BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

La asombrosa facilidad de correr en 2.07

No miro mucho las páginas de resultados por falta de tiempo. Entusiasmo tampoco me sobra, aunque reconozco que es asombroso seguirles durante un rato en televisión. En cualquier caso, este fin de semana han comenzado las oleadas de maratones de primavera, las de los grandes tiempos. Salim Kipsang se lleva el de Tokio con un día de viento espantoso y ¡2h10!. Roma ha escupido al mundo el tiempo más rápido de los maratones de la cittá eterna. Kiptoo (KEN) ha regalado 2h.07 al mundo. Un tipo que salía como liebre. Leer los tiempos de paso e imaginar la jauría delantera durante los primeros 30 kilómetros impulsa a salir a correr en pantalón corto y cara de hambre.

The men’s race started at a fast pace in the first part of the race where pacemaker Festus Langat went through the first 10 km in 29:48. Despite the cold wind the Kenyan pack formed by pacemakers Langat, Edwin Kimutai, Joseph Lomala, Philemon Tarbei Kirwa and Kiptoo maintained the fast pace reaching the 15 km mark in 45:01, inside a sub-2:07 pace. The leading group featured Kenyans Julius Kipyego Keter, Paul Kirui Kiprop, Philemon Rotich and two runners from Ethiopia Abraham Kabeto and Birbo Guta.
They reached 20 km in 1:00:33 but the pace slowed at 21 km (1:03:55). At 22 km Joseph Ngeny, who started to pace the second group, caught up with the leading pack and decided to continue until the end.
The pack was still together at the 30 km mark. Pacemakers Langat, Kiptoo, Tarbei and Paul Kirui passed the 30 km mark in 1:31:03, followed one second behind by Joseph Ngeny, Hosea Rotich, Abraham Kabeto, and Philip Manyim.

Así, tal cual. Se comen los parciales a veinte kilómetros por hora. Puro deleite para los ojos. Existe la anécdota mil veces contada de un Fabián Roncero que lideraba la Maratona di Carpi (ITA) para tiempos de 2h09 y a quien, uno de los acompañantes junto a jueces y prensa, le dice “¿sabes que vas a 20km/h?”. Era el mismísimo Marco Pantani, el ciclista que subía las cuestas a toda hostia para terminarlas y quitárselas de enmedio lo antes posible.

Ay, eso cuerpos diseñados para volar. ¿Para qué crees que está diseñado el tuyo? El mío, para comer chuletones.

pd. Sigo recomendando a los aficionados a la estadística de la ruta la web de la ARRS.

4 comentarios

  1. Dice ser Mondo Gitane

    El mío, para tensar muslos de suripantas.

    25 Marzo 2009 | 08:05

  2. Dice ser Juanma

    El mío para hacer 2:06

    25 Marzo 2009 | 09:48

  3. spanjaard

    Pienso a ratos abandonar el blog visto el ganado que entra según qué dias…

    25 Marzo 2009 | 10:13

  4. Dice ser Carlos

    Me gustaría compartir diseño con Mondo Gitane, quizá algo menos con Juanma, pero mi ser tira más por la parte del chuletón. Con judías de El Barco, D.O., de entrante. No sería la primera vez… Así nos va.

    25 Marzo 2009 | 12:48

Los comentarios están cerrados.