BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Magia en Denia

5.00am según mi móvil. Suena el acorde de todas las mañanas y pido a las fuerzas de la naturaleza que me dejen ponerme en pie. El empeine izquierdo se queja. Muscularmente no vamos mal, cosas de haber corrido menos y caminad más. Y he de hacer acopio de lo que sea. Me quedan unos 54 o 55km entre la pensión de Muro de Alcoy y la casa de mi familia de Denia. No hay mensajes de ánimo, no hay conversación ni compañero de cuarto. Mal se tiene que dar como para no poder hacerlos antes que se haga de noche. Y si se hace…

Acostumbrado a vestirme hecho un adefesio para cruzar pueblos de madrugada, me sorprendo cómo el cuerpo acepta -tras unos cuantos gritos- volver a trotar. Tomo el carril bici hasta Benimarfull y me ventilo un par de kilómetros de bajada, puente sobre el Serpis, y a subir. Los pueblos con topónimo Beni- (hijo de-) han pervivido como joyas gracias a su alejamiento; ayuda estar situado en una tierra quebrada, todo lleno de barrancos y cerrillos. Además, los macizos hercinianos son más suaves, pero la caliza es más encrestada. Adivinad la geología que debo atravesar hoy hasta la huerta alicantina. Premio: caliza. Benimarfull tiene cola en el bar de la sociedad de agricultores, son las 7 y hago peaje para un tallat con leche condensada y olor a puro. Esos gordos con el puro en la boca me recuerdan que estoy en zona de fiestas y desfiles de moros y cristianos; mover el centro de gravedad de la panza y airear el habano es un arte, che. Y me meto en un laberinto de curvas.

En esta zona del país apenas hay caminos. Hemos abandonado las tierras del secano y de la concentración parcelaria así que las sendas son aquí acceso a algún bancal, entradas a pueblos como Catamarruch, Planes o maravillas similares. Toca ir por la carretera CV700 y no dejarla hasta entrar por la collada de Margarida, para entrar en ese valle bello de la Gallinera. Pero ir caminando puerto arriba por la carretera consume mucha energía. Además os tengo que declarar una preocupación: he detectado que, en verano, trotar aunque sean 300m dan más sed y obligan a beber más que caminar 1km. Al llevar el agua en la mochila y depender de avituallamientos externos (“qué bien me venía ahora el puto coche de apoyo”, pensé cien veces), optas por asegurar a cambio de perder más tiempo.

Las vistas, bonitas. Decenas de ciclistas de sábado, para arriba y abajo. Incluso me adelantó un caminante que hacía más o menos el mismo recorrido, aunque a él le recogería su mujer con el coche a mitad de camino, según declaró mientras me adelantaba y yo digería su pensamiento y una empanada de tomate y guisantes. Pero pasaban las horas, y llegaba como lentitud a Alpatrós, Beniali, y qué poco restaban los números de la cuenta atrás. El cartel de Pego 12 fué lo último que disfruté del camino. El descenso entre el barranco del río me llevó hasta Adsubia a lo largo de más de 2 horas y cuarto. Ni paradas ni llamadas al móvil ni ejercicios de mentalismo ni hostias. Me estaban dando las 14h, 8h de ruta, y había avanzado apenas 41km. Se veía a lo lejos Pego, se veía el mar detrás de unos 10km de marjal, se veían las viviendas apiñadas de Oliva, Gandía, pero se me había escapado la esencia ultra de la que tanto hemos hablado. Algunas llamadas a Pepo y cuatro coñas y un supermercado me aliviaron en falso, a ver, qué iba a decir a mi amigo el mago, que estaba hasta la polla y que de buena gana me daba la vuelta…

Un manojo de rozaduras entre los muslos, periné, escroto y pantalones me ayudaron a terminar de odiar todo. Que lo sepáis. Incluso al blog. Y a sus lectores. Y a Ivan por dejarme tirado y a Pepo por convocar reuniones festivas y a Zerolo por sus chistes por sms y a Sylvie por estar sonriendo tras cada carácter que teclea y al Mudo por hablador y a mi padre por haberme traído al mundo del atletismo. La mente me fué horadando cada musculo y cada tendón durante una recta de 6km que se diseñó como carril-bici entre Pego y Verger. Seis putos kilómetros que terminan en un par de curvitas y se convierten en otros cuatro, igual de monótonos, tan pesados que ya no sabía si el reloj decía las 16h40 o las 18h40 o qué. Para más chiste, no había manera humana de pasar por población habitada. Claro que, cuando avanzas tan cansado y lentamente, un tramo de una escasa legua puede parecerte el mismisimo desierto Mohave. Llegué a la A-7, en otros momentos momento previsiblemente emocionante. En frío, estaba en la mismísima autopista del mediterráneo, cuando apenas 72h antes estaba a 200km, había conseguido la guinda del pastel. Pero en caliente estaba haciendo el gilipollas porque cada desvío de 100m buscando Verger, el cementerio, Poblets, los caminos de la huerta, todo me parecía eterno. Hasta haber sobrepasado las 6 de la tarde era un mazazo colectivo al subconsciente de alguien que llegaba a sospechar que sus riñones estaban sufriendo por la falta de agua, de movilidad.

O sea, en apenas 12h había bajado del valle del Serpis a la huerta, a pie, había hecho 50km, pero la cabeza estaba calculando mil dilaciones, mil paradas, llegar cuando hubiera bajado la gente del castell, ya fueran las mismas 9 de la noche, mejor, mira. Menos calor, molesto menos, total… Paré en el cementerio de Verger. En Verger pregunté dos veces, con el único objeto de parar. De Verger a Poblets habrá 800m no más. Me senté una vez. Paré a la entrada de Poblets. Me paré a la salida (acertaste, en el cementerio). Otra hora más. Las siete. Por fin había entrado en la carretera final, la CV723. Y faltaban todavía 3km. ¿Otra hora, lo menos?

Y todo se terminó.

Pepo es un aprendiz de mago. Bueno, sobre él ya he hablado. Para mí es como un tío lejano que tengo en Valencia, lo más parecido a Don Corleone que conozco. Él no es él sin sus amigos. Bueno, ya me entiende. Pues me llamó, cuando a lo lejos tenía el cartelillo del punto kilométrico seis de la 723. Tres para casa.

-Luisillo, ¿por dónde andas?
-Por el seis.
-¿De la de Gandía o de la buena?
-No, ya estoy en la Carretera de Poblets.
-Vale, te esperamos. Tres por diez… ¿media hora, mas o menos?

Clic. La materialización del momento que había imaginado durante más de tres años, contra la muerte cerebral de un supuesto experto del gran fondo. Un hormigueo me recorría la espina dorsal empapada, exhalaba hasta la última porción de aire de mis pulmones mientras un nudo se me apoderaba del pecho. Y un ruido sordo emergió de mi estómago, tuve que coger aire, o quizá coger aire era lo que producía ese ruido como el hilo que me mantenía en este mundo. Era el ruido previo al llanto. Lloré.

Joder, qué liberación. Y los viajantes de media Historia buscando la fuente de la eterna juventud. Llorar y desaparecer los dolores de mi cuerpo clavado en un arcén fue todo uno. La expulsión de adrenalina. El telefonazo de Pepo era como una inyección directa en el corazón para despertar de un coma. ¿Lo tenía previsto?. Arranqué a … trotar. Ni empeine ni deshidratación ni la desesperanza de llevar 3km sin agua y las perspectivas de no beber más en media hora. Cada vez gemía más fuerte y corría más rápido. El cartelito del 5 asomó en seguida. Un momento de ventilación y una caminata, y de nuevo a trotar. Ciento noventa kilómetros y unas cuarenta horas corriendo y caminando para que una hormona me haga dudar de la utilidad de los mecanismos normales de fatiga. El cartelito del 4. Doble curva en la carretera, estoy seguro que apenas había tardado siete minutos en ese último kilómetro, ¡ya!. ¿Ya?.

En un recodo del camino de acceso a casa aparecía un grupo de seres en camiseta y pantalón corto. Una traca, un abrazo, agradecimientos a las muestras de cariño. Todo había terminado, todos los dolores se tomarían unas horas de vacaciones porque llegaba el momento del alivio: el mejor momento del deporte de fondo. El momento de parar. Empezaba una noche mágica que, sin duda, Pepo contará mejor en su blog.

29 comentarios

  1. Dice ser Malagueta

    Joder Luís, qué pasada.

    Emocionantísimo tío, de lo mejor que he leído últimamente.

    Para tí, supongo que el “viaje interior” ha sido lo más satisfactorio. ENHORABUENA.

    PD: Aún me estoy riendo del barman mezcla Robert de Niro-Sr Barragán…jajajajaja…!!!

    Un abrazo

    19 Agosto 2008 | 12:35

  2. Dice ser Juanma

    Xee, que me has dejado a medias por el gtalk… pues eso, que muy xulo, enhorabuena! 🙂

    19 Agosto 2008 | 12:37

  3. Dice ser Pablo

    Enhorabuena y gracias por contarlo (y por las fotillos). Impresionante. A descansar, ahora. Saludos desde marsella.

    19 Agosto 2008 | 12:44

  4. Dice ser Zerolito

    Enhorabuena, tío. No he visto el chatis del gugle, sorry… luego si eso nos pegamos unos tecleos, chatín.

    Llorar es un mecanismo tan sano como la risa, de hecho hay gente que dice que ésta es una evolución del primigenio llanto. Tu lo has experimentado en tus can’nes.

    Guapas fotos, sobre todo las del final con el gitonic, la pisci y la mesa. Pero tronco, vaya careto gastas. Si esa es la cara de un ultra, me dedicaré en cuerpo y alma al milqui…jajajaja.

    Pues eso, congrats. Muy bien narrado como de costumbre, ha molao hacerte el pseudo-seguimiento, chaval. Un abrazo ahora que estás duchao 😉

    19 Agosto 2008 | 13:13

  5. spanjaard

    Un abrazo pero cuidadín que pincho. Estoy probando a dejarme diversas barbazas y lo mismo me mola (resulta que tengo la barba casi blanca, ¿qué me habéis hecho?).

    19 Agosto 2008 | 13:20

  6. Dice ser Juanma

    mira tú, yo también estoy probando.. más por pereza que otra cosa

    así correría más? (el día que vuelva, vamos… que no falta ya tanto)

    19 Agosto 2008 | 13:39

  7. spanjaard

    Look guarro, se llama.

    19 Agosto 2008 | 13:41

  8. Dice ser Carlos

    Enhorabuena Luis, sincera y doble, ya que te has comido solo lo que era para dos.

    19 Agosto 2008 | 15:34

  9. spanjaard

    Bueno, Carlos, eso en mi familia es corriente. Si dejas a uno se come lo de 4.

    Fdo Mr Atracones

    19 Agosto 2008 | 15:36

  10. Dice ser Carlos

    Escueto reportaje fotográfico pardiez…

    Supongo que ese baño de la penúltima foto, con ese vasito de ¿gintonic?, compensó más que de sobra tanta penuria. ¿Me equivoco?

    19 Agosto 2008 | 15:36

  11. spanjaard

    Esa es la segunda serie clasificatoria de los 30m Aquatonic de las olimpiadas Pépidas.

    19 Agosto 2008 | 15:39

  12. Dice ser lander

    Emocionante relato Luis, enhorabuena por conseguir tu proposito y gasias opr compartirlo..
    Un saludo.

    19 Agosto 2008 | 17:04

  13. Dice ser lander

    todo en esta vida se puede curar con agua y sal… con lagrimas o con el mar..

    19 Agosto 2008 | 17:08

  14. Dice ser vity

    Joer, luis yo también e llorao contigo ; muy emocionante la aventura, gracias por compartirla y por haberlo conseguido, si tu triunfas todos los que te seguimos, triunfamos también, eres un poco nuestro, ( con permiso ) de la madre que te parió. Un saludo.

    19 Agosto 2008 | 17:39

  15. Dice ser Bandoneon

    GEFELICITEERD!!!!!!!!!!!!! ERG LEKER AVONTUUR, ERG LEKER EXCURSIE, ERG LEKER narracion!!!!!!!!!!!!
    No voy a ocultar que siento una sana y profunda envidia, ¿o es inspiracion?

    Abrazo
    ¿Lonely runner’s Club :-))?

    19 Agosto 2008 | 19:37

  16. spanjaard

    ¿Esos palabros son cordobés de Argentina?

    Nada, al final van a tener razón los que defienden la trazabilidad cruzada de las relaciones en la Red. Esto del blogueo está lleno de recompensas, cojones. Qué gran gente sois, estimados bloggers. Hala, a hacer la cena y preparar el tupper para mañana.

    19 Agosto 2008 | 20:01

  17. Dice ser Joan

    Enhorabuena por esta travesía mágica y contarla con todo lujo de detalles , al final tuvo su recompensa en la piscina , jeje

    yo ya he terminado mi periplo por Pekín , he dejado de actualizar mi blog los últimos 3 días, que fueron de una intensidad extrema (apenás paraba por casa..casa pekinesa) , intentaré actualizar ahora que tengo más tiempo.

    por cierto, no he podido entrar en el foro de la nevera los ultimos dias…el gobierno chino me reestringió la página , alguno que hablaría mal de ellos , en fin ..sabes que fuí al USA-España con la bufanda de la demencia? y que canté alguna cancioncilla , ya t contaré 🙂

    19 Agosto 2008 | 21:46

  18. Dice ser maria jesus

    IMPRESSIVE ! No tengo palabras….
    Bueno lo de siempre, que escribes tan bien como corres
    Y seguro que ya estás pensando en la siguiente, no ?

    20 Agosto 2008 | 08:54

  19. Dice ser ikur

    Aupa!

    Bonita aventura la tuya y buena manera de plasmarlo en el blog.

    Saludos

    20 Agosto 2008 | 09:11

  20. spanjaard

    MJ pues no. Estoy dejando que la cosa del correr fluya por mi vida; no le hago demasiado caso. Pero gracias por los piropos. Si algún día edito un libro espero que seas de los que lo agoten de las estanterías…

    20 Agosto 2008 | 09:14

  21. Dice ser ser13gio

    Puto amo.
    Búscate un puñetero patrocinador para hacer carreras o aventuras por ahí y las escribes.

    Enorme ese relato de los últimos kilómetros, me he sentido muy identificado, desde estar hasta el mismísimo rabo de todo, como hasta darte cuenta de que lo has hecho, con tus patitas, tu cabeza y tus sueños.

    Tendrás imágenes para toda la vida, seguro, y eso no tiene precio.

    Enhorabuena.
    s

    20 Agosto 2008 | 16:42

  22. Dice ser stani

    Acho Luis! bonita crónica, nos lo pasamos bien en Denia verdad?, lástima que llegaras tan tarde jajaja. joder con lo tuyo nos dejates a los demás avergonzados, jaja. un saludo.

    20 Agosto 2008 | 17:38

  23. Dice ser Pepevilla

    Eres grande, alcobendense. Y esa foto, con El Mago en la “pisci”, no tiene precio. Un abrazo y enhorabuena…..nos vemos por los canchales.

    20 Agosto 2008 | 21:26

  24. Dice ser Josep Massaguer

    Mucho lo tuyo Luisillo,gracias por regalarnos con esos maravillosos relatos.

    21 Agosto 2008 | 05:46

  25. Dice ser magopepo

    Hola Luís, más vale tarde que nunca.

    Me paso por aquí para dejar púiblica constancia de mi admiración. Y de mi agradecimiento.

    Un abrazo, golfo.

    26 Agosto 2008 | 08:52

  26. Dice ser Yoku

    Cuando todo un hombre llora, bufff, no se puede ni abrir la boca.

    Me has dejado sin palabras. Me he leído varias veces tus andanzas y reconozco que son impresionantes.

    Enhorabuena, Luis. De corazón.

    28 Agosto 2008 | 17:04

  27. Dice ser santi palillo

    Enhorabuena Luis, a cabezón no te gana nadie pero así los demás lo disfrutamos, a propósito llegaste 5 minutos tarde a la cita de la Pujada, tienes que mejorar la puntualidad 😉

    Tuve la suerte de formar parte del grupo de seres en pantalón corto (en mi caso por exigencias del guión, que conste) que lo flipaba cuando te vió llegar con cara de alegría al final del camino entre los naranjos y el estruendo de la pólvora y se produjo ese momento de mágica admiración por tu proeza.

    29 Agosto 2008 | 21:06

  28. Dice ser nacho

    Enhorabuena por la hazaña. Después de vacaciones he vuelto a entrar para ver como había ido la aventura, aunque la suponía exitosa.
    Y lo del llorar es curioso. Lamento quitar encanto al asunto pero me parece una cuestión en gran parte “fisiológica”. Como tu dices, de adrenalina y tal. El cuerpo es por lo menos tan raro como la mente. Lo dice alguien que en kilómetro 41,500 de su primer maraton se dio cuenta que estaba llorando de la misma manera que en el 40 se puso a andar durante unos metros: sin darse cuenta. El coco había ido dejando libre al resto del cuerpo. A su puta bola.
    Eso sí: quedas de puta madre. De sensible, de sacrificado, de hombre “moderno”,…

    30 Agosto 2008 | 22:18

Los comentarios están cerrados.