peso corporal.
El tenis produjo entre 3.1 y 3.8 veces.
Trotar produjo un 4.3.

1 comentario

  1. Dice ser blus

    Interesante entrada para un runner viejuno con los hinojos escalfados, aunque me temo no soy el único con las junturas tocadas por el running y otras mandangas. ¿Sabes si hay algo publicado sobre la máquina elíptica/rodilla/correr?
    salud,

    17 Enero 2010 | 16:46

Los comentarios están cerrados.