La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Corazón, corazón; corazón pinturero.

Ha muerto Margarita Seisdedos, la madre de Tamara, Ambar, Yurena

Creo que en los años que llevo escribiendo este blog, es la primera vez que hablo de Tamara, aquella artista vasca que fue bautizada con el nombre de María del Mar y que ella se fue rebautizando durante los años 2000 con otros nombres artísticos como Tamara, Ambar o Yurena.

Me hubiese encantado escribir muchas cosas sobre Yurena, un montón de posts sobre sus canciones, sus divertidas intervenciones televisivas, etc… pero no este: Ha muerto su madre, Margarita.

Desde el año 2013 Margarita Seisdedos luchaba contra el Alzheimer, y cuidada por su hija, con quien seguía viviendo y de quién solo se separó recientemente cuando ésta participó en GH DÚO, el pasado mes de septiembre, justo el día en el que cumplía 91 años, estuvo a punto de decirnos adiós. Yurena lo pasó muy mal y se apoyó en el cariño que recibía a través de las redes sociales.

“Pensé que ayer se apagaba la luz de la persona a la que más quiero en el mundo. Noche interminable que me destrozó. Rezo para que las cosas mejoren cuanto antes y acabe esta pesadilla” escribió entonces la artista.

Prácticamente la conocimos gracias a este momento en el que bolso en mano (dicen que con un ladrillo en su interior), la ‘nueva madre de la Pantoja’ agolpaba de este modo a uno de los frikis del momento que se hacía llamar Arlequín.

 

Fueron muchos los momentos televisivos que Margarita Seisdedos dejó en nuestras retinas (y algunos VHS) para el recuerdo. Secuencias históricas en las que, siempre del lado de su hija (por muy sinsentido que fuese lo que ella estaba haciendo) defendía a su retoño y le daba algunos de los mejores consejos que Yurena ha recibido en su vida.

Con estos ‘grandes éxitos’ de Margarita Seisdedos en televisión, me gustaría recordar a esta mujer que dejó todo en su tierra (incluido su marido) para acompañar a su hija hasta Madrid y vivir con ella el sueño de infancia con el que Yurena (hoy más María del Mar que nunca) siempre soñó: ser una Superstar. Descanse en paz.

Los comentarios están cerrados.