BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

El plan, ¿de huevo o de vainilla?

Los planes, sin inconvenientes, no son planes. Un plan individual es más fácil de llevar a cabo, sin duda alguna. Pero tiene bastante menos gracia. La noche del viernes tenía que trastocar el esquema total de la travesía (a decir verdad, ya muy modificado de la idea original). Iván me llamaba para contarme cambio de planes y, bien, ahí está. Probablemente hayamos creido todos que la disponibilidad con críos era diferente y ellos están ahora rematando un camino de Santiago que no podrán hacer en bastantes años; era su oportunidad, me decía Ivan.

Como después de tres años de planes no iba a pecar yo de falta de recursos, apenas media hora gestionando la crisis me bastaron para retocar la salida. Las opciones iban desde lanzarme a ciegas a los cuatro días hasta, abandonar, tomarme el fin de semana con mi santa y postponer sine die planes con gente para atravesar algo más que la Casa de Campo. Frente a frente, la pantalla del Fujitsu y yo, con el apoyo moral de mi mujer a mi lado, decidí tirar por la calle de enmedio. Así que tenemos nuevos planes. Esto es como va a quedar. Veremos por dónde y cómo termina todo. Por mi parte, no tengo intención de abandonarlo.

El miercoles 13 tengo un billete de autobús para ir hasta Albacete. Capital de la Muchachada Nuí, ciudad de navajas, de manchegos y de un montón de valores humanos que desconozco por falta de tiempo y de viajamiento. Noche en el H. Cardinal, madrugón y primera etapa. Suena un poco a Vuelta a España, pero así es: Albacete – Almansa. Salen 70km para los que tengo todo el día. Opciones de flojera viejuna en línea más recta, por Chinchilla, Villar y Bonete, o de Camino del Levante, por Chinchilla, Hoya Gonzalo e Higueruela, si estoy fuerte, chulo y demente (y con ganas de hacer 6 o 7km más). Todo en la chepa. Todo en la Diosaz, líquido, ligerísimo recambio de ropa, dinero y visa electron. Móvil+cargador, y poco más. Un estilo, si me paro a pensar, al fin de semana que anduve corriendo por los Castillos del Loira. Entonces llevaba aún menos cosas, con una simple riñonera.

El jueves termino sobando en el H. El Estudio, en Almansa. Será básico para ver si recupero decentemente y me levanto con piernas para la segunda etapa. Almansa – Muro de Alcoy. Variará el paisaje, el acento, todo. Tomamos el territorio Pepo por su extremo oeste. Google earth me da unos 65km, con mejores perspectivas pero un terreno más quebrado, sobre todo superado Fontanars y tras la gran recta hacia Ontinyent. Subiré la serrezuela de Agullent y tomaré (abandonemos de una vez este plural indurainesco) la via verde hacia Muro de Alcoy. Habré dejado ya el Camino de Levante, será terreno de Cocentaina, antiguos reinos moriscos, territorio frontera, ondulación tras ondulación y un calor cada vez más húmedo porque estaremos más cerca de ese mar.

Tras sobarla en el Copacabana de un pueblo que no estará en fiestas, el Sábado 16 es el día en que tengo una cita en Denia. Muro de Alcoy – Denia. Poco más que hacer en el final de este tríptico que levantarme, madrugar mucho para caminar los primeros km y desperezar articulaciones y cerebro, Benimarfull, Planes y encarar el Vall de la Gallinera hasta Beniali, donde habá que remontar la sierra que cierra al Sur ese valle, y tomar unas buenas pistas que bajan hasta Pego y encarar el mar. El paisaje desde arriba, desde abajo, desde cada curva del camino. Apenas en 49 o 50km estaré en Els Poblets, resistiendome (o no) a tocar con mis manos el Mediterráneo, apenas a 3km de ese punto final que será la Pujada al Castell, la balsa mágica de Pepo. En total, calculo que unos 53km para sumar a los 70+65. Recondeando, la aventura se irá sobre los 190km. Buen mordisco, casi cinco maratones en tres días. Buen plan. Quizá debería haber empezado con él.

3 comentarios

  1. Dice ser magopepo

    Por menos de eso hay gente encerrada.

    Por cierto, por lo del regreso el domingo que comentas en elatleta, te sugiero consultar desde Gandía, debe haber trenes y autobuses a Madrid para aburrir. Y a Gandía te acercamos cualquiera en veinte minutos.

    Un agradecido abrazo, golfo.

    11 Agosto 2008 | 12:00

  2. spanjaard

    Pepo, comprado billete desde Gandía. Salgo a las 16h así que podremos desayunarnos los restos de los cubatas y charlar un ratillo. Más no se puede estirar la cosa. Si alguien me acerca a Gandía, estupendo.

    Hay sueltos por ahí que deberíamos estar saturando los sanatorios mentales.

    11 Agosto 2008 | 13:17

  3. Dice ser Juanma

    Gandía…. no era eso la 2ª provincia de Madrid? jeje

    12 Agosto 2008 | 07:14

Los comentarios están cerrados.