BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Reflexiones: épica y 101km de Ronda

Me he dado unos días a que se me pasara el nervio, y he repasado muchas de las crónicas y comentarios de foros, periódicos, etc. y fríamente veo que se repiten varias cosas, mención aparte a vivas a la patria y al rey y demás alocuciones.

1. La dureza (sic) de la carrera, por activa y por pasiva, sigue dando en los cogotes de los participantes. Por delante y por detrás. Caminantes y killers. Que Claudio maldiga una semana después los ritmos llevados, que ‘no le enganchó’, y coincida con miles de crónicas idénticas durante las ediciones que voy leyendo, es sintomático. Más él que la gente que gatea durante 22 horas. Por delante son también 101k y desniveles duros. Delante también pega el sol. Ellos no tienen la noche así que se topan con un todo-a-11h, sí o sí. Claudio y pandilla tienen un problema añadido respecto de nosotros, cuando las expectativas de ritmo les hunden y les hacen plantearse qué pintan ahí, si caminar es un desdoro, o abandonar….

2. Qué engancha de los 101 parece ser lo que les diferencia de otros eventos (Millas Romanas, 100/24 corricolari, etc). A lo mejor es el acogimiento casi maternal de la Legión (700 soldados y 300 más como personal auxiliar) hace que haya 10 personas por km. dedicadas a los participantes. O sea, seguridad. Al fin y al cabo estamos solos contra la distancia y las cuestas y esa logística evita que despotriquemos de otros días en los que hemos estado al límite de la ‘aventura real’ (p.ej, perderse durante 1 hora por sendas o estar sin agua o comida durante 20km). Porque … no somos tan duros.

3. El paisaje hace que las penas, con pan, sean menos. Aunque no le hagamos gran caso, porque somos así. Un terreno tan variado será muy cabrón pero relaja la mente. Miras qué hay detrás de esa loma, otra curva y después… Quizá ayude a valorar la carrera en conjunto y más de uno también regrese a los 101 por regresar a esos pueblos maravillosos y esos valles. Se da más de lo que pensamos. Correr por la Sierra o Matagalls o Zegama es psicológicamente más descansado que las avenidas del maratón de Sevilla o los sembrados resecos y agostados de los 100/24 por Colmenar abajo.

4. La épica. A ver, soy un descreído, ateo, peligroso antimonárquico y marxista internacionalista. Pero respeto, más bien entiendo, la atracción que ejerce la organización de los 101 para que 1600 personas se lancen a participar en semejante tortura. Me parece que hace de chispa para encender, para tirar de uno cuando busca una carrera al año. O sea, a elegir entre maratones de carretera, ultrafondo en un circuito sosete o urbano, prueba de montaña cercana o en el extranjero, evaluamos ese tono especial que tienen los 101. La suma legión+dureza extrema+boca a boca gana por goleada a muchas opciones. Después, la gente que se embarca por el campo de fútbol de Ronda adelante es la misma que uno se encuentra en Les Templiers, el Macrofondo, MAPOMA o la media de los Palacios. Pero las expectativas de ser héroe por un día harán seguramente que todos lleven henchido el corazón y tal y cual. Personalmente yo iba recitando para mis adentros ‘calma, calma, baja ritmo, baja pulsaciones, distráete charlando’ hasta prácticamente Torre Alháquime, superados de puntillas 40km largos. La euforia es un gran motor pero, una vez consigues motivarte y rellenar la inscripción, lo demás está hecho.

Falta el ‘ambiente’, el encontrarse año tras año con los amigos, lo que queráis. Supongo que estas reflexiones así en un blog y sin un gintonic por medio suenan raras, o radicales o incluso tontas. Más de uno me entendéis y me gusta rascar. Si os apetece, podemos ahondar en ellas. Si no, me podeis mandar a tomar por culo con permiso de la ética del blog (¿se puede decir ética?).

1 comentario

  1. Dice ser Ijon Tichy

    Son reflexiones totalmente acertadas y sin gin tonic, sobre todo las dos últimas que, en mi ignorante opinión sobre estos temas (hice solamente el camino de santiago cinco veces a pie, despacio y sin que la mierda de la religión tuviera nada que ver en el asunto) son las dos “claves” que motivan a cualquiera a meterse en una piradería así. Salud.

    18 Mayo 2007 | 06:45

Los comentarios están cerrados.