BLOGS

Chistes de toda la vida para el chavalerío de Internet, que aún no se los sabe

Ciclo de cine protesta

Con dos testimonios recogidos en tu manifa predilecta puedes montar la película reivindicativa que más te sulivelle. He aquí tres ejemplos, tres:

Rebelde sin casa

Un James Dean algo desmejorado abandona el rancho de su padre en Nebraska para recorrer el mundo. Finalmente, acaba viviendo en un minipiso en Moratalaz a millón el metro cuadrado. El muy gilipollas.

¿Alguien pasa maría?

Más rubia que nunca y tan pizpireta como siempre, Cameron Díaz da vida a una fumeta. Un día se le acaba la china (ella es más de hachís) pero con tal de pasar el mono es capaz de fumarse las hojas.

La Ley del SilenC.C.I.I.O.O.

En qué momento se le ocurrió a José María Fidalgo presentarse en la manifestación de los estibadores. Les sacaba dos palmos a cada uno, de modo que cuando los de la CNT empezaron a repartir se llevó todas las leches. Por ganso.













Los comentarios están cerrados.