Entradas etiquetadas como ‘instituto’

Una profesora apareció borracha y sin pantalones en su primer día de clases

lorieannhillLorie Ann Hill tiene un poso de Zelda Rubinstein, la medium Tangina Barrons de ‘Poltergeist’, la señora menuda y poco agraciada que invitaba a la niña Carol Ann a caminar hacia la luz. Ocurre que Hill no es medium, sino profesora, y en vez de pedir a los niños que vayan hacia la luz, les enseñó que la combinación alcohol+trabajo no mezcla bien. El incidente en cuestión tuvo lugar el pasado mes de junio, pero es ahora cuando ha salido a la luz la historia completa.

Hill se estrenaba como maestra en el Wagoner High School de Phoenix y tuvo una entrada grandiosa en su nuevo trabajo. La señora apareció cocida como una gamba y sin pantalones para impartir sus primeras lecciones en el instituto. ¡Toma ya! Eso es sentido del deber y de la oportunidad. ¿Hay algo más underground que aparecer borracho y a medio vestir en tu primer día de trabajo? 

Por suerte para la señora, alguien la vio antes de entrar al aula y le evitó las eternas mofas de sus alumnos. La llevaron a la sala de profesores, le proporcionaron unos shorts y esperaron a que se le pasara la cogorza. También llamaron a la policía, puesto que al ser novata aún no sabían que era la nueva teacher.  Al llegar al instituto, “la encontramos bastante desorientada”, según Bob Haley, jefe de la policía. “Ya le habían conseguido un pantalón corto. Otros maestros no sabían quién era, es nueva y se supone que iba a empezar a trabajar allí”.

La señora Hill confesó a la policía que había bebido vodka antes de llegar al trabajo, algo de lo que daba fe una taza que encontraron en su coche y que, por lo visto, apestaba a alcohol. ¡Al menos es sincera, caray! Una pequeña dosis de buen ejemplo para sus alumnos, la de confesar sus fallos.

El incidente, por supuesto, levantó un revuelo tremendo en el instituto. ¡Todos querían conocer la identidad de la nueva profesora! Para amortiguar el impacto de la borrachera, el director tuvo la afortunada idea de cerrar unos días, por lo que consiguió calmar los ánimos y proporcionó a Hill unos días de anonimato que le habrán venido de maravilla. Por cierto que la señora se habrá ganado un poquito a sus alumnos, ya que gracias a su ocurrencia tuvieron unas improvisadas minivacaciones. Ay, Lorie, venga a la luz, por favor.

Fuente: Huffington Post.

Regala pasteles rellenos de semen a compañeros que le hacen ‘bullying’

cupcakePor lo visto, en EE UU la venganza es un plato que no sólo se sirve frío, sino también asqueroso. Harta del acoso escolar al que era sometida por sus compañeros de clase, una adolescente del Centennial High School de Bakersfield, California, decidió tomarse la justicia por su mano de una manera sucia y original. La chica les obsequió con cupcakes rellenos de -y enumero, según mi criterio, de menor a mayor grado de sustancia asquerosa- alimentos caducados, pastillas, vello púbico y fluidos corporales entre los que se encuentra el semen. ¡Puaj! Esto… ¡puaj, carajo!

Tras probar el regalito, algunos de los agraciados con los pasteles le preguntaron a la cocinera por qué tenían un sabor tan poco agradable, a lo que la muchacha, que estaba ansiosa por ello, no tardó en explicarles que todo se debía a los ingredientes utilizados. La duda que me asalta es ¿cómo demonios consiguió la muchacha el semen para tantos pastelitos? ¿Fue a un banco de donantes de esperma? No me lo explico, porque no quiero recurrir a hablar de una ordinariez que empieza por bu y termina por kake, que es la sugerencia que algunas de las personas que he consultado me han hecho.

El incidente tardó poco en llegar a oídos de los responsables del centro educativo, que pusieron el caso en manos de la policía. Por lo visto, todos los pastelitos han sido comidos o destruidos, por lo que dicen que no se puede hacer ninguna prueba para saber qué ingredientes llevaban. ¿Todos? Me da que quieren pasar del asunto, que no hay ningún Horatio o, ni siquiera, ningún Grissom entre los policías de Bakersfield (sí, Horatio me gusta más que Grissom). Aun así, uno de los agentes que lleva el caso, Joe Grubbs, asegura que la muchacha mintió y que “los cupcakes estaban hechos a base de mayonesa, salsa de barbacoa y salsa de soja, entre otras ingredientes típicos que puedes encontrar en cualquier cocina”. Ah, pero como no se puede hacer ninguna investigación… seguiremos pensando que había fluidos corporales en ellos.

Tiene pinta de que el asunto va a quedar en una suspensión para la joven vengativa y una buena reprimenda para los que le hacen bullying (poco me parece para estos últimos). Además, como medida preventiva, el centro ha prohibido el acceso a sus instalaciones con alimentos de fuera, así que ya no podrán llevar el bocata de casa para el recreo. Y todo por un asunto frío y asqueroso: la venganza.

(FOTO: Flickr)

 

Fingió estar embarazada seis meses como proyecto escolar

BecConsejo: “El fin justifica las mentiras… a veces”

Se me hace raro volver a escribir después de un fin de semana de asueto, pero voy a ver si no se me tuercen mucho las letras y nos entendemos, dentro de un orden.

La protagonista de nuestra historia de hoy se llama Gaby Rodríguez, tiene 17 años, es estadounidense y durante seis meses fingió estar embarazada… como proyecto para el instituto.

Gaby acude al Toppenish High School, en Washington, y decidió que sería interesante fingir que estaba embarazada como experimento social. Antes de echaros las manos a la cabeza, que estáis en vuestro derecho de hacerlo, debéis saber que el director, su madre y, evidentemente, su novio, fueron informados convenientemente de lo que iba a hacer. No así sus hermanos ni sus suegros, que creyeron la mentira durante los seis meses que duró.

Según la prensa norteamericana, Gaby esperó a la asamblea estudiantil para revelar la verdad. Antes, pidió al os compañeros que leyeran comentarios que habían hecho sobre ella durante su embarazo. Como supondréis, había de todo y poco bonito.

Dijeron que había cambiado su actitud, que era irresponsable, que había arruinado su vida… y lindezas por el estilo. Pues bien, después de oír todo eso, Gaby se quitó la prótesis/bulto/cojín que llevaba bajo su camiseta y dejó a todo el mundo boquiabierto, al más puro estilo Holly Thompson.

Mintió a sus compañeros durante seis meses pero, qué queréis que os diga, a mí dentro de lo que cabe no me parece mal. Como experimento “Estereotipos, rumores y estadísticas” (era el título de su proyecto) me parece bien. Habrá contado mentiras para dar y tomar, vale, pero el fin lo merecía.

Su madre no lo vio claro al principio (normal) y su novio desde hace tres años, Jorge Orozco, tampoco. “Pensé que estaba loca y que se iba a meter en problemas con sus hermanos”, dice el pobre muchacho de 20 años. No quiero ni imaginar la tensa conversación en casa de los Orozco:

  • Orozco padre: Hijo, ¿cómo es posible? ¿No te dijimos que tenías que poner medios?
  • Orozco hijo: Los puse, padre, los puse.
  • Orozco padre: No lo entiendo… ¿cómo se quedó embarazada entonces?
  • Orozco hijo: Mmmmm… ¿magia?
  • Orozco padre: No me extraña que se quedara embarazada, hijo, es que pareces tonto…

Volviendo a su discurso, os informo de que los compañeros, que fueron engañados durante medio año, se lo tomaron bien. Se lo tomaron tan bien que hubo una ovación cerrada, con todos de pie.

Y volviendo a la preparación de su falso embarazo, empezó usando ropa ancha y después empleó la prótesis/bulto/cojín. ¿Por qué lo dijo en ese momento? Pues la razón es mucho menos metafísica y trascendental que el proyecto; es más propia de las cosas que hace la muchachada de su edad. Tenía un viaje a Oregon y quería ir sin la molesta barriga. Bueno, eso… y que quiere asistir a su baile de graduación con un vestido bonito, y no con uno premamá.

PD: Lo peor de todo es que los padres del novio se habían hecho a la idea de tener un nietecito… no, ¡si al final igual se han llevado un disgusto y todo!

Una ‘guerra de comida’ en el instituto que acabó mal

Cuando uno tiene 14 años no se imagina otra visita a la comisaría que no sea para hacerse el DNI (a no ser que seas ‘El Vaquilla’). El problema es que, como “los niños de ahora no son como los de antes”, las trifulcas entre menores suelen acabar mal, y eso es algo que en Chicago no se va a permitir.

Si no que se lo digan a las estudiantes Aliyah y Cassandra Russell, dos estudiantes que fueron detenidas en la cafetería de su instituto (Perspectives Charter Middel School) después de una guerra de comida.

Más de dos docenas de estudiantes de entre 11 y 15 años fueron arrestados porque consideraron que si tirarse comida es divertido en las series de Disney Channel, no tiene por qué no serlo en la vida real.

“Nos llevaron a la cárcel, nos tomaron las huellas…” dijo la pequeña Cassandra, de 13 años, a la prensa norteamericana. Ambas hermanas fueron esposadas y ahora tendrán que ir a juicio por tirarse trocitos de zanahorias, galletas, gelatina y leche (claro… como ellos no lo tienen que limpiar…).

Las hermanas Russell volvieron al colegio después de tres días de expulsión y la Policía explicó que intervino en la pelea para evitar lesiones. Los padres de los detenidos deben estar que se tiran de los pelos, si tenemos en cuenta que el 90% de los niños que se gradúan en esta escuela (de alto rendimiento) van a la universidad.

(A mi instituto iba gente que había repetido tres veces…)

PD: No me quiero ni imaginar qué ocurriría en esta “disciplinada” escuela si ven entrar por la puerta a Dustin Reader, el chico de la letra “B” en la cabeza.

– Envía el post:

Bookmark and Share

Los burros y la ignorancia

Germán, un jovencísimo lector de este blog (yo soy apto para todos los públicos), me ha pedido que publique esta carta que mandó al periódico sobre una discusión que tuvo en clase sobre la inmigración con motivo de la Semana Cultura de su instituto en Campo Real. Como su intención siempre es buena y su educación supera a la de muchos adultos, adelante con su reflexion:

Estamos de Convivencias en el instituto y toda esta semana estamos realizando algunos talleres llevados a cabo por El Plan Joven, la Missem… y esas asociaciones que se crean en los pueblos y que engloban a varios municipios. Con motivo de la Semana Cultura se ha elegido el tema de la convivencia, del que hay exposiciones, concursos, salidas al pueblo, conciertos… Ahora mismo parezco un guía turístico anunciando algo de mi propio pueblo, pero voy a hablar sobre algo ocurrido hoy en una actividad que hemos tenido. Video fórum se llamaba.

El taller consistía en ver unos cortometrajes sobre la inmigración, sobre los problemas que tienen los inmigrantes para adaptarse a nuestra sociedad, los cambios que sufrían, las dificultades que se presentaban, la poca aceptación que les ofrecían. Todo esto aún sigue ocurriendo, por supuesto. En acción han entrado ciertas personas, de cierto curso, que han empezado a decir una serie de citas que perfectamente podríamos incluir en un libro de memorias… ignorantes, por supuesto. No os puedo transcribir con exactitud lo que han dicho, pero os dejo una aproximación:

“Es que los inmigrantes sólo roban”

“Es que a los españoles les meten en la cárcel por algunas cosas y a los rumanos les dejan libres por lo mismo”

“Es que los rumanos vienen aquí para fliparse”

“Los rumanos sólo roban y venden droga”

“Los rumanos tienen unos cochazos…” “A unos rumanos de mi pueblo les detuvieron por falsificar billetes”

Y la colección de preciosas citas célebres sigue. Bueno, en la discusión que hemos tenido ha habido barbaridades como esas y más, que, afortunadamente, mi memoria ha borrado. No entendían de razones, no escuchaban, son muy cerrados. Sólo veían la paja en el ojo ajeno, no entendían que la actitud y el pensamiento de las personas chungas no entienden de razas, tampoco entendían que hay inmigrantes e inmigrantes, que no todos son iguales, que hay inmigrantes que roban en las tiendas por verdadera necesidad, y no por su maldad.

Tampoco querían escuchar que nosotros mismos lo hacemos a diario en tiendas enormes aunque no lo necesitemos. Que los corruptos ESPAÑOLES (de pura nacionalidad) se llenan los bolsillos a nuestra costa. Los inmigrantes no son aceptados por comentarios como los de arriba (aunque gente que ha dicho eso tenga amigos que han tenido que cruzar el charco por problemas en su país). No son capaces de hablar de rumanos sin relacionarles con robos y drogas, tampoco les valen las excepciones que confirman la regla. De lo que si son muy capaces es de insultar y despreciar a los inmigrantes a sus espaldas, a grito pelaó, sin ofrecer turno de palabra. Necesitan un chute de empatía en vena, para ponerse en el lugar de todos los inmigrantes que tiene que dejar todo para venir aquí a España (y a otros países) y buscar un trabajo, que no son aceptados por la sociedad, que no les pagan honradamente un trabajo.

No aceptan que todos somos iguales. Y como bien les ha contestado el profesor que estaba con nosotros, nuestros abuelos o bisabuelos tuvieron que emigrar a otros países después de la Guerra Civil, tuvieron que sufrir en sus carnes lo que es dejar otro país. Y es lo que hacen a diario los inmigrantes en los cayucos, venir aquí, donde hay otro idioma, otra cultura, otras costumbres. Nadie les enseña nada, tienen que adaptarse ellos solitos al lugar, pero claro, no reciben ayuda de nadie, y se las tienen que apañar ellos solos para subsistir. Pero claro, los burricos de esta mañana tienen muchas ventajas, se lo dan todo hecho, y por supuesto tampoco aprovechan las oportunidades para estudiar (que hace años eran casi nulas).

– Como se nota que vivís bien -decía el profesor-.

Yo a todo eso, a los comentarios de esta mañana, a lo que han demostrado con lo que han soltado por su boquita, a las barbaridades que han dicho con las personas que tienen que emigrar a nuestro país, a todo eso lo llamo:

IGNORANCIA

Así, bien grande. Esto, además, es problema de los padres. Desde mocos les acostumbran a estas barbaridades. Los padres hacen comentarios sobre lo que escuchan en la televisión, y los niños, como buenos niños, hacen caso de lo que dicen, y luego, de mayores, hacen el trabajo sucio demostrándoselo a todos. Dando ejemplo de lo que han aprendido durante la comida.

Por suerte, he podido decir todo lo de aquí en la discusión de esta mañana, yo y otras dos chicas más. Así que no he ido sólo en la batalla con las voces y gritos que impedían decir lo que queríamos, porque claro, ellos pueden decir todas las gilipolleces que les vengan en gana, pero nosotros no podemos decir nada, que eso no es interesante. Y eso era debido, me reitero, a la ignorancia que desbordaba en el Video fórum.

Pena de mi memoria que no me permite extenderme más, porque han dicho barbaridades como albóndigas de la Esteban de grandes, porque me podía haber explayado como dios. Lo que si tengo claro, por suerte, es que todo lo que recrimino aquí es mi opinión y nadie me la va a cambiar.

PD: Gracias por participar Germán. Espero que no se enfaden contigo XD.

PD2: Saludos para la gente de Campo Real. Espero que nadie se ofenda.

Envía el post:

http://www.wikio.es