BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Deportes de riesgo: "zona cero"

Tras las interminables semanas veraniegas, hoy era el día. Y yo, de retén. Empezaba el colegio con mayúsculas para Martín y Nicolás; la primaria, con buen humor, ilusiones (lo cierto es que los nuestros están encantados de ir) y mochila nueva de Taz. Además un día de calor y de tapón en la entrada del colegio. Es la ZONA CERO. [Añádase aquí mi aversión a los deportes en los que la descarga de adrenalina es inversamente proporcional al tiempo total. Quizá un miedo de fondista, un instinto de conservación o simplemente flojera viejuna]

Como nuestros enanos son del 10-S y el próximo fin de semana tenemos fiesta de cumpleaños, tocaba entregar a sus compis las invitaciones que este año se … hacian a mano. Tenían que haberse hecho ya. Pero se nos cruzó una tarde de parque, una madre que me deja solo porque se pira con las amapamus a un spa y que me confirma que tampoco viene a cenar. No pasa nada. Luis, tu puedes con eso y más. Has descendido el Pallaresa en pleno deshielo, atravesado la cuesta del Infierno en Setenil y más barbaridades juntas. Mañana las hacemos. Te levantas pronto y no hay boquerones que limpiar.

7.30. Arriba. Teresa se despide y desea suerte. Arranco de un brinco. ¡¡¡Quién se ha terminado el cafe????!!! ¿Quién va a ser, si solo somos dos adultos? Claro, si no fuera tan perro me pondría a hacerlo ipso facto pero los crios se levantan. Nótese aquí la diferencia de cuando me levantaba a las 5.20 para irme a correr y al regreso hacía café, desayunos y triples Sukahara carpados con mortal y medio. El running, que ennoblece.

Leches, desayuno, vístelos y caen las 8.15. ¿Quien anda jugando con el universo?, ¿el tiempo se encoge? Ahí teneis las zapatillas, ponéoslas. Se me termina el tiempo, así que habrá que terminarse a mano las invitaciones. Pobres niños cuando vayan a sus padres “mami, Nicolás me ha dado un sobre de colores con una nota que no se entiende nada y un plano del parque de Andalucía”. “Trae, hijo, vamos a llamar a la policia”.
Quince, Paula, dieciséis, Jorge Buendía, diecisiete, Blanca y dieciocho Steven. Son las ocho y media pasadas y … ¡¡¡los bocadillos!!!. En estos momentos me acuerdo de esos madrugones de Abril cuando bocata, desayuno y ropa iban rodados. Pero ahora estoy oxidado y el servicio de atención al cliente está currando. ¡Las zapatillas, Nicolás y Martín!.
Pan bimbo, hay. Quesitos, riss rass, untados. Hum… ayer comieron mortadela, anteayer les ví picando pavo, y el jamón hay que andar cortándolo para que no se lo lleven de un tirón con los dientes. A tomar por saco; combinado de quesitos milrazas, mortadela y pavo. Espero que su memoria funcione mejor a largo que a corto plazo.

8.44. El coche está a 200m, controlado. El colegio a 400. Las zapatillas, ¡pero quereis poneros las p**** zapatillas!. ¿Cojo algo para comer? Tengo los tupper con restos congelados pero les regalo ese minuto a los chavales. Prefiero trabajar en su bienestar a descongelar una glamourosa coliflor con bechamel. Hay que controlar mochilas, quitarles las etiquetas y cortar las bridas de plástico y hasta los precios. Tijeretazo, etiquetas al suelo. Ya me compraré algo para comer. Porque… Teresa me choló el dinero suelto de la cartera para irse al spa de las multicorredoras. Anda que, para una emergencia. Cuatro pisos en avalancha, cruzamos un par de calles, coche arrancado, zigzag entre coches que siguen la misma ruta y jubilados que aprovechan para mover un poco el coche a las 8.48 (¡con lo larrrrrrga que es la mañana de un Jubilator!), aparcamos a cholón y nos adentramos en la zona cero. Ciento sesenta y cuatro pulsaciones, la tensión en 18/11 y la adrenalina por las orejas, diluyendo la cera. Reina el caos, docenas de cabezas apelotonadas intentando asomarse por los escasos 4 metros de la puerta del cole y saludar al niño/a. Y polvo, porque 300 padres, madres y abuelos levantan polvo al apelotonarse -al menos en mi barrio- y porque acaban de terminar reformas en el colegio. Han ampliado el comedor, las cocinas, y han hecho dos rampas de acceso muy útiles para que unos alumnos en silla de ruedas puedan llegar al vestíbulo; las escaleras interiores siguen igual. ¿Darán Educación para la Ciudadanía recostados en un lado, al lado de la conserjería?.

8.56. Zona cero, donde no hay bomberos, policía ni fuego (no hace falta, el pánico se provoca solo). No hay huevos para acercarse. Es el primer día de cole [música tenebrosa]. Según llego la madre de Alvaro me encasqueta el carro con la pequeña “sujétame a la peque que llego tarde con Álvaro”. Sigo sin saber cómo se llama la madre de Alvaro. Supongo que yo seré para ella el padre de Martín y Nicolás. Recíproca pérdida de identidad. Tras 6 años vuelvo a empujar un carro de bebé. Dentro de lo malo los chicos ya están dentro en … en esa maraña de niños parecida a la marabunta. Están las hormigas soldado, que ya se estan cascando el primer día. Las obreras, obrando con su dedo en la nariz. Las hormigas Arribas (con sus zapatillas -por fin- en orden) están contentas con sus amigos de siempre, así que me puedo dedicar tranquilamente a esperar a la madre del bebé y a responder con sonrisas a los comentarios de las señoras que se acercan a decirme lo mona que es y lo tranquila que está.
Bajo la guardia. Son las 9.05 y la tarea está cumplida. Atruenan las sirenas de entrada. Pienso cómo hemos podido crecer sin traumas escuchando esas sirenas de bombardeo mañana tras mañana. Se me ocurren un par de cosas sobre nuestro equilibrio psicológico y tal. La masa grita rodeándome de un guirigay horrososo. Dos o tres docenas de madres exaltadas despiden o dan órdenes o todo a la vez asus hijos. Debe ser interesante estudiar cuánto queda de una comunicación a gritos entre padres e hijos y sirenas.

Paso a la peque a su madre y creo oir algo al fondo sobre la madre que parió a una niña. Me alejo a por el coche; comienzan mis vacaciones. De 9 a 6. Deportes de riesgo….

11 comentarios

  1. Dice ser Cientounero

    Describes muy bien la adrenalina que corre por las venas en esa hora. Y aún tienes suerte. Vives en una capital con colegio de 9 a 6.

    En provincias, mi caso, además de llevar a la pequeña a “aula matinal” a las 7:45, a las 14:50 tengo que robarle 10 minutos a la administración para hacer un rally desde el pueblo de al lado al mio, llegar a mi casa a las 15:00 porque llega la mayor desde otro pueblo en autobús (en mi pueblo no hay instituto), poner la comida e ir corriendo a casa del abuelo a recoger a la pequeña (donde come) que sale a las 14:00.

    ¿Concertación de la vida familiar? ¡Anda ya!

    15 Septiembre 2008 | 21:19

  2. spanjaard

    101ero, tienes toda la razón. Incluir el rallye en este sembrao de deportes de riesgo como intentar conciliar vidas, llegar a fin de mes, sillonball del Euribor (ver cómo asciende o desciende), todo es un bonito elenco olímpico que mantienen los que no tienen problemas ni con las internas rumanas, porque les planchan y cuidan de la pequeña, con los ERE porque ellos son cuadros medios, ni con los inmigrantes violentos porque nunca se han rcuzado en su camino.
    Pero tiempo al tiempo. En mi privilegiado municipio han empezado recortando “los primeros del cole” y ya he tenido que mover mi hora de entrada de 9 a 9.30. En nuestras manos está que les caigan votos a porrillo o que se estanque su manera de dar privilegios a la educación privada y sectaria.
    Disculpen los que estos temas les traen al pairo. Aunque si han llegado a leer hasta aqui abajo será que no les despreocupa tanto la política.

    Salud y deshidratación para todos.

    15 Septiembre 2008 | 21:24

  3. Dice ser Santi Palillo

    Según iba leyendo suspiraba de puro alivio, qué tiempos aquellos y no me refiero a los de mi niñez que fueron algo diferentes sino a los tiempos en que mis ex-pequeños hacían lo propio.

    No entiendo lo de los jubilados de tu calle, yo no muevo el coche en todo el día – salvo viajes – y a las 8:48 todavía estoy dándole a la zapa en el parque lejos del guirigay que se monta en la puerta de los centros, fíjate si se me hará larga la mañana 😉

    15 Septiembre 2008 | 22:18

  4. Dice ser nachoenfuga

    No llegaremos a ver como cae la “complacencia” que el español medio gasta con los conciertos en educación. Los unos colaboran “concertando” a sus hijos y los otros lo ven como la cosa más natural del mundo. Y a la hora de votar, se repiten los esquemas.

    Eso sí, despues las carencias en educación son culpa del gobierno y no de quien está a pie de aula con los niños (escolapios, agustinos, adoratrices, mercedarias, salesianos y demás meapilas). Pues es verdad, la culpa es de quien les da de comer.

    15 Septiembre 2008 | 22:27

  5. Dice ser Yoku

    Tronchante 🙂 pero no creas, ahora mi hijo ya va solo al cole y qué quieres, echo de menos llevarlo cada mañana.

    16 Septiembre 2008 | 08:36

  6. Dice ser Zerolito

    Una sonrisa cómplice acompañando la lectura de este post lo dice todo. Lo has clavao.

    Yo tengo la “suerte” de dejarlos a las 7:50 en el cole. Pobres míos, vaya madrugones les hacemos sufrir. Pero..¿”Los Primeros del Cole” no dependen del Colegio en lugar de la Administración? ¿O eso sólo pasa en Madriz municipio?

    El debate sobre la educación lo dejo para otro momento.

    16 Septiembre 2008 | 09:30

  7. spanjaard

    Z., el Ayuntamiento tiene contratados los servicios de varias esferas, como comedor y extensión de horarios. Han ido reduciéndose con el cambio de gobierno, era previsible. La putada es que ahora no se cuestionan entre las dos administraciones con competencias: CAM y Ayto de Alcobendas. Son de la misma subsección del mismo partido político.

    16 Septiembre 2008 | 10:26

  8. spanjaard

    Yoku, gracias por el tronchamiento. Me acordaré de lo de ir solos mañana mismo, cuando salgan galopando por la acera (no tenemos que cruzar ni una calle) y tenga que ponerme a las 8.50 a 4.40/km.

    16 Septiembre 2008 | 10:27

  9. Dice ser Zerolito

    Nosotros los organizamos desde el AMPA (sin H) y nos libramos de la injerencia de las instituciones. Pero claro, si lo tenéis así montado… txungo.

    No hay nada peor que dos subsecciones del mismo PP (partido político, I mean…)

    17 Septiembre 2008 | 12:23

  10. Dice ser spanjaard

    No sé qué gracia tiene si le quitáis la H. El de nuestro CEIP es una mezcla entre Chicago 1928 y los de la Trinca cuando se disfrazaban. Peripheral trash a tope.

    17 Septiembre 2008 | 12:34

  11. Dice ser Zerolito

    a a a a a ….

    tienes razón, mejor con H

    Ha Ha Ha Ha 😀

    Pues yo me he metido en el ampa del cole (medio por accidente) y voy a luchar por conseguir campamentos urbanos en nuestro CEIP sin tener que pasar por el trauma del sorteo de los Colegios Abiertos del Ayto (ahíto estoy de él, mejor con h) de Madriz. Ala. o Hala, toma ya.

    Y ya sabes. Si quieres continuar con los deportes de riesgo, vente con Gebre y conmigo al Peñalara 😉 Eso sí que no te lo cura una mañana de SPA.

    17 Septiembre 2008 | 14:27

Los comentarios están cerrados.