BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Un comando del Sinn Delg. se instala en Madrid

…y se van a poner a medir cada centímetro, una vez más, del recorrido de ese Maratón de Madrid que se odia año a año y al que se acude en masa, también año tras año. ¿Y qué es el Sinn Delg? Muy sencillo. Un compañero de foros que se ha puesto científico y quiere testar el tramo del Mapoma que discurrirá por el túnel de Sinesio Delgado. Dicho comando autónomo antiorganizacionista es veterano ya, curtido, rápido pero quiere serlo más. Más veterano lo va a ser aunque se emperre en lo contrario. Más curtido, con las tundas que se homenajea, aunque tiene el listón ya altito, también. Está, ahora, con lo de ir aún más rápido. Allá cada cual.

La cosa es que dentro de nada tocará meterle zapatilla en la red a la carrera madrileña. Por un lado los que se presentan ilusionados a por esas 13.000 inscripciones. Por otro, quienes añoran el recorrido antiguo. Por otro los que aducirán no correr por boicotear a Gallardón y sus obras, culpables de que cada año tengamos lío. Por el contrario, estarán los que alegarán el derecho de disfrutar del recorrido por la ciudad muy a pesar de las obras. También los que vean en esa masa una floral ofrenda a la diosa de las piernas peludas y flacas. Y los que, al contrario, prefieran carreras de 800 personas donde se pueda correr sin que te estorbe la purria.

Los que vengan de lejos con ilusión, los que hayan huido a Valencia o Sevilla a correr sus planísimas carreras. Aparte, los que vean desde sus entrenamientos en la montaña a esas pobres ratillas de ciudad y, frente a ellos, los que compaginen su monte con la posibilidad de correr un día por una ciudad cortada para tí. Todos, absolutamente todos, hablarán de que una noche de domingo, una panda, comando reflectante y armado hasta las zapatillas, se pasaron una y otra vez por las bocas del túnel de Sinesio Delgado para medir los importantísimos 700m de un k.8 de esa maratón de finales de Abril.

7 comentarios

  1. Dice ser Lynnsinhill

    Intuyo que estarás presente,saludos

    09 Febrero 2007 | 09:51

  2. Dice ser Spanjaard

    Lynn, quizá (sin dorsal) en Mapoma. Pero trotar por un túnel a oscuras no está entre mi listado de ‘musts’.

    09 Febrero 2007 | 10:12

  3. Dice ser Santi Palillo

    ¿El Mapoma va a pasar por el túnel?, ¿es de los que se inundan o de los otros?

    09 Febrero 2007 | 10:32

  4. Dice ser Lynnsinhill

    Entiendo tu queja, un tunel es un lugar para pasar en coche… y nada más.

    09 Febrero 2007 | 11:51

  5. Dice ser Anonymous

    No es tanto por ser un túnel sino por una especie de fijación que tienen algunos de remedir y remedar lo que se les da en una carrera. Es como si la obsesión te llevara a repesar y repasar los ingredientes del menú del dia (si ocurre esto y me entero, tranquila que te lo contaré).Spanj.

    09 Febrero 2007 | 12:30

  6. Dice ser Carlos

    Que no se les olvide incluir en sus cálculos el efecto del acople sónico de la reverberación del sonido de la pisada de las zapas sobre el asfalto con el ritmo cardíaco. Dependiendo de si las ondas se encuentran en cresta o en valle la coincidencia de ambas frecuencias, (cardíaca y de paso), pueden tener un efecto de acople o de anulación, por lo que podríamos tener taquicardias o hacer que corramos hacia atrás.Es algo sencillo que se estudiaba en segundo de BUP, (posiblemente ahora con LOGSES, LOES y demás, no se estudie y haya sido sustituita por historia de los héroes locales comtemporáneos de los Reyes Católicos que nunca existieron).Es viernes, sorry.Un saludo. 🙂 ;-)P.D. Admito que leeré sus conclusiones y las haré mías en un vano intento de que me ayuden a cumplir mis objetivos de bajar de las cuatro horas en ese MAPOMA, así que gracias a los “aventureros” y conste que todo lo dicho es en tono de humor sin nada de sarcasmo.

    09 Febrero 2007 | 13:41

  7. Dice ser Carlos

    Perdón, lo de los Reyes Católicos que nunca existieron sí tiene su dosis de sarcasmo…

    09 Febrero 2007 | 13:42

Los comentarios están cerrados.