BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Galileo; una cuestión de independencia

MalaCiencia tiene toda la razón: la constelación de satélites de localización Galileo técnicamente no compite con la estadounidense GPS, sino que la complementa. Los receptores de ambos sistemas serán compatibles, y después de delicadas negociaciones las señales de Galileo serán también ‘degradables’ en zonas de guerra, según exigían los EEUU. No hay competencia técnica alguna entre ambos sistemas.

Pero la tecnología no es sólo ciencia aplicada: tiene un componente político, y es en este aspecto en donde Galileo sí que es una muy dura competencia al GPS. Como lo demuestra el hecho de que el gobierno estadounidense luchara durante años para evitar su despliegue.

Lo cierto es que las aplicaciones económicas actuales y futuras de los sistemas de posicionamiento, desde las militares a las bancarias (las transacciones internacionales se datan con tiempo GPS) o las industriales (sobre todo en el sector del transporte) son simplemente demasiado vitales como para dejar el control del sistema en manos de un rival comercial. Europa no puede permitir que en plenas negociaciones por los subsidios agrícolas o del acero el Pentágono tenga la capacidad de desconectar la economía de este lado del Atlántico, aunque no la ejerza. No si pretende tener algo que decir en el mundo del futuro. No es un problema de frecuencias, sino de independencia. Así de sencillo.

3 comentarios

  1. Dice ser jc

    A modo de curiosidad: buena parte de los sistemas de telecomunicaciones (los de gestión de la red sin ir más lejos) también utilizan “tiempo GPS”. Otras aplicaciones bastante populares son, por ejemplo, el complementar servicios NTP en un campus o una WAN con algun receptor GPS. Todo eso y sin salirnos de la fecha y hora.No hablemos ya de logística (planificación de cargas y descargas de barcos, o redes de transporte dinámicas con varios puntos de origen y destino de activación intermitente).

    29 Diciembre 2005 | 19:04

  2. Dice ser Gorki

    Tengo entendido que la URSS montó un sistema similar que ahora controlan los rusos. Por tanto si deja de funcionar el sistema USA, siempre se puede utilizar el ruso sin necesidad de gastar en un carísimo sistema propio absolutamente superfluo que no aparta absolutamente nada adicional al posicionamiento. Pienso que para variar, en vez de copiar algo que los americanos inventaron hace décadas, podíamos gastarnos los duros en algo donde tomáramos la delantera, por ejemplo un sistema automático de conducción de vehículos por las autopistas o algo así.

    30 Diciembre 2005 | 23:11

  3. Dice ser otro observador

    Ya existen proyectos en Europa desde hace tiempo sobre desarrollo e investigación de nuevos medios y formas de transporte, y así, entre otros la posibilidad de crear transportes que se guien por ejemplo por señales magneticas colocadas en el suelo, desplazandose de una manera automática, en donde por cierto se emplearía el GPS.un saludo.

    08 Enero 2006 | 13:48

Los comentarios están cerrados.