BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Pesadillas de los 101km de Ronda

Anda Paco, un buen amigo de las zonas levantino-murcianas, con idea de participar en los grandísimos y cuasi perfectos 101km de Ronda. Ya sabes, esa prueba de ultradistancia que organiza el Tercio Alejandro Farnesio de la Legión y que todo corredor debería plantearse algún día (¿o era la maratón de Nueva York?, ¿o era tener un hijo, plantar un árbol y correr una maratón?). Y le contaba medio de cachondeo una especie de pesadilla en vivo, cosa vivida en esa prueba y engordada hasta el punto que ya no sabe uno si es un chisme o una invención o una tremebunda pesadilla. Escapado como escapé del servicio militar obligatorio, coletazos postreros de aquel pionero movimiento de objeción de conciencia (igual que la EpC y la derecha mohosa a la que da miedo leer a Hobbes y a Habermas), pasé por varias fases. Siempre he tenido especial cuidado con los uniformes cuando no están colgados en una percha o un maniquí. Los respeto, y a sus portadores todavía más. Total que amén de los entrenamientos, hay que estar centrado mentalmente. Centrado en ese miedo escénico de estar rodeado de gente armada, de uniforme de asalto, con fama de equilibrados y sensatos y de poner paz en sitios donde la vida no vale casi nada.

Yo de tí haria certificado de últimas voluntades. Yo lo hice, al menos mentalmente. Aún así… al llegar al primer control…

Te surge un ‘uf’.

Sol de cara, km 14 o así de una carrera de 101. Pasas el primer pueblo todavía destilando adrenalina, pasas con rapidez chocando manos de la chavalería local y allá a lo alto, como los de Tráfico cuando montan un control, carrera bloqueada. En ese momento preciso, el de las diapositivas de tu vida pasando por delante de tí, sí, ese. Tu te acuerdas de las multas de tráfico, de si has hecho testamento, de todo; dos tios como camiones parados pidiendo pasaportes. El pasaporte es un documento de obligatorio cumplimiento que has de presentar en cada control de carrera. Pero te preguntas para qué se visten de legionarios si somos corredores civiles… ah, claro, que la organizan ellos y pueden vestir como quieran (pero ya has dejado de ser un corredor con ganas de cachondeo). Te preguntas por qué llevan cananas, armas (aunque no las lleven, se las intuyes, tal es el pánico de una generación antimilitarizada sin razón aparente). Te preguntas si hasta ahí llega tu aventura ultra y te tocas el pecho.

¡Cristo! (en estos momentos te sale la cultura católica apostólica romana aunque seas un blasfemo), ¿Donde he dejado el carné para sellar?

Se te sueltan las tripas. Pongámonos marranos. El caldillo cae por la raya del culo (la vertical). Lívido, te diriges a ellos con una gracieta, “hala, a ver si lo tengo caducado como el dni“, pero no te replican el chiste; ni te replican, ni hablan… solo miran. No están para hacer chistes a casi 2000 participantes; están para controlar la carrera maravillosamente, pero de esto no te das cuenta con los nervios. No reparas que apenas eres un sudoroso gordo con ropa ajustada al que le tienen que pedir acreditación. Como en la KFOR. Totalmente fuera de tí, piensas lo que pensaría cualquier imbécil: que no le tiemble el nervio, ni el dedo del gatillo, ni el pulso, voy a moverme despacio. Le das el carné temblando … tensión, ¿qué hostias mira? … lo sella y te lo da.

Y sales a 3.50/km. No respiras, no miras atrás, eres el mismo Usain Bolts con las piernas de Alberto Contador y las plumas de una gallina ponedora. Te quedan 88 kilómetros al sol, llenos de cuestas, y llevas las pulsaciones y el lactato a 190.

Entre cachondeo y medio verdad, hay que vivir los 101, sin duda. Tan recomendable que me están entrando ganas. Suerte que (seguro) no hay dorsales desde hace tiempo. Espero. No quiero ni entrar a mirar a su web.

5 comentarios

  1. Dice ser sylvie

    Uys, pues creo que estamos en una situeishon parecida…

    Yo tengo al pesao del Krisma queriendo que ese sea nuestro reto en común para el próximo año…y la verdad es que estoy acojonada solo de pensarlo (y eso que no había ni imaginado cómo me sentiría en el km14!!!)…

    Yo también espero que no haya ya dorsales…¿o aún no han abierto las inscripciones? (te estoy picando para que lo mires tú).

    besitos.

    22 Septiembre 2008 | 12:48

  2. spanjaard

    No, Syl, si las inscripciones abren en Octubre, creo. Pero no iré, eso lo saben hasta los chinos.

    22 Septiembre 2008 | 14:24

  3. Dice ser Mondo Gitane

    Tercio Alejandro Farnesio de la Legión?? Nos hemos pasado con los quaaludes, amigo Spanjaard? Reparten tollinas en los avituallamientos?? Dios, quiero ser ultrafondista.

    23 Septiembre 2008 | 07:12

  4. Dice ser Cientounero

    Las incripciones no han abierto aún, y las que se agotan son las de MTB, las de marchadores/corredores suelen quedar hasta tarde.

    Así que a buscar otra excusa.

    Y Sylvie tu lo puedes hacer con seguridad. Puede ser por la pereza de ir a Ronda pero los 101 tiene un perfil relativamente suave y asequible.

    24 Septiembre 2008 | 15:21

  5. spanjaard

    Coño, 101ero, ¿otra excusa?. ¡¡¡Pero si tengo un saco lleno!!!

    24 Septiembre 2008 | 15:28

Los comentarios están cerrados.