BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Ya es hora de que alguien apague la calefacción, ¿eh?

A ver si un cambio de diseño en este blog ayuda. Ayer la prensa gratuita -esta que ha regresado con la masa al metro, al tren de cercanías, a llenar el suelo y las papeleras y a mancharnos los dedos de tinta- anunciaba que Septiembre está preparado para traernos agua, lluvias. No se.

Ayer había otra vez más de 35 grados cuando salí, y eso que eran las 7 y media. Terminé una sesión dura (15km suaves+6000 fuertes) por las sendas de la Dehesa Boyal de San Sebastián de los Reyes y tuve que volverme a casa desfondado y deshidratado. Venga gazpacho, venga zumo, venga líquidos durante toda la noche. Tuve que airearme con Jorge ‘el Pelos’ en una terracita con una jarra de cerveza con limón de medio litro, un salmorejo, lo que fuera. Agua durante el mal sueño, calambres por la pérdida de agua primero y de sales después -al hincharme de agua, es lo que pasó.

Y es que ya es hora de que den al botón de ‘otoño’ y que se levante aire, quien coños tenga los botones del clima. Que corra la brisa, que atruenen los cielos, que el campo se vista de pardo. Que tenemos los Castillos de Avila en 7 semanas y ni el río va a correr, ni habrá nieve en la sierra del Zepatero, ni Avila será Avila.

Los comentarios están cerrados.