Entradas etiquetadas como ‘mareo’

El sorprendente truco tras este mareante vídeo grabado con un móvil

Una ‘videoartista’ quiso mostrar un breve y mareante resumen de lo que estamos experimentando durante el confinamiento por coronavirus.

Su vídeo es una alegoría del complicado momento que están viviendo millones de personas en todo el mundo. Gente que empieza a confundir los días, duerme mal, sufre ansiedad o no sabe cómo vamos a salir de esta diabólica encrucijada. ¡¡¡Un futuro ‘fastuoso’!!! Lee el resto de la entrada »

Un “Lopetegui” en la teletienda americana

El desmayo de Cassie Slane.

Es posible que algunos de vosotros no sepáis lo que es “hacer un Lopetegui” en la televisión. Igual es un concepto que ni siquiera existe y que me estoy inventando en este mismo momento para explicar la noticia más destacada que ha producido la siempre interesante teletienda en las últimas fechas. Así soy yo, un inventor de aforismos.

El término nace del repentino desmayo que sufrió el exfutbolista y hoy seleccionador de la sub21 española Julen Lopetegui en un programa en directo de La Sexta. Fue una de las imágenes televisivas del año 2006 en España y el incidente fue motivo de múltiples comentarios en Twitter durante días (aprovecho para colar mi cuña: ¡seguidme en @elbecario, pliiiis!).

Pues algo muy parecido, aunque menos espectacular, le ha ocurrido a Cassie Slane, una de las caras más reconocibles de la teletienda estadounidense. Cassie, presentadora del canal QVC, estaba contando las bondades de una tablet para los niños, “porque tiene unas aplicaciones que… ¡ahhh! ¡Ups!”. Y ¡plof! La presentadora sufrió una hipoglucemia y se desmayó ante los ojos de los trasnochadores que se entretienen con estas chorradas cosas.

Del desmayo sólo pudimos ver la primera parte, el cómo se gestó, ya que el realizador estuvo francamente rápido y sustituyó la imagen en vivo por un plano con la ficha de la tableta que estaban televendiendo. Igual de presto que el realizador anduvo también el copresentador, Dan Hughes, que tras preguntar a su compañera si se encontraba bien (¡era obvio que no, Dan!) y mientras la sujetaba, seguía el guión en el telepronter. ¡Ah, las cosas del directo, ese que siempre nos dicen cuando alguien mete la pata en la tele!

PS. Os dejo el vídeo del incidente, del que Cassie Slane está felizmente recuperada, según información de su cadena.

Una mujer que alcanzó el éxito de manera inesperada

BecConsejo: “Si te vale a ti, a mí también”

Sabes que ha llegado el verano a la redacción porque los sanfermines empiezan a asomar en las portadas de los periódicos. Sabes que ha llegado el verano a la redacción porque las culebrillas en forma de fichajes llenan las tertulias. Lo que no sabes es que ha llegado también el verano a Palencia.

¿A Palencia? ¿Ya estás otra vez burlándote de las ciudades, como acostumbras a hacer con Albacete o Benidorm? Pues no, aunque Trolly me diga que sí. Todo lo contrario. El caso es que hasta ahora no había hablado de Palencia (localidad que vio nacer a mi amigo Jorge Vicente), pero es un momento idóneo. ¿Cómo? ¿Que no conocéis a la mujer más famosa de Palencia? Ays, perdón, que me voy por las ramas y no os pongo en antecedentes. Voy, voy…

La mujer de Palencia es anónima, como El cantar del Mio Cid, pero este jueves todos hablaban de ella. Resulta que El Norte de Castilla publicó en su web que una mujer había sufrido un mareo en su domicilio y la gente creyó que aquello, en los tiempos que vivimos, es casi rutina y no merecía figurar en un medio de información.

Me temo que era el volcado de un breve de la edición impresa, pero ya os lo decía el otro día con los funcionarios chinos: nadie verá cuándo acertáis, pero el día que os equivoquéis miles de internautas pondrán sus ojos y sus dedos sobre ti.

calamity_photography (Flickr)A esta mujer el éxito le llegó sin querer, pero al medio también. Pocas veces una información tan breve había dado tanto que hablar. Pocas veces una información en un medio local había llegado tan pronto y sin esfuerzo alguno a superar los 2.000 retuiteos. Es como un viral (¿será un viral?) pero sin tener que contratar a un equipo de guerrilleros que te haga el trabajo.

Todos hemos cometido errores. De hecho, yo ostento un triste récord: soy el tipo que más se equivoca del mundo. Sin embargo, jamás he logrado a través de un error las cotas de éxito que ha alcanzado la #mujerdepalencia, un éxito en las redes sociales.

Además de los comentarios de la noticia (“Siento discrepar con la versión oficial pero me temo que es lupus”, “No salgo de mi asombro. Espero que se recupere. Firmado: Dolores Fuertes de Barriga”) ha generado un reguero de cachondeo en Twitter.

Un cachondeo, no obstante, que ha propiciado que muchos compren el periódico para hacer una foto al breve, que ha puesto el nombre del medio en boca de casi todos y que, también es cierto, ha despertado la agudeza de algunos internautas como estos:

  • @Maikelnaiblog: “Para no soliviantar a la población tras los terribles sucesos de Palencia, la cantera del Sporting dejará de llamarse Mareo”.
  • @eldey5: “Y cuando saquen “#mujerdePalencia la pinicula” siempre habrá un gafapasta que pueda decir: a mi me gusto más la noticia”.
  • @vitalirola: “Cierra el News of The World y no puede ponerle unas escuchas a la #mujerdepalencia”.
  • @smmahugo: “Es muy sospechoso que TODA la prensa salvo El Norte de Castilla oculte lo de la #mujerdepalencia Sigues sin creer que estamos manipulados?”
  • @El_Jonan_Baraka: “atiende peña ke me encontrao una #mujerdepalencia y la he dao Red Bull y está ai toa ciclada y mareada VAMOOOOOSSSSS!!!!”

¿Aún creéis que ha sido una mala idea? Me parece a mí que no. Es más, que sepáis que mi próximo post va a ser: Un niño de tres años tropieza en casa y echa a llorar. Cuando sea lo más visto en Menéame, tenga 3.000 posteos en Facebook, 5.000 en Twitter y 24 en Google+ (oye, menos da una piedra) venís y me reñís.

PD: Gracias a @Virginiapalonso por el chivatazo y a @jaijime por las aportaciones.

PD2: Evidentemente, la chica de la foto no es la #mujerdepalencia sino calamity_photography (cogida de Flickr), pero a alguien tenía que poner, ¿no?