Entradas etiquetadas como ‘soldado’

Arrestan a una soldado israelí por agrandarse los pechos

aumentopechoEl sargento Hartman de ‘La chaqueta metálica’ me enseñó hace años que cuando uno decide hacer carrera militar su vida ya no le pertenece, sino que es propiedad del ejército. Supongo que ese mensaje no caló del todo en la soldado israelí que ha levantado cierta polvareda en el país hebreo en las últimas semanas. La joven, cuya identidad no ha sido revelada, decidió operarse los pechos sin el consentimiento de sus superiores y ha sido condenada a 21 días de arresto en el cuartel donde presta servicio.

La chica realiza el servicio militar obligatorio, que en Israel es de 21 meses para las mujeres. Meses atrás había solicitado el permiso de su comandante para someterse a una cirugía estética y agrandarse los pechos. Sin embargo, no recibió la autorización, porque se consideró que no era una intervención necesaria y que perjudicaría a su desempeño, ya que exigía un período de recuperación de varias semanas, en las que no podría trabajar para el ejército.

A pesar de la negativa, ni corta ni perezosa, la soldado aprovechó las vacaciones por el Pesaj (los judíos conmemoran el éxodo de Egipto) para operarse, sin conocimiento de sus superiores. A su regreso a la base militar, un oficial advirtió el evidente cambio físico y denunció el caso a la junta militar. La recién operada fue acusada de “incumplir órdenes de comandantes y haber causado daño a la propiedad militar” (¿recordáis lo del sargento Hartman?). Fue hallada culpable de ambos cargos y obligada a cumplir 21 días de arresto.

Reconozco que la severa disciplina militar es una de las cosas que no he comprendido bien. No concibo ciertos grados de obediencia que casi me parecen sumisión, pero también he de decir que lo que ha hecho esta muchacha me parece muy absurdo. ¿Por qué no aguantar unos meses más para operarse después de salir del ejército? ¿Por qué arriesgarse a sufrir la ira de tus superiores haciendo algo para lo que no te dieron su autorización? Aun así, la duda que más me corroe por dentro es ¿cómo ha quedado la joven, se parece ahora a Bar Refaeli? ¡Ojalá sí!

PS. Os dejo un tremendo regalo: los mejores momentos del sargento Hartman.

Pidió matrimonio a la persona equivocada

BecConsejo: “Comprueba el número antes de marcar”

El tema de hoy se lo comentaba el otro día al bético, un compañero sufridor que aguanta todas mis tonterías cada mañana. Lo había leído por encima en una de las webs británicas a las que suelo entrar y no me había enterado muy bien, así que cuando se lo fui a contar me ocurrió algo que quizás os haya pasado alguna vez: me pareció muy gracioso cuando lo pensé, pero cuando lo conté la chispa se había perdido, era un coñazo carecía de todo interés.

Sin embargo, ahora lo he vuelto a leer y la historia, aunque tampoco es que sea la monda como anécdota de humor, sí tiene su cosa como enternecedor (y raro) momento amoroso. Me explico…

Imaginad que lleváis un tiempo enamorados de una chica pongamos… de la universidad. Al final reúnes fuerzas y la llamas por teléfono. Te salta el buzón. Dejas un mensaje conmovedor, uno bien bonito. La ves al día siguiente y nada. Otro día, y nada. Así hasta que un día te armas de valor y le preguntas: “¿No te gustó mi mensaje?” y ella responde “a mí no me ha llegado nada”.

Pues algo así ha pasado, pero a lo grande, con un soldado británico en Afganistán. El hombre llamó a su novia, que está embarazada, y le dejó un mensaje de lo más tierno donde le pedía matrimonio. ¿El problema? Que en lugar de llamar a su novia dejó el mensaje en el contestador de Diane Potts, una madre de familia de 44 años que, evidentemente, no era el destinatario de la llamada.

Dianne ha subido el audio a Internet (es el que se oye en el vídeo) para ver si localizan a Samantha, la mujer a la que piden matrimonio, o al soldado en cuestión, cuya identidad por el momento se desconoce.

Suena a fake, pero todos los medios norteamericanos y británicos lo dan por cierto. Habrá problemas para localizar al soldado, sobre todo porque dijo que no iba a poder llamar en un mes, pero están trabajando en ello. Si no entendéis el mensaje, ya os digo que a grandes rasgos le pide matrimonio y le dice que la quiere, todo ello de forma mucho más cariñosa, eso sí.

Todo este follón para que luego se divorcien porque el marido lleva a su madre a su Luna de Miel, como le ha pasado a un matrimonio italiano.

PD: Quizás dentro de tres meses, cuando vuelva el soldado, descubriremos quién es, si su chica se la está pegando, si se casan o si la señora Potts deja La bella y la bestia y a sus hijos para casarse con el soldado desconocido.