De todo corazón

Entradas etiquetadas como ‘antonia’

Antonia dell’Atte, monárquica:”La que da el beso al amigo de la Infanta soy yo”

Acabo de solucionar unos cuantos problemas técnicos.Y ahora os cuento todos los cotilleos que he almacenado. Gracias por vuestros consejos fotográficos, Santero y Leonard Zelig. Os cuento lo que me dijo Cayetana Guillén Cuervo sobre aquella historieta para no dormir que la vinculaba a Aznar. Le he preguntado porque no se comportó y lo desmintió de inmediato como hizo ella, dejando que el runrun corriera durante meses. La respuesta ha sido: “Yo sabía muy bien lo que tenía que hacer. Puse el asunto en manos de Cristina Almeida y ella emitió aquel comunicado. Sobre lo que hiciera la otra parte, yo no soy quien para juzgar. Allá ellos”. Cayetana es muy simpática.

Al final he conseguido bajarme de la memoria interna la famosa foto de Nieves Álvarez, guapísima tras haber sido madre por partida doble.

La foto de Nieves. Estaba un poco asustada. Tiene prohibido salir al lado de ningún cartel de cosmética que no sea la suya.

Blanca Portillo saluda a David Delfín. Le prestó el vestido con el que ambos triunfaron en la Gala de los Goya.

Blanca Portillo con el famoso vestido. Foto: REUTERS

La modelo con el vestido. (Foto: Ángel Díaz/EFE)

El tema de conversación en Cibeles ha sido la portada de Lecturas en la que se puede ver a la Infanta Elena saludando a un amigo. En el desfile de Javier Larrainzar me he sentado entre Marta Robles, vieja conocida de hace muchos años, y Antonia dell’Atte, que cada vez se parece más a la mujer de Zapatero pero en guapa. A Antonia le ha salido la vena monárquica cuando le he preguntado en privado por la separación de la Infanta y la foto del beso: “No era la Infanta Elena, era un montaje. La que le da el beso a ese señor era yo. Se ponen dos cascos y ya está”. Ya hablando en serio, Antonia ha confesado que nunca hablará mal de la familia real, que no tiene ninguna queja de como se han comportado con ella. “Ni siquiera hablo ya mal de mi ex”. De Darek, que ha cortado con Ana Obregón, ha reconocido que es un chico muy guapo. Y que si le ha reclamado somieres y coches es hasta cierto punto lógico cuando las relaciones se basan en montajes y en la conveniencia.

Antonia dell Atte

Marta Robles

El desfile de Larrainzar me ha gustado algún traje de noche. Este chico no me cae del todo bien desde que se quiso hacer publicidad a costa de María Zurita. Ha dejado desfilar a Godeliv, la mulata, lo cual no deja de ser un auténtico detalle. Las lituanas rubias, tan inexpresivas como económicas, inundan la pasarela.

Ailanto ha sido mucho más interesante. Magníficas las faldas pantalón, una prenda de muy difícil confección.

Tessa de Baviera

Se ha acercado así mismo por el desfile de Larrainzar Tessa de Baviera, dedicada a obras benéficas. Ya no diseña bolsos como hacía antes. Tuve uno suyo que compré en El Corte Inglés que me dio un resultado estupendo. Ahora se dedica a obras de caridad, algo relacionado con los pañuelos ( no me enteré muy bien porque estaba la música altísima), y también a los temas que llevaba su madre, fallecida. Tessa es hija del Infante Eugenio de Baviera y de una gran mujer, Marisol de Lesseps, a quien Don Juan, padre del Rey apreciaba mucho. Tessa, bisnieta de la Infanta Paz, hermana de Alfonso XII, no mantiene un trato frecuente con la familia real, pese a lo mucho que esta debe a sus antepasados. Por eso puede decir lo que quiera. Le he preguntado por la separación de la Infanta Elena y ha dicho literalmente que estaba cantado”. Más discreto se mostró el diseñador del taje de novia de la Infanta Elena, a quien me he encontrado frente a un stand: “Sus motivos tendría para separarse. No es la primera vez que alguien se separa. ¿Si la he llamado? Es muy pronto. Pero la llamaré para interesarme por ella cuando transcurra algo de tiempo.

Tambien han estado esta mañana en la pasarela las hijas de Bertín, Eugenia y Claudia, guapísimas. Y su madrastra, Fabiola. Su hijo, me ha contado, está mucho mejor y se cría muy guapo:”Se parece mucho a su padre. Es su viva imagen”.

Eugenia y Claudia y Fabiola

He visto también a Laura Pamplona, la famosa modelo de “Aquí no hay quien viva”. Dejó la serie hace dos años y acaba de regresar de un largo viaje por el extranjero. Sobre su relación con José Luis Moreno, ahora que está convaleciente no quiso hablar mucho. “Nunca fue una relación muy buena, por eso, de hecho tuve que abandonar la serie”. Ha estado sentada al lado de las chicas de Dover. Tenía que haberles preguntado a ellas lo del Suck que tanto os intriga. Me ha dado miedo que se pusieran a cantarme algo.

Chicas Dover y Laura Pamplona

Este post se lo dedico a mi padrino y tío abuelo, José Inglés, sastre oriundo del campo de Cartagena y uno de los hombres más elegantes en el vestir que he conocido. Lo fue hasta el último momento. Murió el viernes a los 97 años.

Ahora os cuelgo unas fotos de Antonia dell Atte, de Tessa y de los desfiles.

Y esta foto de Sofía Mazagatos de propina. Me ha dado pereza hablar con ella. Hasta siempre.

El otro Lequio

Nos leen, y mucho, en Uruguay. Ayer vino desde allí a verme a la redacción el representante de Francesco Lequio, el conde Lequio de verdad, porque como todo el mundo sabe –y Antonia dell Atte ya se encargó de informarnos de ello–, el ex de Ana Obregón no tiene derecho a usar tal título nobiliario. (Foto Francesco de jóven. El parecido con su hermano es evidente) Fotos: Archivo personal Francesco Lequio

Francesco, hermanastro de padre de Alessandro, a quien las pérdidas sucesivas de su madre (Marta Elena Ferrer), su padre (en extrañas circunstancias) y sus abuelos sumieron en las drogas y en la esquizofrenia, ha pedido a los directores de El Cotolengo, la clínica psiquiátrica uruguaya donde está ingresado, que autoricen su traslado a una sucursal de esta misma institución en España.

Aquí, según afirma su representante, Carlos Máximo Flores Santos y Viana, emprendería acciones legales para recuperar la herencia que nunca llegó a recibir y que fue a parar íntegra, afirma su representante, a manos de Alessandro Lequio y su hermana. Poco va a poder recaudar el buen señor. Lo único que recibió de la segunda esposa de su padre, Sandra Torlonia –la madre de Alessandro– fue un telegrama con el siguiente texto: «Sabrás ser fuerte como tu padre. Él ya no se encuentra entre nosotros».

(Imagen actual de Francesco Lequio)Alessandro Lequio, durante las navidades del 2005, en las cercanías del Palacio Torlonia, donde reside su familia en Roma. Copyright Korpa

La carta en la que Francesco solicita a la institución mental donde está ingresado su traslado a España.