Entradas etiquetadas como ‘german’

Los burros y la ignorancia

Germán, un jovencísimo lector de este blog (yo soy apto para todos los públicos), me ha pedido que publique esta carta que mandó al periódico sobre una discusión que tuvo en clase sobre la inmigración con motivo de la Semana Cultura de su instituto en Campo Real. Como su intención siempre es buena y su educación supera a la de muchos adultos, adelante con su reflexion:

Estamos de Convivencias en el instituto y toda esta semana estamos realizando algunos talleres llevados a cabo por El Plan Joven, la Missem… y esas asociaciones que se crean en los pueblos y que engloban a varios municipios. Con motivo de la Semana Cultura se ha elegido el tema de la convivencia, del que hay exposiciones, concursos, salidas al pueblo, conciertos… Ahora mismo parezco un guía turístico anunciando algo de mi propio pueblo, pero voy a hablar sobre algo ocurrido hoy en una actividad que hemos tenido. Video fórum se llamaba.

El taller consistía en ver unos cortometrajes sobre la inmigración, sobre los problemas que tienen los inmigrantes para adaptarse a nuestra sociedad, los cambios que sufrían, las dificultades que se presentaban, la poca aceptación que les ofrecían. Todo esto aún sigue ocurriendo, por supuesto. En acción han entrado ciertas personas, de cierto curso, que han empezado a decir una serie de citas que perfectamente podríamos incluir en un libro de memorias… ignorantes, por supuesto. No os puedo transcribir con exactitud lo que han dicho, pero os dejo una aproximación:

“Es que los inmigrantes sólo roban”

“Es que a los españoles les meten en la cárcel por algunas cosas y a los rumanos les dejan libres por lo mismo”

“Es que los rumanos vienen aquí para fliparse”

“Los rumanos sólo roban y venden droga”

“Los rumanos tienen unos cochazos…” “A unos rumanos de mi pueblo les detuvieron por falsificar billetes”

Y la colección de preciosas citas célebres sigue. Bueno, en la discusión que hemos tenido ha habido barbaridades como esas y más, que, afortunadamente, mi memoria ha borrado. No entendían de razones, no escuchaban, son muy cerrados. Sólo veían la paja en el ojo ajeno, no entendían que la actitud y el pensamiento de las personas chungas no entienden de razas, tampoco entendían que hay inmigrantes e inmigrantes, que no todos son iguales, que hay inmigrantes que roban en las tiendas por verdadera necesidad, y no por su maldad.

Tampoco querían escuchar que nosotros mismos lo hacemos a diario en tiendas enormes aunque no lo necesitemos. Que los corruptos ESPAÑOLES (de pura nacionalidad) se llenan los bolsillos a nuestra costa. Los inmigrantes no son aceptados por comentarios como los de arriba (aunque gente que ha dicho eso tenga amigos que han tenido que cruzar el charco por problemas en su país). No son capaces de hablar de rumanos sin relacionarles con robos y drogas, tampoco les valen las excepciones que confirman la regla. De lo que si son muy capaces es de insultar y despreciar a los inmigrantes a sus espaldas, a grito pelaó, sin ofrecer turno de palabra. Necesitan un chute de empatía en vena, para ponerse en el lugar de todos los inmigrantes que tiene que dejar todo para venir aquí a España (y a otros países) y buscar un trabajo, que no son aceptados por la sociedad, que no les pagan honradamente un trabajo.

No aceptan que todos somos iguales. Y como bien les ha contestado el profesor que estaba con nosotros, nuestros abuelos o bisabuelos tuvieron que emigrar a otros países después de la Guerra Civil, tuvieron que sufrir en sus carnes lo que es dejar otro país. Y es lo que hacen a diario los inmigrantes en los cayucos, venir aquí, donde hay otro idioma, otra cultura, otras costumbres. Nadie les enseña nada, tienen que adaptarse ellos solitos al lugar, pero claro, no reciben ayuda de nadie, y se las tienen que apañar ellos solos para subsistir. Pero claro, los burricos de esta mañana tienen muchas ventajas, se lo dan todo hecho, y por supuesto tampoco aprovechan las oportunidades para estudiar (que hace años eran casi nulas).

– Como se nota que vivís bien -decía el profesor-.

Yo a todo eso, a los comentarios de esta mañana, a lo que han demostrado con lo que han soltado por su boquita, a las barbaridades que han dicho con las personas que tienen que emigrar a nuestro país, a todo eso lo llamo:

IGNORANCIA

Así, bien grande. Esto, además, es problema de los padres. Desde mocos les acostumbran a estas barbaridades. Los padres hacen comentarios sobre lo que escuchan en la televisión, y los niños, como buenos niños, hacen caso de lo que dicen, y luego, de mayores, hacen el trabajo sucio demostrándoselo a todos. Dando ejemplo de lo que han aprendido durante la comida.

Por suerte, he podido decir todo lo de aquí en la discusión de esta mañana, yo y otras dos chicas más. Así que no he ido sólo en la batalla con las voces y gritos que impedían decir lo que queríamos, porque claro, ellos pueden decir todas las gilipolleces que les vengan en gana, pero nosotros no podemos decir nada, que eso no es interesante. Y eso era debido, me reitero, a la ignorancia que desbordaba en el Video fórum.

Pena de mi memoria que no me permite extenderme más, porque han dicho barbaridades como albóndigas de la Esteban de grandes, porque me podía haber explayado como dios. Lo que si tengo claro, por suerte, es que todo lo que recrimino aquí es mi opinión y nadie me la va a cambiar.

PD: Gracias por participar Germán. Espero que no se enfaden contigo XD.

PD2: Saludos para la gente de Campo Real. Espero que nadie se ofenda.

Envía el post:

http://www.wikio.es

Por muy mal que hables inglés, siempre hay quien lo hace peor (I)

Estoy aprendiendo inglés. Poquito a poco, sí, porque a veces me cuesta seguir el ritmo que marca Muzzy. De momento manejo con fluidez tres expresiones: “close the door”, “open the window” y “my tailor is rich” (esta última no sé si me servirá de algo, pero bueno, el saber no ocupa lugar, como decía mi abuelo).

Me apunté porque estaba muy preocupado. Me decían en la Facultad, “aprende inglés, que sin el inglés hoy en día no se llega a ningún sitio”. Y yo, claro, me sentía fatal.

Pero poco a poco he ido descubriendo que mientras viva en España me puedo permitir chapurrear. La entrevista de Germán, tronista de Hombres y mujeres y viceversa, a Jim Carrey me da fuerzas para seguir aprendiendo. Es un espejo en el que mirarse, cómo hacer tanto con tan pocos recursos… ¡es un… ¿genio?!

PD: (21:54) Me sabía tres frases y mal. Pues no que puse “taylor” en lugar de “tailor”!!! (Mil gracias, Jano)

Codeándome con los famosos: “Graba lo que sea, pero grábalo todo”

Resulta que tanto insistís en que no tengo gracia que habéis hecho que me lo piense y me plantee aprender. Por eso, ayer acepté una invitación para ir a ver Cómicos de cine, una especie de Club de la Comedia donde me codeé con un montón de famosos de la Liga Adelante (que es como se llama ahora la Segunda División).

Aunque no os lo creáis, yo estaba invitado al acto, como Silvia Jato o Juan Imedio. Bueno, vale… a mí me invitó la FNAC, pero también cuenta, ¿no? Al fin y al cabo, entré por la alfombra roja, como ellos.

Luego tuve que mezclarme con la gente, porque como bien sabéis mantengo mi identidad en el anonimato y soy muy celoso de mi intimidad. Así que me dije: “Becario (sí, cuando me dirijo a mí me llamo “becario”) ésta es tu oportunidad. Graba todo lo que veas, lo que sea, pero grábalo todo, haz fotos… el mundo es tuyo”.

Saqué mi móvil y me puse a hacer de todo como un descosido. Y venga a grabar vídeos. Y venga a hacer fotos. Y venga a grabar vídeos. Y venga a hacer fotos. Un no parar, vamos.

Pero cuando llegué a casa descubrí que mi móvil era una patata (ahora veréis por qué). Además, me quedé sin batería justo en el mejor momento: cuando a Carme Chaparro (la bellísima presentadora de los informativos de Telecinco) se le caía el bolso al suelo y el personal se tenía que agachar a recoger sus misteriosas pertenencias (así quedo muy bien, porque la verdad es que no tengo ni idea de lo que llevaba… ¡cualquiera veía algo con tanta gente!).

Eso sí, me alegré mucho por Efrén, que por lo que vi ya ha superado los problemas personales que le impidieron visitar nuestra redacción.

Viendo cómo resolví la situación, os confieso que a mí tampoco me extraña que no me paguen por el blog

PD: Espero que os gustase el post de Hospital Central, porque tuve que grabármelo y quedarme luego hasta las 2 de la mañana viéndolo para tenerlo ‘calentito’ a primera hora.

-> Es tu turno: Mándame tus fotomontajes, tus vídeos raros (propios o de YouTube), tus parecidos razonables… cualquier cosa que te haga gracia y quieras que publique, a elblogdelbecario@gmail.com o en la sección “contacto”