Entradas etiquetadas como ‘animadora’

Una abuela de 55 años quiere ser animadora de la NFL

Estoy seguro de que la mayoría de vosotros, a estas alturas, ya sabéis que todos mis posts se pueden resumir en una línea, a veces incluso el contenido de los mismos cabe en un titular. Luego queda, para los que tienen interés, ver las fotos, el vídeo o leer los párrafos de acompañamiento; esto último solo si tienes un interés inusitado (una palabra que cada vez decimos menos) o si eres mi madre. La pobre se ve obligada a leer todo lo que escribo y le dice a mi padre: “¿Ves? Al final el niño aprendió a escribir. Ya te dije yo que todos esos golpes que se llevó en la cabeza de pequeño jugando al fútbol no le han dejado secuelas” (pobre, cómo me quiere).

El post de hoy no es excepción y lo podríamos resumir en: una mujer de 55 años, abuela de dos criaturas (nietos), quiere cumplir su sueño de toda la vida y convertirse en cheerleader de los Dallas Cowboys, de la NFL (la liga de fútbol americano, ese lugar en el que hombres como armarios empotrados llevan hombreras como si aún viviéramos en los años 80). Pero esto es el blog del becario, mis jefes me exigen más. De lo contrario, este mes no me darán los cinco bocadillos que me pagan religiosamente desde hace unos años a cambio de mis servicios.

Por ello os doy algunos detalles más sobre la historia. Lo cierto es que Sharon Simmons, protagonista de la historia, tiene una figura envidiable. Ya no hablo de una figura envidiable para su edad, porque nadie le echaría los 55 años que tiene. Me refiero a que tiene un físico que ya quisieran muchas chicas de 20 de las que te miran por encima del hombro en el metro (a quién quiero engañar, a mí todas me miran por encima del hombro… a quién quiero engañar, a mí no me miraban ni mis padres cuando me recogían del colegio, mucho menos las chicas).

Cuenta Sharon a la prensa estadounidense que su sueño de siempre fue ser animadora (“save the cheerleader, save the world”), pero que cuando estaba en la edad de serlo (veintialgo) se vio envuelta en la crianza de su hija que, como entenderéis, es más importante que los pompones y el “Dame una C, dame una O, dame una Z, dame una COZ” (soy un poeta; lo sé).

Ahora bien, la pobre ha criado a su hija y no es plan de quedarse de cuidadora de los nietos, por lo que ha decidido coger su último tren y presentarse a las pruebas en mayo. Cuando lo haga, esta estrella del fitness tendrá ya 56 años. Los mismos que Ana Rosa Quintana, Eduardo Zaplana e Isabel Pantoja (esto es información, no opinión).

Entrena a diario con una coreógrafa y se prepara a conciencia (obviamente “se prepara a conciencia”, Bec, sería estúpido que se preparara “sin ponerle mucho empeño”, ¿no?). Si consigue convencer a los jueces se convertirá en la animadora más vieja de la historia de la NFL, ya que hasta ahora no hubo en la liga una cheerleader (porrista, si me leéis del otro lado del charco) mayor de 42. Toda la suerte del mundo, Sharon, que los sueños están para cumplirlos o, por lo menos, pelearlos.

PD: Perdón porque soy consciente de que hoy he estado especialmente disperso. Será porque los viernes me trastornan.

La animadora que perdió su trabajo por su doble vida

Ya no hacen dobles vidas como las de antes. Cuando yo era pequeño, para tener una doble vida tenías que ser espía, asesino en serie, ladrón de bancos, escritor de éxito en la piel de un mendigo o cocinero antes que fraile (ah, no, esto último no es una doble vida, es un dicho).

No obstante, os cuento la historia de Nicole Zivich, una muchacha estadounidense de 24 que ha perdido su empleo como entrenadora de animadoras en un instituto por culpa de su “doble vida”, como lo han llamado en algunos medios norteamericanos. Cuando acabe el relato me decís si apoyáis la decisión y, sobre todo, si merece la pena llamarlo “doble vida”, “vida y media” o “media vida”.

Nicole fue despedida el pasado 21 de noviembre porque por el día entrenaba a adolescentes y por la noche trabajaba de camarera en un sitio de falda corta y uniforme ajustado. No, no queráis leer más allá. El sitio es un restaurante, pero las camareras llevan falda corta y uniforme ajustado.

Sin embargo ese uniforme y ese empleo no deben casar bien con el entrenamiento de jovencitas, porque la madre de una de estas muchachas escribió escandalizada centenares de correos (sin exagerar) protestando por el hecho de que Nicole pudiera compaginar estos dos trabajos, incompatibles según su forma de pensar.

El instituto no confirma que el despido sea por eso (la razón oficial fueron “diferencias de filosofía”), pero los abogados de Zivich están trabajando en ello a partir de los polémicos emails que envió la madre. No obstante, parece ser que entre la directiva del centro y la mujer que envió los más de 200 correos había una excelente relación, según la prensa estadounidense.

Yo ficharía a esa señora y trataría de convencerla para que la misma intensidad y convicción que le pone para echar a una entrenadora de animadoras por ser camarera la pusiera para hacer caer Gobiernos o para acabar con la crisis. Me la imagino escribiendo correos a Merkel y Sarkozy, en plan spammer: “Señores Merkel y Sarkozy, Europa está hecha una basura y la situación no puede seguir así, o arreglan esto o me veré obligada a escribirles correos un día sí y otro también”.

A lo mejor la primera semana no hacen caso, ni la segunda… pero imaginad un mes y otro mes así, con centenares de correos de esta mujer indignada que se mete también en temas personales (con Nicole lo hizo): “Señores, ustedes son padres, están desatendiendo a sus hijos con todo esto de no querer arreglar el euro… supongo que son conscientes de que no se puede prolongar más esta crisis”.

PD: Como se entere la mujer que hay una actriz porno (Sasha Grey) que va por los colegios leyendo cuentos a los niños… ¡Arde USA!

PD2: ¡LA DÉCIMA!

Lo más raro que ha pasado durante la semana (14-20 de febrero)

BecConsejo: “Ve con cuidado”

Como de costumbre intento no enrollarme en el post resumen semanal. Simplemente os recuerdo que en esta entrada damos cabida a aquellas cosas curiosas que durante la semana no han tenido opción de aparecer en este descabellado intelectual blog. Ahí vamos…

1. La contorsionista con claustrofobia

Es posible que conozcáis a Kirsty Nicholson. Kirsty es una contorsionista de The Circus of Horrors que intentó entrar en el circo como cantante y terminó de aquí-me-meto-haciéndome-una-bolita.

¿Sigue sin sonaros? Quizás os acordéis de la vez que unos hooligans le tiraron un ladrillo y le hicieron un corte bastante feo en la cara. ¿No? Bueno, pues como veo que la mayoría de vosotros seguís sin caer, os cuento su historia.

Tampoco es que tenga mucha chicha (ni ella, ni la historia), así que intentaré resumirla. Kirsty, que tiene 23 años, padecía claustrofobia en su infancia, algo incompatible con su sueño de ser contorsionista.

Entonces su madre, muy hábil, decidió combatir su miedo obligándola a encajarse en cubos y cestas (bueno, en sitios pequeños en general). A medida que lo fue haciendo, lo fue superando y… ¡SORPRESA! Adiós el miedo, bienvenido el trabajo.

Dejadme solo un momento, voy a mi habitación a llorar… me he emocionado.

2. La portada o los pompones

Ya sabéis que salir en Playboy muchas veces trae consecuencias negativas. Basta con recordar aquel post de “Profesiones incompatibles con los posados de Playboy”, que hicimos en el mes de julio.

Ejemplo de ello es también Taylor Corley, una animadora de 18 años que posó para la famosa revista con el sobrenombre de Taylor Stone y que ha sido obligada a dejar su puesto.

Bueno, obligada… no exactamente. La Mississippi State University obligó a Taylor a que eligiera entre ser animadora o modelo de revista y ella, consciente de que animando tampoco iba a tener mucho futuro, optó por lo segundo.

Es más, no sólo ha dejado de ser animadora. Según la prensa internacional, nuestra joven protagonista está también pensando en dejar la universidad para labrarse una carrera televisiva. Que tengas más suerte que los chicos de OT, Taylor.

Bien es cierto que el posado (no es la imagen de la derecha, como supondréis es otra en la que sale con menos ropa) fue anterior a su ingreso en el equipo de animadoras, pero viendo cómo funcionan las cosas en Estados Unidos, era fácil prever que podía pasar algo así.

Supongo que algún quarterback andará llorando por las esquinas de la universidad.

3. El carrito ‘tuneado’

¿Alguna vez habéis visto carritos de bebés tuneados? ¿No? Pues es el momento, porque Harry Berry tiene un coche fantástico, cortesía de su papá, Richard, un señor galés de 44 años que, como buen padre, quiere lo mejor para su niño.

Y lo mejor para su niño es instalarle en su carrito un reproductor de DVD, un aspirador, un calienta biberones, paneles solares y navegación por satélite, según leo en la prensa británica.

Cuenta Richard que la gente le para por la calle para ver el carrito fantástico, lo que nos hace pensar que quizás no todo es (sólo) por el bien del crío, sino que también influye (aunque sea un poco) el ego de papá.

El vehículo, que necesitará (digo yo) unos buenos brazos para ser impulsado, cuenta también con unas ruedas más gordas de lo habitual, un soporte de vaso y una bandeja.

Tiene también faros, matrícula, un reproductor de MP3, una sirena, una bocina… vamos, todo lo que suele ser necesario para un bebé.

Richard, me sé yo de unos cuantos barrios por los que no te aconsejo que pases con el carrito, si quieres conservarlo, claro.

4. Demasiado pendiente de la PSP

Sé que este vídeo no es de esta semana, pero probablemente muchos de vosotros no lo habréis visto. Gaby, corresponsal transatlántica, me informó hace unos días de que un chaval de diez años se cayó a las vías del metro en Loreto (Milán) porque se despistó mientras jugaba a la PSP. La escena fue grabada por las cámaras de seguridad, que también captaron cómo el policía Alessandro Micalizzi rescataba al muchacho despistado.

Aunque lo impactante es el vídeo, aprovecho para reflexionar (sin que sirva de precedente)… ¿por qué caminaba torcido y no en línea recta? ¿Será uno de esos casos en los que te metes tanto en el juego que cuando le das a saltar saltas tú también de forma instintiva? Y, lo más importante… viendo cómo va la gente en Madrid… ¿se habría dado cuenta algún viajero de que un niño se caía a las vías?

PD: Gracias a @tinoserrano, once again, por la colaboración.

PD2: Corregido lo de la universidad de Mississippi.

¿Te has perdido las últimas entradas?

Aquí puedes verlas de una forma diferente y rápida.

El niño que se ligó a la animadora

BecConsejo: “Apunta alto”

Es un post en el que me va a tocar abrir el paraguas, lo sé. Es un post donde tendría que haber puesto a 432.454.652 trollys para poder aplacar a las hordas de amigüitos que me dirán lindezas tras leerlo, lo sé. Es un post que “por qué ponen en portada de un periódico esas cosas” y “ojalá y te despidan” y blablabla, lo sé. Dicho lo cual… allá vamos.

A veces me gusta traeros historias de superación, de esfuerzo, de constancia… hoy es una de ésas. ¿Cuántas veces te has enamorado de alguien en el colegio, en el instituto, en la universidad? ¿Cuántas veces has intentado que te den un beso y no lo has conseguido? ¿Cuántas veces has tenido dudas porque no has sabido cómo pedirlo? (Y no me vengáis con que los besos se dan, no se piden).

Chicos y chicas que no habéis tenido suerte en el amor, este niño os va a abrir los ojos. Si quieres algo, dalo todo, insiste y, con un poco de suerte, cosecharás grandes resultados…

¿Habéis visto? El niño insiste y consigue su beso, aunque me tiene un poco mosqueado que no haya querido explicar su táctica infalible. Cuando le pregunta el cámara (su padre, entiendo) él se encoge de hombros como diciendo: “Chaval, esto se tiene o no se tiene”.

Dicho esto, os advierto:

– Este vídeo es de una táctica infantil

– Vea detenidamente el comportamiento del niño

– En caso de duda, no lo aplique en una discoteca

Lo digo porque me veo que algunos de vosotros (suerte para vosotras, que no tenéis que ligar, porque podéis elegir -¡guapas!-) se apunta esto como truco infalible made in becario y el sábado, en una discoteca, se acerca a una joven manceba a pedirle un beso. Si no tenéis seis años (si los tenéis, probablemente no os dejen pasar en la discoteca) el porcentaje de error es bastante alto, aviso. Es más fácil que os llevéis una galleta (ni dulce, ni salada) que un beso.

Si pasa eso, no quiero denuncias por daños y perjuicios 🙂

PD: Aprovecho para pediros, lectoras del blog, algún truquillo que nos valga para salir del paso. ¿En qué fallamos los hombres cuando os intentamos ligar?

Se comió a la animadora

Los descansos de los partidos de baloncesto (de cualquier partido, en realidad) pueden hacerse pesados… más aún en la NBA, que los partidos ya son eternos de por sí.

Por eso hay que innovar, y ya no vale con que las animadoras salgan a bailar, que un grupo de niños echen un siete contra siete en media pista, que la mascota del equipo haga el ganso, ni que den mil euros al que meta canasta de espaldas desde el centro del campo.

¿Solución? Como solemos hacer en España: mezclar. Coge un poco de esto, un poco de lo otro y ale, arreglados.

La mascota de los Raptors (un pequeño dinosaurio cabezón) se zampó a una de la animadoras en el descanso del partido que jugaron los de Calderón ante los Nets.

A ver si inventamos algo para el fútbol… que eso de tirar desde el centro del campo se está empezando a pasar de moda.

PD: La historia me llegó por el boca a boca de Internet (Twitter). Me lo chivó Nuksazi que se lo había visto a hernannadal.

– Envía el post:

Bookmark and Share