BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

37.5

Una temperatura corporal de 37º C (98,6º F) se considera normal, mientras que una temperatura por encima de 38° C (100.4°F) generalmente significa que la persona tiene una infección o una enfermedad. El asunto es, ¿por qué una temperatura ambiente de 37º C es tan escandalosamente calurosa? ¿Tiene el planeta una infección? Ahí, Medline no dice nada. Posiblemente porque es un par de preguntas sin sentido.

Anteayer puse el cuerpo un rato a funcionar mientras en los caminos y campos de la periferia norte de Madrid la temperatura no bajaba de 35º. Apenas sin brisa, equipado con un portabidones y con la estupenda compañía de Paco y Fernando, estuve unas dos horas calentando poco a poco el cuerpo a temperatura horno. Tampoco fue una cosa de sopapo de calor; me explicaré. Salir a correr de parado, incluso con la temperatura tan alta, apenas suponía un calentamiento sino que hizo que el aire del movimiento convirtiera el ejercicio en algo agradable y llevadero. Sí, correr en pleno Julio con 37º puede ser agradable. Qué tendrá.

Con un ritmo suave y correcta hidratación fueron pasando los kilómetros. Tras una hora con dos mínimas paradas en una fuente para recargar la botellita, empezamos a notar más sequedad en la boca, con más frecuencia, para definirlo mejor. Hablar para contar tonterías (único propósito terapéutico del correr) era un lujo cada vez mayor, y dejaba la boca y garganta pidiendo líquido, aunque estuviera calentorro, ya que coincidió con un tramo largo en que el sol nos arreaba de espalda en la riñonada. Y llegados a la 1h40, tras habernos metido un rato por un rastrojo lleno de toperas, cada pequeño repecho era un grado más en la sed de la tarde. Curioso que recuperábamos cuando llegábamos a alguna calle con mejor firme y podíamos erguirnos. Pero también sintomático que, ya con la ligera caida de la temperatura (hacia los 33º, calculo), la solicitud urgente de agua llegaba cada, apenas 500m trotados. Habíamos llegado al déficit hídrico.

¿Fué la temperatura?, ¿la sequedad del ambiente?, ¿la deshidratación por la larga exposición -20km/2h? El ritmo fue sumamente suave, rondando los 10km/h toda la tarde. Pero la continuación del esfuerzo pasó por encima de la hidratación. Pues eso.

1 comentario

  1. Dice ser Pablo

    ¿Hablasteis demasiado y se os evaporó toda el agua por la boca? ¿La lengua movilizó todos los recursos hídricos disponibles? (smiley smiley). Me extraña que ninguno de los comentadores anteriores de este post lo haya dicho antes (casco aquí otro smiley).

    P.S. Seguid entrenando y tened cuidado, ¡llevad más agua!

    25 Julio 2008 | 07:18

Los comentarios están cerrados.